Messi, una leyenda sin fin con su sexto Balón de Oro

El delantero argentino consiguió su sexto de Balón de Oro este 2 de diciembre, estableciendo un nuevo récord. Uno por encima del portugués Cristiano Ronaldo, Messi es el jugador más laureado de esta década. El portero del Liverpool Alisson Becker y la estadounidense Megan Rapinoe también consiguieron premios individuales este lunes.

Cuesta encontrar en el diccionario los calificativos para Leo Messi, cuya leyenda no para de agrandarse y este lunes añadió otro capítulo histórico al convertirse en el único jugador en tener seis Balones de Oro.

Diez años después de su primer Balón dorado en 2009, el capitán del Barcelona se hizo con su sexto galardón, superando al defensa del Liverpool Virgil Van Dijk (segundo) o su adversario histórico, Cristiano Ronaldo (tercero).

El astro argentino deja atrás al luso, poseedor de cinco Balones de Oro, pero también a otras leyendas del fútbol como Johan Cruyff, Michel Platini o Marco Van Basten con tres.

«Leo lo ilumina todo», decía a mediados de noviembre el técnico del Barcelona, Ernesto Valverde, sobre su capitán, que parece seguir mejorando, según van pasando los años desde que debutara en partido oficial con el Barça en octubre de 2004.

Fue imprescindible para que el Barça ganara en mayo la Liga 2018-2019, apenas unos días después del nacimiento de su tercer hijo, Ciro, y pese a que el equipo azulgrana no pasó de semifinales en la Liga de Campeones y perdió la Copa del Rey contra el Valencia, Messi, siguió sumando récords.

Pieza básica

Volvió a ser máximo goleador de la Liga con 36 goles para ser el primer jugador en conseguir seis Botas de Oro, otra vez por encima de las cinco de Cristiano Ronaldo y, de paso, marcó su gol 700 con la camiseta azulgrana en las semifinales de la ‘Champions’.

A sus 32 años, sigue siendo la pieza imprescindible de un Barça, que depende de sus goles, sus pases y su visión de juego.

«El que más ha marcado la diferencia ha sido Leo, aparece solo en una jugada y te la mete», decía el domingo el centrocampista del Atlético de Madrid, Saúl Ñíguez, última víctima del rosarino (1-0), que mantiene a su club líder del campeonato español.

De perfil bajo y habitualmente parco de palabras, Messi ha multiplicado sus declaraciones desde que se enfundara el brazalete de capitán que dejó vacante Andrés Iniesta en 2018, en un nuevo paso en su club de toda la vida al que arribó en 2001.

Messi se forjó como futbolista en la Masía, el famoso centro de formación del Barça, al tiempo que continuaba con un tratamiento que había iniciado en su Rosario natal para tratar un problema de falta de la hormona del crecimiento.

En 701 partidos durante los últimos 15 años con la camiseta azulgrana, Messi lo ha ganado todo convirtiéndose en el jugador barcelonista con más títulos.

En su palmarés figuran 4 ‘Champions’ (2006, 2009, 2011, 2015), 10 Ligas, 6 Copas del Rey, 8 Supercopas de España, 3 Supercopas de Europa y 3 Mundiales de Clubes.

Argentina, su espinita

De paso también ha ido coleccinando récords individuales: mejor goleador histórico del Barcelona (614 goles), también lo es del campeonato español (428) desde que en 2014 superara el récord que 60 años antes había establecido el mítico delantero vasco Telmo Zarra con 251 tantos.

En la pasada temporada, también igualó a Zarra en el número de trofeos ‘Pichichi’ al máximo goleador de la Liga con seis reconocimientos (2010, 2012, 2013, 2017, 2018, 2019).

Al pequeño jugador argentino, casado con Antonela Roccuzzo, con la que tiene tres hijos, sólo le queda la espinita de la selección argentina, a la que el otro astro argentino Diego Armando Maradona había llevado a la cima en el Mundial de 1986.

Ganador del oro olímpico en Pekín-2008, Messi no ha repetido con la Albiceleste, con la que ha jugado cuatro mundiales desde Alemania 2006, siendo probablemente lo más doloroso la derrota frente a Alemania (4-0) en la final de Brasil-2014.

La Copa América también es una cuenta pendiente en la lista de Messi con las finales perdidas en Venezuela-2007 contra Brasil o contra Chile en 2015 y 2016, además de caer en cuartos en 2011 con Uruguay o en semifinales con Brasil en 2019.

Año triunfal para ‘Pinoe’

En categoría femenina, los honores fueron para Megan Rapinoe, la estrella que lideró a la selección norteamericana a un cuarto título mundial el pasado mes de julio en Francia.

La jugadora del Seattle Reign FC, máxima goleadora y mejor jugadora del Mundial, sucede a sus 34 años a la noruega Ada Hegerberg, ganadora en 2018 en el lanzamiento de este galardón concedido por la revista France Football.

En el podio estuvo acompañada por la inglesa Lucy Bronze y por su compañera en la selección norteamericana Alex Morgan.

Con una personalidad arrolladora, que ha superado rápidamente el marco futbolístico, Rapinoe es una figura feminista, que marcha en primera línea de la lucha por los derechos de las personas LGBT y la igualdad entre hombres y mujeres, y convertida en un ícono de la oposición al presidente norteamericano Donald Trump.

Rapinoe no asistió a la ceremonia celebrada en el Theatre du Chatelet, aunque dejó un mensaje de agradecimiento en un video: «No puedo creer que lo haya ganado. Hemos vivido un año formidable».

«Tenemos la suerte de que tenemos a nuestro lado a todas esas jugadoras que nos empujan a lo alto. Haré todo lo posible por estar ahí el año próximo», añadió.

Alisson, mejor portero

La velada se completó con otros dos premios. El brasileño Alisson Becker se llevó el Trofeo Yashin, que se concedía por primera vez al mejor portero del año.

«Significa mucho y es la recompensa a mucho trabajo», declaró Alisson. «Es muy bueno recompensar la clase de los arqueros. Trabajamos duro para hacer más difícil la vida de los delanteros. Estar en el Top 10 del Balón de Oro es un gran éxito para un portero», añadió.

Ganador de la Liga de Campeones con los ‘Reds’ y de la Copa América con la Seleçao, Alisson, de 27 años, superó entre otros a tres arqueros de la Premier League, Kepa Arrizabalaga (Chelsea), su compatriota Ederson (Manchester City) y Hugo Lloris (Tottenham), el capitán de la selección francesa campeona del mundo.

Alisson receives prize after Messi

Liverpool’s Brazilian goalkeeper Alisson Becker reacts after winning the Yachine trophy for best goalkeeper of the world during the Ballon d’Or France Football 2019 ceremony at the Chatelet Theatre in Paris on December 2, 2019. (Photo by FRANCK FIFE / AFP)

En la lista de nominados figuraban asimismo los alemanes Manuel Neuer y el barcelonista Marc-André ter Stegen (2º), o André Onana, el arquero camerunés del Ajax.

El Trofeo Kopa, destinado al mejor jugador menor de 21 años, fue para el central holandés Matthijs de Ligt, que sucede en el palmarés al francés Kylian Mbappé, que lo había conquistado en 2018, en el primer año en el que se concedió este premio.