<iframe src="//www.googletagmanager.com/ns.html?id=GTM-K8BB9HX&l=dataLayer" height="0" width="0" style="display:none;visibility:hidden"></iframe>

Nicaragua oculta información sobre casos y muertes por COVID-19

La Organización Panamericana de la Salud advirtió que el gobierno de Nicaragua, que no ha tomado medidas básicas contra la pandemia, no informa sobre la estadística de incidencia de COVID-19. La ONG Observatorio Ciudadano asegura que hasta el 16 de mayo se contabilizaban 1.569 casos y 366 fallecidos

Nicaragua oculta información sobre casos y muertes por COVID-19

La Organización Panamericana de la Salud (OPS) dijo el martes que Nicaragua ha incumplido su obligación de reportar los casos y muertes por COVID-19, y recordó que una mejor respuesta a la pandemia requiere conocer la situación en el país.

El director de Emergencias Sanitarias de la OPS, Ciro Ugarte, dijo que el gobierno de Daniel Ortega en Nicaragua se comprometió «hace una semana» a informar sobre el impacto del nuevo coronavirus en el país, según lo estipula el Reglamento Sanitario Internacional (RSI) del que es signatario.

Durante una videconferencia con periodistas, Ugarte señaló que las autoridades nicaragüenses también dijeron que permitirían a representantes de la OPS visitar los centros de salud y que les proporcionarían «información detallada sobre los fallecidos y los casos confirmados y sospechosos, incluyendo detalles de sexo, de edad y de ubicación».

«Hasta el momento ninguna de estas acciones se ha materializado a pesar de los pedidos reiterados de la OPS», afirmó Ugarte.

El funcionario respondió así a preguntas a las autoridades de la OPS sobre una carta enviada el jueves pasado a la directora del organismo, Carissa Etienne, en la que diputados de Costa Rica pidieron realizar una «evaluación externa» sobre la COVID-19 en la vecina Nicaragua.

En la misiva, 52 de los 57 diputados de la unicameral Asamblea Legislativa costarricense calificaron de «temerario» el manejo que el gobierno de Ortega ha dado a la pandemia, sin medidas de contención y con convocatorias a encuentros masivos, y alertaron de que podría tener efectos negativos más allá de sus fronteras.

Ugarte dijo que «tomando en cuenta reportes no oficiales sobre el incremento de casos y de fallecidos y de neumonías», la OPS continuó reiterando al gobierno de Ortega sus recomendaciones por escrito y oralmente.

El Ministerio de Salud de Nicaragua, que al momento de las declaraciones de Ugarte registraba ocho muertos y 25 contagios confirmados del nuevo coronavirus, actualizó la tarde del martes las cifras, dando cuenta de un brusco aumento de fallecidos e infecciones.

La ministra de Salud, Martha Reyes, dijo que son 254 los casos de COVID-19 en Nicaragua, 10 veces más que los reportados hasta ahora, y 17 los decesos por la COVID-19.

El balance del ministerio contrasta con el de las organizaciones civiles, que señalan más de mil contagios y cientos de fallecidos, con hospitales colapsados por pacientes con males respiratorios, que oficialmente son atribuidos a enfermedades como «neumonía atípica».

Según la ONG Observatorio Ciudadano, hasta el 16 de mayo en Nicaragua se contabilizaban 1.569 casos de COVID-19 y 366 fallecidos.

El 7 de abril la OPS, oficina regional de la Organización Mundial de la Salud (OMS), consideró «inadecuados» la prevención y control de la COVID-19 en Nicaragua.

¿Quién debe quedar al mando de la FVF?

Entre las dudas que ha dejado el fallecimiento de Jesús Berardinelli el pasado 5 de agosto está la pregunta obvia: ¿quién asumirá el timón de la Federación Venezolana de Fútbol? La respuesta a eso hay que buscarla en la norma: el abogado Antonio Quintero lo explica aquí