ONU pide detener extradición de Álex Saab a EEUU y chavismo celebra

Ahora el alto tribunal debe emitir un veredicto sobre la suerte del supuesto testaferro, vinculado  a los negocios de importación de comida racionada por el régimen de Maduro a precios subsidiados entre los venezolanos más pobres.

ONU pide detener extradición de Álex Saab a EEUU y chavismo celebra

El equipo legal del empresario colombiano Álex Saab, presunto testaferro del venezolano Nicolás Maduro, celebró la solicitud que el Comité de Derechos Humanos de Naciones Unidas (CDHNU) hizo a Cabo Verde, donde lleva detenido casi un año, para que detenga su extradición a EEUU.

«La decisión del CDHNU me congratula porque paraliza la extradición», afirmó el exjuez español Baltasar Garzón, coordinador del equipo legal internacional del empresario colombiano, en un comunicado remitido a Efe al filo de la pasada medianoche.

Esa decisión consta en una carta firmada en Ginebra y publicada este martes por los relatores especiales del Comité de Derechos Humanos sobre Nuevas Comunicaciones y Medidas Provisionales, Helene Tigroudja y Arif Bulkan.

El Comité de Derechos Humanos es el órgano de expertos independientes que supervisa la aplicación del Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos por sus Estados Partes.

«El Comité de Derechos Humanos está integrado por 18 expertos independientes quienes son personas de alta autoridad moral y reconocida versación en materia de derechos humanos», señala el organismo de la ONU.

Hasta nuevo aviso

«De conformidad con el artículo 94 del reglamento del Comité, se ha pedido al Estado miembro que se abstenga de extraditar al señor Álex Nain Saab Moran a los Estados Unidos de América mientras su caso sea examinado por el Comité o hasta nuevo aviso», señalan los relatores.

Además piden al país africano que adopte medidas para garantizar el «acceso a atención médica adecuada» para Saab.

«El Comité -advierten- puede revisar su decisión sobre la base de la información proporcionada» por Cabo Verde y Saab.

La defensa del empresario interpuso una denuncia ante ese organismo que alega «tortura y malos tratos» en el momento de su arresto, así como «condiciones inhumanas y degradantes de la detención debido a la falta de cuidados médicos».

Estudiar el fondo del asunto

Según Garzón, la decisión del CDHNU «exige la atención médica de confianza y permite entrar a valorar el fondo de la cuestión».

«Esperamos que Cabo Verde tome nota, cumpla el mandato del Comité y que la Corte Constitucional (caboverdiana) decida la improcedencia de la extradición de Álex Saab a Estados Unidos», agregó el exjuez español.

Ahora el alto tribunal debe emitir un veredicto sobre la suerte del supuesto testaferro, vinculado a los negocios de  importación de comida racionada por el régimen de Maduro a precios subsidiados entre los venezolanos más pobres.

Un largo proceso

El empresario, de 49 años, fue detenido el 12 de junio del año pasado cuando su avión hizo escala para repostar en el Aeropuerto Internacional Amilcar Cabral de la isla de Sal (el más importante de Cabo Verde), en respuesta a una petición de Estados Unidos cursada a través de Interpol por supuestos delitos de blanqueo de dinero.

Tras su detención, el régimen de Venezuela sostiene que Saab es un ciudadano venezolano y un «agente» del Gobierno. Afirma que se hallaba «en tránsito» en Cabo Verde, por lo que sus abogados sostienen que «tenía derecho a la inviolabilidad personal como enviado especial de Venezuela».

El nombre del empresario apareció en los medios cuando la exfiscal venezolana Luisa Ortega Díaz lo acusó en 2017 de ser uno de los testaferros de Maduro.

Saab, nacido en la ciudad colombiana de Barranquilla y de origen libanés, está relacionado con varias empresas, entre ellas Group Grand Limited (GGL), acusada de suministrar alimentos y víveres con sobreprecios a la Administración de Maduro.

Según el Gobierno estadounidense, el empresario colombiano y tres hijastros de Maduro se lucraron de estas operaciones con «cientos de millones de dólares».

 

Álex Saab fue investigado primero por la Fiscalía de Maduro, revela Armando.Info

Entre 2013 y 2015 tanto el Cicpc como el Ministerio Público venezolano se encargaron de iniciar investigaciones que vinculaban a las empresas dirigidas por el empresario colombiano y sus colaboradores. Por un lado, por lavado de dinero a través de la red de abastos Bicentenario. Por el otro, por una alarma que llegó desde la fiscalía ecuatoriana que explicaba que el Fondo Global de Construcción intentaba acceder a dólares con tasa preferencial mediante la importación de suministros para la construcción de viviendas

Quién es quién en la trama corrupta que involucra a diputados

Firmas de parlamentarios pululan en cartas que buscan mejorar la reputación de Álex Saab, un empresario consentido del chavismo en la importación de combos CLAP, y de una empresa relacionada, Salva Foods, que encabeza Carlos Lizcano. Una en particular, firmada por ocho diputados fue llevada hasta la Fiscalía de Colombia para echarle una ayudaíta a este último