¿Qué tan peligroso es el coronavirus para Donald Trump?

Caminando por su propios medios, y elegantemente vestido, el presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, abordó este viernes en la tarde un helicóptero de la Marina para ir al hospital militar Walter Reed, en el estado de Maryland, donde será tratado de covid-19. Poco antes envió un mensaje de agradecimiento en un video de 18 segundos y dijo que está bien. Pero,¿cuáles son sus riesgos frente al impredecible coronavirus?

¿Qué tan peligroso es el coronavirus para Donald Trump?

El presidente Donald Trump enfrenta varios factores que podrían aumentar los riesgos de que su infección de coronavirus se agrave, como la edad, la obesidad, el colesterol elevado y el hecho de ser hombre.

Trump y la primera dama Melania Trump, que también dio positivo, “están bien por el momento” y planeaban permanecer en la Casa Blanca mientras se recuperan y son monitoreados de cerca, según una declaración de su médico, el doctor Sean Conley.

Pero, el magnate debió ser trasladado a un hospital militar en la tarde de este viernes, y de inmediato se dispararon nuevas preocupaciones por este diagnóstico que además calienta la campaña electoral a las presidenciales del 3 de noviembre.

Trump salió caminando por su propios medios y abordó un helicóptero de la Marina  que lo llevó al prestigioso Walter Reed Medical Center, también conocido como Hospital Naval Bethesda, en el estado de Maryland, a unos 10 minutos de vuelo.

Donald Trump saluda al salir de la Casa Blanca y abordar por sus propios medios un helicóptero para ir a un hospital militar en Maryland (Foto: Saul Loeb/AFP). 

La Casa Blanca dice que la visita es como medida de precaución y que Trump trabajará desde la suite presidencial del hospital, que está equipada para permitirle continuar cumpliendo sus deberes oficiales.

Horas antes, la Casa Blanca dijo que Trump continuaba “fatigado” y que le inyectaron un coctel experimental de anticuerpos contra el coronavirus, el cual ha causado la muerte de más de 205.000 personas tan sólo en Estados Unidos y se ha propagado a las más altas esferas del gobierno.

Un funcionario de la Casa Blanca dijo el viernes que Trump tenía síntomas leves de COVID-19.

En un video grabado desde el interior de la Casa Blanca, poco antes de salir, Trump envió un breve mensaje agradeciendo la atención en torno a su condición de salud.

Dijo que está bien pero que había que asegurarse.

«Quiero agradecer a todos por el tremendo apoyo», dijo Trump en sus primeros comentarios públicos desde que anunció que había dado positivo al coronavirus en la madrugada.

«Voy al Hospital Walter Reed. Creo que estoy muy bien. Pero vamos a asegurarnos de que todo salga bien», explicó, y agregó que su esposa Melania, también contagiada del virus, está «muy bien.

Una enfermedad insidiosa

“Hay muchas probabilidades de que tenga una enfermedad leve”, como la mayoría de las personas con el virus, comentó el doctor Gregory Poland, un especialista en enfermedades infecciosas de la Clínica Mayo y quien no tiene ningún papel en la atención médica de Trump.

No obstante, enfatizó que el COVID-19 es muy impredecible.

“Tenemos gente joven que ha muerto. Tenemos pacientes en casas de ancianos, muchos, a quienes realmente les fue bastante bien”, añadió Poland.

Ningún tratamiento ha demostrado ser eficaz para prevenir la enfermedad en una persona infectada, ya sea asintomática o con síntomas leves. Eso incluye la hidroxicloroquina, un medicamento que Trump promovió durante mucho tiempo y que incluso tomó a principios de año después de que un miembro del personal de la Casa Blanca dio positivo por el virus.

Esto es lo que dicen los expertos sobre la perspectiva de Trump y los próximos pasos:

Signos y síntomas

La infección causa síntomas leves o nulos en aproximadamente el 80% de los casos. Aproximadamente el 15% de las personas se enferman seriamente y el 5% se enferma muy gravemente.

Los síntomas, cuando ocurren, suelen aparecer de dos a 14 días después de la infección y pueden incluir pérdida del olfato o del gusto, tos, dolor de garganta, dificultad para respirar, fatiga, dolores musculares o corporales, dolor de cabeza, náuseas o vómitos, diarrea y fiebre.

Hasta la mitad de los pacientes hospitalizados no tienen fiebre cuando ingresan, pero casi todos la desarrollan. La evolución de las personas varía ampliamente: algunas parecen recuperarse y luego empeorar de repente.

A veces se desarrolla neumonía, como se refleja a menudo en las radiografías, pero se han reportado complicaciones en prácticamente todos los órganos del cuerpo.

Los médicos también reconocen cada vez más que algunas personas tienen síntomas de larga duración.

Los riesgos de Trump

La edad avanzada, el ser hombre y tener otros problemas de salud aumentan las posibilidades de padecer enfermedades graves, y Trump tiene esos factores de riesgo.

A los 74 años, “su edad sería el principal factor de riesgo”, dijo el doctor David Banach, médico de enfermedades infecciosas del sistema de salud de la Universidad de Connecticut.

Las personas de 65 a 74 años tienen siete veces más probabilidades de ser hospitalizadas por COVID-19 que las de 18 a 29 años, según los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de Estados Unidos (CDC por sus siglas en inglés). Los riesgos aumentan exponencialmente con edades más avanzadas.

Trump también es obeso, con un índice de masa corporal de poco más de 30.

“La obesidad es un estado de disminución crónica en la inmunidad. En otras palabras, no respondes tan bien a las vacunas, no respondes tan bien frente a las infecciones” como las personas de peso normal, dijo Poland.

Trump toma una estatina para reducir su colesterol, y esa condición también aumenta su riesgo de complicaciones por COVID-19, afirman los médicos.

Los riesgos para otros

¿Podría Trump haber infectado al candidato presidencial demócrata Joe Biden durante su debate del martes por la noche?

Posible, pero con suerte no probable, dicen los expertos. Ambos candidatos estaban separados más de tres metros (6 pies) entre sí, pero los dos candidatos, especialmente Trump, hablaron en voz alta, lo que según las investigaciones puede hacer que las partículas de saliva con el virus viajen más lejos, dijo Poland. “Podemos estar seguros de que Joe Biden está siendo sometido a pruebas diagnósticas”, añadió.

Una gran cantidad de otras personas que han estado cerca de Trump en las 48 horas anteriores están en riesgo, dijeron los médicos.

“El rastreo de contactos será realmente importante”, afirmó Banach. “El presidente entra en contacto con muchas personas durante el día”.

(El Departamento de Ciencia y Salud de The Associated Press recibe apoyo del Departamento de Educación Científica del Instituto Médico Howard Hughes. AP es el único responsable de todo el contenido).