Roberto Briceño León: José Gregorio Hernández es un elemento unificador del país (+audio)

Según un estudio de 2020, realizado por el Laboratorio de Ciencias Sociales, la devoción a José Gregorio Hernández está en todo el país, asentado aún más en los estados centrales. "Ciertamente los mayores de 50 años creen un poco más pero los que tienen menos de 30 también lo hacen", dice Briceño León

Roberto Briceño León: José Gregorio Hernández es un elemento unificador del país (+audio)

A lo largo y ancho de Venezuela, por años, decenas de personas relataron milagros asociados a José Gregorio Hernández. La figura del “médico de los pobres” siempre ha estado presente en la religiosidad de los venezolanos, hasta que finalmente, fue nombrado beato.

José Gregorio Hernández ha trascendido a niveles pocas veces visto en una Venezuela separada. Así lo muestra un estudio que data del 2020 realizado por el Laboratorio de Ciencias Sociales en el que muestra cómo el ahora beato es un símbolo de unión en un país que sufre por sus profundas grietas y heridas.

Lea también: José Gregorio Hernández: un hombre bueno en blanco y negro

Roberto Briceño León, investigador y director del Laboratorio de Ciencias Sociales (LACSO), explicó los resultados del estudio. “Es fascinante ver como la figura de José Gregorio Hernández es un factor unificador del país, en varios aspectos”.

Briceño León puntualizó que “podría creerse que José Gregorio Hernández es un fenómeno rural y no es así. Según nuestro estudio es un culto urbano, asentado aún más en los estados centrales. También vemos que cubre todas las edades, entre jóvenes y adultos. Ciertamente los mayores de 50 años creen un poco más pero los que tienen menos de 30 también lo hacen”.

Un hombre llamadoJosé Gregorio Hernández en honor al medico de Isnotú lleva una mascarilla con la imagen del beato

El estudio del LACSO indica que la sociedad venezolana tiene un patrón mestizo, con arraigo en la religiosidad y las creencias científicas.

“Pero José Gregorio es el gran homogeneizador de la sociedad. El 70% de los venezolanos son católicos, pero encontramos que 13% de los protestantes, que no creen en santos ni vírgenes, sí creen en José Gregorio Hernández. Es una figura de unidad nacional importante”.

Según el sociólogo, esta tendencia también se ve en plano político. A pesar de que el estudio no fue para saber quién es chavista u opositor, se hizo un cruce de variables que dio resultados interesantes.

“Hay un porcentaje de creyentes muy similar en ambos grupos. En la encuesta hay muchos más opositores que chavistas, pero es evidente que los porcentajes de personas que creen en él son muy parecidos. José Gregorio Hernández es un elemento unificador del espectro político venezolano”.

Venezuela ve a JGH en tres dimensiones

El estudio realizado por el LACSO tuvo una muestra aleatoria en 120 hogares, en todos los estados del país. Allí se le preguntó a los encuestados si creían en José Gregorio Hernández y, de hacerlo, si creían mucho o poco.

Pero más allá de los resultados de la misma Briceño León tiene una perspectiva de lo que significa José Gregorio Hernández para Venezuela. El sociólogo aseguró que el país lo ve en tres dimensiones que se complementan.

“Esto corresponde a la modernidad mestiza. El primer factor es el carácter de médico científico que tuvo. Estudió, fue reconocido por Razetti y otros médicos destacados de la época. Lo respetaban como científico, como esa persona que atendía y curaba enfermedades”.

Retrato de José Gregorio Hernández en el Palacio de las Academias. Foto Daniel Hernández

Según Briceño, hasta su muerte es un símbolo de modernidad. “Lo atropella un automóvil en una Caracas que era casi un pueblo. Raramente se difundían los carros en el mundo, mucho menos en Venezuela”.

La segunda dimensión es la religiosa. “Fue una persona muy cercana a la religión, que hasta decidió no casarse. Quiso hacerse sacerdote, iba todos los días a misa. Tenía una relación con lo sobrenatural y esos elementos le dan un carácter milagroso, que logra resultados imposibles. Podía curar porque tenía fe y de paso conocimiento científico”.

José Gregorio Hernández

Foto Daniel Hernández

Briceño cierra con el tercer factor: la solidaridad. “Es visto como el médico de los pobres, ese que tuvo fe y entrega siguiendo la palabra de Cristo. Fue un doctor que se ocupó de aquellos que no tenían con qué pagar un medicamento, les daba comida y además una palabra espiritual para alentarlos”.

Escuche el audio de la entrevista completa aquí: