<iframe src="//www.googletagmanager.com/ns.html?id=GTM-K8BB9HX&l=dataLayer" height="0" width="0" style="display:none;visibility:hidden"></iframe>

Siguen retornando migrantes a Carabobo en medio de la pandemia

Pese a las complicaciones presentes en el país, más de 23.000 venezolanos han vuelto a su tierra. El estado Carabobo es uno de los destinos. Muchos deciden retornar debido a la pérdida de sus empleos en el exterior

En Carabobo, la cifra de personas que retornan del exterior se ubica en 3.297. Han vuelto de Perú, Ecuador y Colombia. Algunos han vivido historias complejas, porque se quedaron sin empleo, sin dinero y lejos de casa, por lo que emprendieron la vuelta a Venezuela. Lo hicieron a pesar de que el panorama no pinta mejor que el que dejaron cuando decidieron emigrar.

Juan Carlos Yánez, presidente del Instituto Carabobeño para la Salud (Insalud), señala que del total que regresó a la céntrica entidad federal, en varias oleadas de autobuses oficiales, aún permanecen en la Villa Olímpica de Naguanagua unas 590 personas, que cumplen la cuarentena en esa instalación deportiva.

Villa Olímpica anti Covid-19

La Villa Olímpica fue adecuada al inicio de la cuarentena decretada por Nicolás Maduro. Para ello, el gobierno regional contó con el apoyo del sector hotelero de Carabobo y, de esta manera, se prepararon para recibir a los connacionales.

Yánez agregó que al llegar a la Villa Olímpica, los ciudadanos son evaluados y se les practica una prueba rápida. Dijo que han vuelto 573 niños en este proceso de retorno.

“Estamos recibiendo a nuestros connacionales provenientes de la frontera de Táchira, principalmente, y de Zulia y Apure. También, aunque en una cantidad mucho menor, del estado Bolívar. Todas estas personas han cumplido ya con la cuarentena de 14 días en estos estados. Simplemente se les evalúa aquí nuevamente, se les hace la prueba rápida y de inmediato salen para sus casas, a cumplir cuarentena social voluntaria”.

De igual forma, Yánez aseguró que aquellos que regresan habiendo pasado varios días en cuarentena, se quedan en la Villa Olímpica de Naguanagua, con el fin de cumplir las 14 jornadas obligatorias de confinamiento.

Valencia con largas colas por gasolina

Otra circunstancia con la que se han encontrado quienes regresan a Valencia y al resto del estado Carabobo son las largas filas de vehículos para surtir gasolina, un problema que se ha agudizado durante la cuarentena que comenzó en la entidad federal el pasado 17 de marzo.

Luis Hernández ha pasado más de 48 horas en una fila en la estación de servicio de la urbanización Prebo. Espera conseguir combustible porque tiene a su madre de 86 años en casa, con un cuadro de hipertensión y diabetes.

“Yo no puedo quedarme sin una gota de gasolina. Si se presenta una emergencia, ¿qué hago? Por eso aquí seguiré, aunque ni siquiera sé a ciencia cierta si abrirán la bomba”, indicó.

En edificios y condominios han comenzado a pasar lista para, supuestamente, organizar las filas, pero sin que ningún organismo oficial en Carabobo haya informado sobre esta posible flexibilización del suministro de la gasolina, que sigue expendiéndose en 16 estaciones de servicio de la entidad federal.

Ciudadanos relajan cuarentena

Si un aspecto llama la atención en los últimos días en Valencia, es que se observa más personas en las calles de la ciudad. La mayoría sale a trabajar, porque obtienen su sustento del día a día.

También en multitiendas y comercios se observan clientes que ingresan con el tapaboca en la mano, o sin que les suministren gel antibacterial en la puerta, tal como ordena un decreto regional en este tiempo de pandemia.

“En la tienda abrimos a las 8 am y los dueños lo hacen diciendo que vendemos comida, lo cual es cierto. Pero el asunto es que la gente se amontona entre las 11 am y las 2 pm, comprando de todo. Las colas pueden ser hasta de 50 personas o más. Eso no les importa, lo que quieren es vender, mientras nosotros estamos expuestos. No puedo hacer otra cosa sino venir a trabajar”, contó un empleado en un establecimiento comercial en la avenida Bolívar norte.

En el centro de la capital carabobeña también se observaron muchos ciudadanos caminando en las calles y haciendo compras.

El argumento de algunos es que Carabobo es un estado sin casos confirmados de Covid-19.

Otros salen a hacer trabajos para obtener el sustento familiar. Es el caso de Luisa Pérez, empleada de limpieza de 52 años de edad, residenciada en Parque Valencia, al sur de la ciudad, que trabaja en dos residencias en la zona norte.

“Pasé casi dos meses encerrada en mi casa y una de las señoras con las que trabajo me pagó, pero sueldo mínimo, y así uno no come. Yo mantengo a mis dos hijas y a mi mamá, por eso salí a trabajar esta semana. Necesito dinero y fui a planchar en casa de una señora que conozco hace tiempo”, detalló Pérez, mientras caminaba por el sector Los Sauces, en plena avenida Bolívar.

Propuesta de Consecomercio

El presidente de Consecomercio, Felipe Capozzolo, propuso al gobierno nacional que se reactive gradualmente la actividad comercial, con horarios y por sectores, a partir del 14 de mayo.

En entrevista transmitida por Unión Radio, señaló que dentro de la propuesta han pedido que se les dé espacio a las empresas de mantenimiento, repuestos y comercios minoritarios.

“Es importante, por supuesto, estar pendiente de la salud de la gente (…) es lo primordial, pero con la otra mano hay que ir atendiendo la economía”, dijo Capozzolo.

Datos útiles para mejorar nuestra comunicación remota

El uso de los dispositivos electrónicos se ha vuelto de uso obligatorio para mantenernos en contacto con nuestras audiencias de interés en estos tiempos de aislamiento forzoso. Estos recursos externos, así como los internos, pueden ser muy útiles y eficientes, cuando los sabemos aprovechar bien para una mejor comunicación.