<iframe src="//www.googletagmanager.com/ns.html?id=GTM-K8BB9HX&l=dataLayer" height="0" width="0" style="display:none;visibility:hidden"></iframe>

BMW se adelanta al futuro

Para celebrar sus 100 años, la firma alemana presenta el Vision Next 100 Concept, vehículo autónomo que cambia la forma de la carrocería en función del movimiento

BMW se adelanta al futuro

BMW celebra sus primeros 100 años a lo grande con el Vision Next 100, un revolucionario auto conceptual que presenta la visión que el constructor alemán tiene sobre el diseño de los vehículos del futuro enfocados en la movilidad autónoma, una idea en la cual BMW tiene aún mucho por decir.

Desechando todos los parámetros vigentes, los ingenieros y estilistas de BMW han desarrollado un auto digno de un film de ciencia ficción, cuya figura apenas conserva en común con los vehículos actuales el disponer de cuatro ruedas y una forma más o menos convencional de coupé pero cuyos materiales, estilo y funcionalidad no tienen parangón con lo visto hasta ahora.

BMW 3

Lo primero que resalta es su cubierta aparentemente compacta de tono cobre cuyos guardabarros esconden las ruedas debajo de una malla de cientos de triángulos móviles de esteroide que se desplazan en función de la dirección, con lo cual semeja más la piel de un animal que una carrocería, cambiando la forma del auto y ayudando a reducir el coeficiente de resistencia al aire.

Las puertas, que abren en tijera con solo desplazar el dedo sobre la superficie de la ‘cerradura’ externa, dan acceso a un interior minimalista en el que la columna de la dirección se retrae automáticamente sobe el salpicadero y vuelve a emerger una vez que el conductor ha presionado el logo, que a la vez cierra la puerta y pone el auto en funcionamiento.

Una vez en su asiento, el conductor puede seleccionar entre desplazarse tomando el control del auto o en modo 100% autónomo. En el primero se desplaza un pequeño timón que hace las veces de volante, mientras que en el segundo modo el timón se esconde en el salpicadero. El conductor puede seleccionar en cualquier momento esta opción, independientemente de la velocidad a la que se vaya.

BMW 2

Si se prefiere conducir, todo el auto se adapta al estilo del conductor: la altura y línea del volante y del asiento, la dirección, velocidad, la consola central y los controles, aunque siempre se podrán modificar los parámetros con control de gestos o de voz.

El Vision Next 100 no dispone de pantallas. En lugar de un panel de control o un head-up display utiliza toda la información de refleja en el parabrisas (una tecnología ya presente en modelos de la marca), que incluso es intuitivo y predice cualquier obstáculo en la vía, el cambio de carril de un auto a los lados o la trayectoria que seguirá un transeúnte que pudiera pasar frente al auto unos segundos después. En este caso los frenos se activan automáticamente.

Si por el contrario se escoge el modo automático, el interior se reconfigura: los asientos delanteros se voltean para enfrentar a los pasajeros, quienes pueden incluso convertir el habitáculo en una sala de reuniones o en una habitación de descanso durante viajes de largo aliento.

Como complemento de la seguridad, el Next 100 incorpora la tecnología Alive Geometry, sistema compuesto por 800 triángulos en el tablero central y los paneles de las puertas que cambian de colores para emitir señales lumínicas que alertan al conductor y pasajeros todos los movimientos del auto (aceleración, frenado, giros), así como el desplazamiento de vehículos alrededor.

BMW 1

Aunque BMW no ha revelado detalles sobre el tipo de motor incorporado en el concepto, se da por descontado que es un propulsor eléctrico, el más silencioso y adaptado al concepto ecológico manejado en el desarrollo del vehículo.

Por lo pronto el Vision Next 100 es solo un auto conceptual, pero no olvidemos que hace apenas seis años el i8 fue presentado como un auto del futuro y ya desde el año pasado es toda una realidad, lo que demuestra que en BMW el tiempo pasa más rápido.

Video

 

Jesús Hurtado (@jahurtado15)