<iframe src="//www.googletagmanager.com/ns.html?id=GTM-K8BB9HX&l=dataLayer" height="0" width="0" style="display:none;visibility:hidden"></iframe>

Rafael Cadavieco: “Éste es el verdadero Plan de la Patria”

Su indiscutible presencia en los medios nacionales lo ha convertido en un líder de opinión poco común. A veces transgresor, a veces controvertido, pero siempre con una postura invariable sobre el papel de los medios de comunicación en el ejercicio de la plena libertad de expresión. Músico y periodista, le ha puesto tempo, con sus baquetas, a bandas como Zapato 3 y Atkinson y hace lo suyo como productor musical desde los controles de su propio estudio de grabación. Aquí, Rafael no es “residente” ni “visitante” sino un gran amigo de la casa, a pesar de que jura - lleva casi 20 años casado - no recuerda a ninguna de nuestras modelos de portada. Si Luis

Rafael Cadavieco: “Éste es el verdadero Plan de la Patria”

La voz cavernosa de Rafael Cadavieco convierte las cosas en hielo.
Un cuchillo mellado que corta los Hertz.
Le ha puesto timbre y tesitura a la contracultura local desde hace más de 20 años, durante los cuales las grandes marcas y los grandes circuitos de radio, encontraron en su locución la sensibilidad exacta, la irreverencia justa y la provocación precisa del clamor vivencial de una generación. Que luego se convirtió en otra. Y en otra. Y en otra: “Te estoy escuchando en la radio desde hace dos divorcios, tres hijos y cuatros carros”, grita eufórico un ´escucha´ en algún punto del irreversible tráfico capitalino a través de un contacto telefónico con El Show De La Mañana, el legendario programa que conduce junto a Víctor Sánchez, esta vez por la señal de Líder 94.9 FM pero que sigue siendo, en definitiva ,uno de los pilares de la radio joven venezolana desde hace rato.
“Todavía estoy en contra del sistema y siempre seré de oposición, no importa quién esté, eso es lo que me enseñaron en mi Escuela” no deja de repetir quien fuera uno de los fundadores del movimiento #SomosRadio , el cual se agrupó tras el cierre de 32 emisoras de radio y dos canales de televisión a mediados del 2009. Pero a Cadavieco no le interesa el protagonismo político, ni la propaganda electoral, ni los mítines populacheros. Su vocación se encuentra atrapada en los cables y en la reproducción del sonido. No importa si viene de su garganta o de las baquetas de una batería, pero lo que aprendió en la Escuela de Comunicación Social de la UCV, más que en cualquier otro caso conocido y lejos del significado real del viejo refrán: le entra por las orejas y le sale por las orejas.
-¿Para qué sirvió el movimiento #SomosRadio?
-Tengo la fantasía de que sirvió para que no cerraran más emisoras. Nosotros nos encargamos de advertir lo que venía, de informar lo que estaba pasando.
-¿Cómo ves el dial en este momento?, ¿Cómo sientes la radio?
-Primero que nada siento que hay una emisora en cada dial, está full todo el espectro, además hay mucha pacotilla, hay mucha radio comunitaria con gente al aire, que bueno…no está preparada para el cargo – Rafael toma aire y sube dos octavas. Estamos sentados en la frialdad de su “Sala de Máquinas”, envueltos en una nube de humo. “Con mi experiencia te puedo decir que tampoco hay que ser “Einstein” para llevar un programa de radio, pero sí tienes que tener mucho cuidado con lo que dices y la manera en que lo dices. Con el impacto y las consecuencias de tu mensaje, en la radio trasciende todo. Pasa igual que con la música, puedes afectar a millones en un instante.
-¿Siguen amenazadas las radios en este momento?
-Tengo que ser honesto. No conozco directamente cual es la situación de cada una, pero se ha notado y uno puede llegar a entenderlo, que existe un evidente y unánime “culillo” por parte de los dueños y, a decir verdad, tienen que tenerlo si vemos lo que ha pasado en los últimos años.
-¿Qué tanto de humor político tienes en “El show de la mañana” actualmente?
– Suficiente. Estamos en la raya – reconoce en estado de alerta- pero ¡coño!, hay vainas que tienes que decir. Comentar la actualidad nacional, analizarla, ironizarla. Es nuestro deber con nosotros mismos, es nuestra responsabilidad con el futuro y con la historia.
-Pero me dijiste que te quieres ir del país.
-No me he ido y no me quiero ir, pero si reconozco que he pensado en un plan de “internacionalización” como músico y como locutor.
-A pesar de lo esotérica que puede ser la pregunta, ¿ves una salida para Venezuela en este momento? ¿Estamos condenados a ser la “segunda Cuba de América”?
-Fíjate, yo escucho a mucha gente creyendo que este gobierno es muy bruto y muy malo, pero a -mi entender- subraya, la verdad es que este es el plan original. No es que lo hicieron sumamente mal, ¡no señores!, lo que estamos viviendo fue concebido como lo que es. Lo que ellos llaman “El Plan de La Patria”. Y ha sido una rosca que han ido apretando poquito a poquito, todos los días.
cada 3
-¿Tu eres feliz aquí?
-Uno no puede ser feliz en un país donde matan a un persona cada media hora, donde todos hemos sido asaltados al menos una vez, donde no hay respeto a la propiedad privada, ni respeto a los derechos humanos. Al venezolano le encanta el billete rápido, siempre le ha gustado hacerse rico en dos días y ahora ¡por fin!, se puede. Esa es nuestra condena.
-El año pasado estuviste en medio de una controversia con Calle 13 y después con Winston Vallenilla en las redes sociales ¿en qué paró todo eso?
-No paró en nada. A calle 13 yo lo respeto mucho como músico, lo que no le perdono es que venga a aprovecharse de nuestras circunstancias para hacer carrera política. Le dije por twitter que él no tenía nada que exigir aquí, después me respondió y finalmente le repliqué ´tengo que seguir luchando por mi país, donde usted es el visitante y yo soy el residente”, pero hasta ahí llego la cosa. Con Winston fue lo de la “candelita del Ávila” pero nada. No pasó nada.
-¿Y haz recibido amenazas desde entonces?
-No. La verdad es que no. Me quitaron Cadivi, si eso cuenta (risas)
In Utero
-¿Qué hay de nuevo en el rock nacional? ¿Qué te gusta de lo que está sonando?
-El proyecto de “Rodrigo Solo” me parece que está bueno, me gusta Laura Guevara, Liana Malba, Vargas, creo que se está acabando un poco con el estigma ese de que los solistas son “pavosos”.
Contrario a lo planificado, la última agrupación en la que participó Cadavieco, se convirtió en poco menos de 3 años en una de las bandas de rock favoritas de la audiencia local. Con dos discos editados (“La banda Atkinson” y “Mota Foca”), se posicionaron firmes en la radio con varios sencillos y le dieron unas cuantas vueltas al país dando conciertos. El legado está ahí. Quedó.
“De hecho, cuando “Wincho” tomó la decisión de dejar la banda, yo estaba regresando con dos mil discos bajo el brazo y la cosa estaba explotando. En algún momento, pensé que podía convencerlo, pero después me puse a analizar que si él también había abandonado Sentimiento Muerto, no había mucho que pudiera hacer con Atkinson”
-¿Tienes la ilusión de volver a reunir a la banda?
-La verdad es que lo veo difícil pero cualquier cosa puede pasar.
-Finalmente, ¿Has aprendido a tolerar el reguetton?
– Mira no. Me manejo con el criterio de cancelación por fases. Me he vuelto más radical con eso, de hecho el disco que tengo en el “repro” del carro ahorita es, “In Utero” de Nirvana y a mi hija de 4 años ¡le encanta!
cada 2]]>