Vinotinto: Cambios que no son casuales

Justamente hoy jueves se cumple una semana que Rafael Dudamel entregara al país la lista de los futbolistas convocados para enfrentar a Colombia en duelo amistoso el próximo 10 de septiembre en Tampa, Florida, Estados Unidos. En esa semana, aún se desconocen las razones por las cuales jugadores como Josef Martínez, Roberto Rosales o Tomás Rincón no forman parte del llamado.

Vinotinto: Cambios que no son casuales

Decir que el seleccionador está en la obligación de explicarnos a todos estas ausencias no es una exigencia descabellada, así como el propio Dudamel está en su derecho de ahorrarse las explicaciones. Lo que sí no está bien en este asunto, es toda la suspicacia que genera el hecho que en la nota de prensa que revelaba los 23 nombres para enfrentar al clásico rival no se explicaran las razones por las cuales dos capitanes del plantel y el futbolista en mejor forma de todos los convocables, no aparecen en la lista.

Quedan aún más de 10 días para el choque preparatorio, pero pese a no haber partido programa para la primera fecha FIFA (semana del 1 al 7 de septiembre), el grupo ya se debe reunir con antelación en territorio estadounidense, por lo que el tiempo de trabajo se comprende por espacio de algo más de una semana. La presencia de Dudamel en el país desde este lunes 26 de agosto, permite que haya tiempo suficiente para aclarar todas las dudas que giran en torno a la convocatoria, además de ser ocasión propicia para hacer un balance frente a la prensa del país del desempeño de la selección en la pasada Copa América.

En medio de todos estos movimientos de la selección, una serie de noticias van marcando ya una esfera de conceptos que invitan a pensar que en el seno del proceso de selecciones nacionales y la FVF hay cambios que delimitan las responsabilidades. El nombramiento por parte del ente federativo de José Hernández como seleccionador Sub 20 es quizá la primera muestra que en Sabana Grande han tomado la sartén por el mango para designar los cargos de quienes estarán en los banquillos de cada una de las categorías de los combinados nacionales, aspecto en el que dependía la palabra de Dudamel.

Sin confirmar aún pero a todas luces revelado, el seleccionador absoluto tampoco dirigirá la selección Sub 23 que enfrentará el preolímpico entre enero y febrero de 2020. Aquí la preocupación aumenta porque ya apenas faltan poco más de cinco meses para el torneo y aún no ha habido una convocatoria a módulo para trabajar con quienes posiblemente formen parte de ese grupo que represente al país en la competencia que clasifique a Tokio. Y las dudas son mayores porque ya Dudamel había entregado un plan de trabajo relacionado con la preparación de este equipo.

Mientras, el entrenador de la Vinotinto de mayores está en el país inspeccionando las sedes que servirán de escenario para que Venezuela albergue los partidos de local en la venidera eliminatoria mundialista a Catar. Mérida y Cabudare serán las ciudades que albergarían estos encuentros, aunque Dudamel incluyó a Puerto Ordaz entre las posibles sedes. Un limitado anuncio de prensa enviado por la FVF informó sobre esta gira que realizará el técnico, esperando que al final de la misma haya un anuncio oficial ante los medios acerca de dicha evaluación.

No soy capaz de decir si todos estos cambios son positivos o negativos para el fútbol de selecciones, lo que sí creo es que es necesario que el país sepa y tenga en conocimiento el porqué de algunas decisiones. Es evidente que hay cambios en la toma de decisiones dentro del seno de la FVF y los combinados nacionales. No informar es dar pie a la especulación.