Newsletter

Recibe nuestro Newsletter con lo mejor de El Estímulo en tu inbox a primera hora cada día.

SÍGUENOS

4 tips para manejar el desasosiego en tiempos de crisis

desasosiego
07/06/2018
|
FOTO: ARCHIVO.

Aceptar que existen situaciones que no se pueden cambiar, concentrar el pensamiento en las aspiraciones, alejar el estrés y ser agradecidos con el presente son algunas de las acciones que los individuos pueden hacer cuando le dan autoridad al pensamiento negativo

Muchas personas cuando atraviesan una situación crítica o de conflicto llenan su mente de pensamientos pesimistas. Como consecuencia, se ven sumergidos en un estado de ánimo negativo que no les permite encontrar soluciones ni identificar cuáles son los aspectos positivos de su circunstancia actual.

Maribel Evies, coach ontológico y directora de la Academia Virtual de Coaching, explicó que el desasosiego es una sensación que sabotea el pensamiento y que, físicamente, se presenta por medio de sudoración, rápidas palpitaciones y falta de aire. El desasosiego es un estado de ánimo porque invade nuestro ser y paraliza nuestras acciones.

“El desasosiego es la etapa previa a la frustración o a la depresión si se canaliza como algo negativo”.

Asimismo, la coach señaló que para enfrentar el desasosiego la clave se encuentra en la autoridad que le otorgamos a nuestro pensamiento. Para lograr esta autoridad, Evies recomienda los siguientes tips:

1-Acepta lo que sucede:

pexels-photo-262488

En el acontecer existen situaciones que las personas pueden resolver porque se encuentran inmersas dentro de su ámbito de acción. Sin embargo, hay otras circunstancias o problemas que pertenecen a otros organismos, personas, procedimientos o políticas y, por lo tanto, no se encuentran dentro de ese ámbito de acción. Por esta razón, es indispensable que las personas acepten aquellas situaciones que no pueden cambiar porque, simplemente, no están a su alcance.

“Lo que no es tú responsabilidad no puedes cargártelo como una preocupación porque es algo que no vas a poder resolver”.

Cuando las personas se niegan a aceptar estas situaciones, se nubla el pensamiento y se interrumpe la conexión con lo mejor de uno mismo. Por ello, es sumamente importante aceptar lo que uno puede intervenir y soltar lo que es responsabilidad del otro.

“Al aceptar, busco en mi historia cómo he podido resolver ciertos problemas, cuáles son mis fortalezas y qué herramientas utilicé para seguir adelante. Tenemos que abandonar el pensamiento rígido y darle oportunidad a la mente flexible para que nos permitirá alcanzar las metas”.

2- Focalízate en lo positivo:

Para manejar el desasosiego, las personas deben concentrar su pensamiento en lo que realmente les apasiona o les gusta. Aunque en un cierto punto puede parecer difícil, es necesario focalizarse en la disposición al logro; hay que evitar soltar o renunciar a los sueños por darle autoridad a un pensamiento de temor o fracaso.

“Debemos imaginarnos que estamos subiendo una montaña. Al principio va a ser fácil porque los primeros pasos pueden ser los más sencillos. A medida que vas llegando a la cima, los pasos serán más duros y difíciles. En ese momento tenemos que darlo todo. No podemos renunciar”.

3-Cuídate del estrés:

pexels-photo-761963

Escuchar música, caminar, hacer ejercicio, meditar e, incluso, hacer respiraciones son actividades que ayudan a que las personas que sienten desasosiego se relajen. El estrés no conlleva a nada positivo; por eso, es necesario avanzar y soltar las emociones destructivas que hacer que el organismo y el pensamiento se quiebre.

4- Vive en el aquí y el ahora:

woman-girl-freedom-happy-39853

Cuando las personas se enfrentan a una situación de crisis y sienten desasosiego, deben encontrar el tiempo para disfrutar de los momentos sencillos que le agregan un toque de alegría y de esperanza a la cotidianidad. Durante estas actividades de esparcimiento, hay que evitar nublar el momento con  pensamientos negativos que alejen a las personas del disfrute.

“Nosotros nos levantamos el lunes pensando en lo que va a pasar el viernes. Las personas deben aprender a ver lo que pueden disfrutar hoy. Esto se ha convertido en un ingrediente indispensable para enfrentar los momentos de crisis”.