Newsletter

Recibe nuestro Newsletter con lo mejor de El Estímulo en tu inbox a primera hora cada día.

SÍGUENOS

FOTOS | Disfrutar de las playas en Carnaval con el morral lleno y el bolsillo vacío

20180211-Carnaval-2018-Playas-292-FOTO-Valeria-Pedicini
12/02/2018
|
FOTOS: VALERIA PEDICINI

La hiperinflación no impidió a los venezolanos bajar hasta el litoral central y darse un chapuzón bajo el sol en las playas varguenses durante el asueto de Carnaval. Muchos turistas decidieron disfrutar de las vacaciones, pero con una premisa clara: gastar lo menos posible.

Jorge Blanco planeó bajar a las playas del estado Vargas en Carnavales desde que inició el nuevo año. Junto a otras 30 personas de su familia alquilaron una camioneta Encava por un millón de bolívares, compró cuatro cajas de cervezas en Caracas a Bs 680.000 cada una, prepararon pollo frito con arroz para no pasar hambre y llenaron dos cavas grandes con hielo hecho en casa.

20180211 Carnaval 2018 Playas, estado Vragas FOTO Valeria Pedicini

Gastar plata en el litoral para tantas personas nunca fue una opción para él, más allá de los Bs 240.000 que pagaron por dos toldos y cuatro sillas. Con varios bolsos llenos y una olla grande, se lanzaron este domingo a las 9:00 am a Camurí Chico para disfrutar de las vacaciones.

“Si nos ponemos a comprar comida aquí, no hubiésemos podido cubrir todos los gastos. Hay que venirse siempre preparado porque si vienes sin nada, dejas tu sueldo completo”, dijo Blanco mientras disfrutaba de una fría que mitigaba el potente sol del día. Para él, las playas siguen siendo una buena opción, a pesar de los altos costos de los productos y la hiperinflación. “Hay que aprovechar los pocos días de descanso que uno tiene”.

Playas-4

 

Rosa Ávila se animó a bajar desde la parroquia 23 de Enero, donde reside, a la costa venezolana tratando de gastar lo menos posible. Tomó un metrobús frente a la estación de Metro de Gato Negro por tan solo 1.500 bolívares y se llevó un morral con potes de comida en los que había bollitos con queso, plátanos y yuca para ella, su hija, su nieto y dos amigas. No alquiló toldos, simplemente optó por extender dos toallas en la arena y echarse mucho protector solar. Pero las cervezas le ablandaron sus intenciones de ahorrar: compró un tobo de 10 birras en Bs 450.000.

20180211 Carnaval 2018 Playas, estado Vragas FOTO Valeria Pedicini

Ellos no fueron los únicos. Las playas de La Guaira estaban llenas de temporadistas con envases de comida, platos de plástico, cavas y agua traída de las casas. Darse un chapuzón sin necesidad de quedarse con la cuenta bancaria en cero. Los más planificados llevaron arroz con pollo, tacos, pinchos de carne o pescado frito hecho en casa. Mientras que los más prácticos se decidieron por las arepas, sánduches o galletas de soda. Cualquier cosa con tal de no comprar nada en la playa.

Playas-2

Los precios de los productos tampoco invitan a los temporadistas a consumir en la costa. Una botella pequeña de agua la venden en Bs 20.000, los famosos “chupi-chupi” en 5.000 bolívares y las cervezas en Bs 60.000 cada una. Los rompe colchón (mezcla de mariscos y moluscos)  entre Bs 150.000 y Bs 250.000, dependiendo del tamaño del envase, mientras que las empanadas o pastelitos se ofrecían en 30 o 35 mil bolívares.

Playas-5

Muchos ni siquiera pensaron en desembolsar dinero para las bebidas alcohólicas. José Gregorio García salió desde los Valles del Tuy con destino a la playa Bahía de los Niños junto a su esposa. La excusa para bajar hasta el litoral fue la celebración de un año más de vida de Yusber Pérez, con quien tiene tres años casado. “No le prestamos atención a la época de carnaval, simplemente bajamos porque coincidió con mi cumpleaños”, dijo la mujer.

Playas-4

No cargaban mayores cosas, solo un bolso y una cava pequeña. Sin embargo, el morral iba cargado de botellas llenas de guarapita de durazno y parchita, que él mismo hizo antes de emprender el viaje playero. García festejó que las playas estaban limpias y aplaudió la presencia de los efectivos de la Policía Nacional Bolivariana (PNB), activados para el resguardo de los turistas.

- Con la mercancía fría -

En el restaurante de Lilia Acosta se vende pescado frito con tostón, papas y ensalada por Bs 450.000. Su intención era despachar unos cuantos almuerzos y sumarle ceros a su cuenta bancaria. Sin embargo, al mediodía no previó que nadie se interesara en gastar esa cantidad.

Playas-3

“No he vendido nada en todo el día, ni un pescado, ni un solo tostón. Las ventas están malísimas. Nadie quiere pagar tanto por un pescado”, afirmó desde el negocio que atiende desde 2002. Lo mismo le pasó a una señora que vendía mangos con adobo por Bs 20.000: ni un solo paquete en toda la jornada.

Para Joaquín Nieto, vendedor en playa Los Corales, el problema es la forma de pago. Desde hace más de un año espera por un punto de venta del banco Banesco que todavía no le ha llegado. “Las ventas están bajísimas y si a eso le sumas, que nadie tiene efectivo, estamos fregados”, sentenció el hombre.

Playas-7

Si no hay plata para la comida, menos para la ropa playera. Hace un año que Cecilia Chávez tiene una pequeña tienda de trajes de baño en la entrada de playa Los Corales. Los bikinis más sencillos los ofrece en Bs 800.000 y los de licra hasta en Bs 1,3 millones.

Esperaba vender parte de su mercancía durante esta época de Carnavales, pero la idea no salió como ella pensaba. “No estamos haciendo la playa que deberíamos hacer. No tenemos punto de venta y de paso nos cerraron el estacionamiento de la playa por un evento de la gobernación. Eso nos ha quitado ventas”.

20180211 Carnaval 2018 Playas, estado Vragas FOTO Valeria Pedicini

 

 

error: