Newsletter

Recibe nuestro Newsletter con lo mejor de El Estímulo en tu inbox a primera hora cada día.

SÍGUENOS

Gobierno quiere fomentar la cría de peces en espacios urbanos

Pesca de Sucre
02/03/2017
|
FOTOGRAFÍA: RODRIGO ABD | AP

Tal como hace con los cultivos organopónicos en medio de la escasez de alimentos que arrecia en Venezuela, el gobierno busca fomentar la acuicultura en espacios urbanos.

En declaraciones ofrecidas este jueves al canal estatal VTV, el ministro de Pesca, Gilberto Pinto, explicó que “pequeños espacios” de seis por seis metros serán incorporados para fomentar la acuicultura en las comunidades. Dijo que en cada poblado se puede sembrar de “600 a 800 kilos” de especies como la cachama.

“Podemos tener una producción semestral entre 600 y 800 kilos sembrados”, apuntó el ministro sobre este proyecto que, dijo, contará con la asesoría del ministerio de Comunas.

Pinto afirmó que el sector pesquero puede aportar un tercio de alimentos para los venezolanos. Por eso el ministro anunció la incorporación del Clap pesquero, que significa incorporar productos del mar al sistema de racionamiento de comida que aplica el gobierno de Nicolás Maduro.

Este método contempla -hasta los momentos- de la entrega de atún en lata importado de países como Ecuador o México, según testimonios de los que han recibido este subsidio.

“Recuperaremos la ruta pesquera y promoveremos que los productos pesqueros vayan directamente a los Clap”, expresó el funcionario.

Pinto dijo que el año pasado se colocaron 77 millones de kilos de pescado.

Reconoce la piratería

Por otro lado, el ministro reconoció la presencia de “piratas” en las costas venezolanas que extraen equipos y roban a miembros de las comunidades pesqueras. Si bien prefirió catalogarlo como “hechos delictivos”, el funcionario afirmó que “hay robos” en los poblados.

Pinto recordó que funcionarios militares están desplegados a lo largo de la costa para prevenir delitos. Anunció que se instalarán equipos del “Ministerio Público Pesquero” que estará dedicado a enfrentar a quienes hurten o especulen con los precios de la pesca.