Newsletter

Recibe nuestro Newsletter con lo mejor de El Estímulo en tu inbox a primera hora cada día.

SÍGUENOS

WSJ: Salida de empresas en Venezuela pone en angustia a sus empleados

Smurfit Kappa
08/11/2018
|
FOTO: ARCHIVO EL ESTÍMULO

La compañía transnacional dedicada a la fabricación de envases Smurfit Kappa abandona Venezuela en medio de un altercado con el presidente Nicolás Maduro y deja desprotegidos a sus empleados, según lo informado por el Wall Street Journal (WSJ) el 8 de noviembre.

Sin embargo, se ha registrado algo atípico en esta compañía porque los empleados de la empresa acuden diariamente por turnos para cuidar y proteger la maquinaria que está paralizada con el fin de evitar que sean saqueadas las piezas y mantienen la esperanza de que los dueños regresen a operar sin la intervención del Gobierno, ya que esto implicaría una expropiación.

“Ayuda, necesitamos un patrón aquí. Estamos desesperados“, comentó Ramón Mendoza, un trabajador que trabajó en la división forestal de Smurfit durante 17 años al WSJ. “Estamos muy asustados porque sabemos que lo único que hace el gobierno es destruir todo, todas las empresas”.

La precaria situación acentúa la ruina que enfrentan las comunidades rurales del país a medida que las empresas privadas abandonan la Venezuela que alguna vez fue la región más rica de América Latina.

La economía se ha reducido en un 50% en los últimos cuatro años y el Fondo Monetario Internacional sostiene que la inflación en el 2019 llegará a 10 millones por ciento, lo que sin duda alguna impulsará exponencialmente el éxodo.

Con información de Wall Street Journal.

Trabajadores de la planta Molino Valencia, que pertenece a la trasnacional irlandesa Smurfit Kappa, denunciaron el viernes 13 de julio se consiguieron con la empresa cerrada y un cartel donde les avisaban que estaban de vacaciones colectivas.

La decisión, que fue calificada como unilateral por los afectados, les tomó por sorpresa y aumenta el malestar entre los empleados que acudieron luego de constatar la situación ante la Inspectoría del Trabajo de Valencia para conocer los términos de esta detención temporal de actividades, pues nadie de la firma salió a informar sobre lo que ocurre y los portones tienen candados que les impiden ingresar a sus puestos.

Tras la ocupación temporal de una de las plantas de la empresa Smurfit Kappa, ubicada en la zona industrial de Valencia  el pasado martes 21 de agosto, este jueves 23 la Superintendencia Nacional para la Defensa de los Derechos Socioeconómicos (Sundde) informó a través de sus redes sociales sobre la detención de dos gerentes de la firma.

El 29 de agosto, se anunció que el gobierno de Nicolás Maduro tomó el “control temporal” de su unidad en Venezuela durante 90 días.

La compañía explicó en un comunicado que desde el 28 de agosto Smurfit Kappa (SKCV) “no es responsable del uso de sus instalaciones, maquinaria y equipos. Ni así de la seguridad de sus empleados, afincados en comunidades vecinas a su planta, de algún impacto medioambiental o de la calidad del papel o de los empaques procesados en sus operaciones”.

A finales de septiembre, la transnacional  irlandesa alertó haber perdido el control de su filial en Venezuela “debido a las continuas acciones e interferencias del gobierno” local, por lo que encaja una pérdida contable de 60 millones de euros y todas sus operaciones han pasado al Estado venezolano.

El 1 de octubre se cumplió una semana desde que la empresa trasnacional Smurfit Kappa Group (SKG) decidió no continuar con el negocio en Venezuela, con lo que los trabajadores en cada una de las plantas en suelo nacional comenzaron a recibir una liquidación que muchos consideran incompleta.

Las plantas de Smurfit Kappa Cartones de Venezuela (SKCV) no han sido expropiadas ni nacionalizadas, confirmó el ministro del Trabajo, Eduardo Piñate en Valencia el 16 de octubre.

“Lo que se ha procedido en el día de hoy -martes 16 de octubre-es a la ocupación por parte de los trabajadores, de acuerdo al artículo 149 de la Ley Orgánica del Trabajo, de los Trabajadores y Trabajadoras. Hoy hemos hecho el acto formal”, puntualizó desde una de las instalaciones del consorcio.

La planta de líquidos de la empresa Colgate Palmolive está paralizada desde el lunes 15 de octubre por falta de cajas de cartón para empacar los productos y enviarlos al mercado nacional, debido a la falla en el suministro de este material que les vendía Smurfit Kappa.

error: