8 personas fueron atracadas el domingo en el Ávila

8 personas fueron atracadas el domingo en el Ávila

Este domingo 19 de julio, un grupo de deportistas y excursionistas fueron robados por 3 jóvenes en el Ávila, en la ruta entre Sabas Nieves II y el Banquito. Según información extraoficial de los guardaparques y parqueros, se trató de más de 15 personas robadas, pero la Guardia Nacional maneja una cifra de 8 personas.

Sabas Nieves - ávila - Waraira Repano | Fabiola Ferrero, El Estímulo

En cualquier caso, el hecho se hizo relevante entre las redes y los grupos de excursionistas, pues muchos debieron devolverse ante las advertencias de quienes iban bajando. El pulmón de la ciudad, y el lugar de esparcimiento de los caraqueños, ha sido tomado por la inseguridad.

El hecho ocurrió entre las 7:00 y las 9:00 am, y fueron tres los ladrones implicados. Dos de ellos fueron detenidos más tarde por efectivos del destacamento de la Guardia Nacional Nro. 435, sede de la guardia más cercana a la entrada de Sabas Nieves. Otro de los ladrones escapó y algunos excursionistas lo han identificado como “el enano”, un ladrón asiduo de estas rutas.

Sabas Nieves - ávila - Waraira Repano | Fabiola Ferrero, El Estímulo

Los detenidos fueron imputados por robo agravado y serán pronto trasladados al Rodeo II. Se trata de Roberto Linares Herrera de 20 años y Richard Bello Ruiz, quienes fueron atrapados en flagrancia el mismo domingo y les fue incautada un arma. Esta información fue facilitada por el Coronel Bello Vasquez, siguiendo las instrucciones del General de Brigada, Fabio Zavarce Pavón.

Bello destacó que solo 4 personas se apersonaron al Destacamento 435 para presentar la denuncia del suceso. También resaltó que pudieron actuar rápidamente dada la cercanía al lugar, pero que la seguridad del Ávila está bajo la Unidad Especial ubicada en Cotiza, Regimiento de Seguridad del Waraira Repano.

Sabas Nieves - ávila - Waraira Repano | Fabiola Ferrero, El Estímulo

Una de las víctimas del domingo fue Enrique Rivas, quien suele subir los fines de semana temprano en la mañana. Según explica, lo interceptaron cuando venía bajando de El Banquito, casi llegando a Loma Serrano. Le quitaron su camelbak, el celular, una tarjeta y su cédula. Cuando quiso bajar para seguir su camino los ladrones no se lo permitieron, pues no querían que este alertara a los visitantes que iban subiendo y que serían las próximas víctimas. «De bajada había uno de ellos con un celular en la mano, ese estaba avisando de los que iban bajando. Cuando llegué ahí me robaron. Le agradezco a Dios que no pasó nada. No fueron violentos, pero no puedo decir que fueron respetuosos. Me dijero: ‘Epa epa, para dónde vas tú ¡Alto alto!’. Cuando veo sacó una beretta de 9mm y me dijo que no le viera la cara, aunque ya yo se la había visto. Me quedé con el bastón en la mano, pues se apoderaron de mi camelbak y metió la mano en mis bolsillo. Tenia un celular, una tarjeta de crédito y cédula. El celular es lo que más le interesa porque es lo que más vale ahorita. Nadie carga en la cartera 50 mil bolívares en efectivo, por eso un celular es lo más apetecible, indicó.»

Rivas relata que pudo alertar a los visitantes que estaban en el Banquito para que no bajaran mientras estuvieran los antisociales, también cuenta que por miedo a que lo reconocieran debió quitarse la camisa e incluso esconderse pegado al suelo para chequear si habían despejado la vía o no.

rutasavila1

 

 

Al contrario de los ladrones que normalmente roban en esta zona, estos estaban «vestidos con ropa de ejercicio, porte atlético y franelas dry-fit». Además se cambiaron para volver a bajar por Sabas Nieves, pues en días recientes pusieron un cerco en la bajada de Quebrada Chacaíto. Rivas cree que el tercer individuo que no han encontrado, es en efecto el ladrón llamado «el enano». En ese sentido, reclama: «¿Tú crees que la guardia no lo conoce, que no lo tienen identificado? Son como los que practica la mendicidad del metro, que lo tienen en todas las cámaras y no lo denuncian».

 

A-4

 

Un hecho parecido ocurrió el mismo día a las 4 p.m, cuando otro grupo de personas bajó advirtiendo que estaban robando después de Sabas Nieves II.