Barcelona se encierra de noche otra vez por el coronavirus

Alarmados por el importante rebrote, un tribunal superior aprobó el toque de queda entre 1 y 6 am, al menos hasta el 23 de julio. En París, por el contrario, se atreven a flexibilizar más y reabrieron su monumento turístico más visitado: la torre Eiffel

Barcelona se encierra de noche otra vez por el coronavirus

Barcelona, y otras localidades turísticas de Cataluña, regresan al encierro nocturno, en un esfuerzo de las autoridades españolas por contener el rebrote de coronavirus. Hoy viernes 16, la justicia española autorizó el toque de queda nocturno solicitado por el gobierno regional.

La medida se mantendrá en vigencia, en principio, hasta el 23 de julio. Sin embargo, podrá extenderse según la gravedad de los contagios.

A la 1 de la madrugada y hasta las 6 am, todos los comercios y espacios públicos de Barcelona deberán cerrar sus puertas. No importa si el negocio es precisamente la vida nocturna, tan buscada por los turistas. Igual deberán acatar el toque de queda.

En un auto recibido por AFP, el Tribunal Superior de Justicia de Cataluña autorizó aplicar el toque de queda  en Barcelona y en varios municipios costeros muy turísticos como Salou y Sitges que, según el portal El Español, son el epicentro del covid en la región.

En París, la cosa es distinta

Mientras que en España comienzan a alarmarse con el importante rebrote de contagios de covid-19, en Francia, por el contrario, se atreven a flexibilizar controles.

Por ejemplo, hoy viernes 16 reabrió la torre Eiffel al público, después de ocho meses y medio cerrada por pandemia.

La torre Eiffel se sentirá viva otra vez. Foto ALAIN JOCARD / AFP

La Torre Eiffel reabrió al mediodía después de vivir su cierre más largo de la posguerra. La afluencia de visitantes está limitada a 50% en ascensores, según constató un periodista de la AFP en el lugar.

Para ayudar a enfrentar las pérdidas por el coronavirus, la empresa operadora de la torre fue recapitalizada en 60 millones de euros. El déficit asciende a 120 millones de euros.

El célebre monumento parisino podrá acoger hasta 13.000 personas al día. Antes de la pandemia, el monumento recibía unos 25.000 visitantes diarios.

 

Los juegos olímpicos más allá del deporte

Maduro, en medio de la ola de triunfos en los juegos olímpicos, presiona, chantajea e intenta controlar el discurso del triunfo de nuestros deportistas para hacerlo suyo; para tratar de vender la idea de que estos jóvenes triunfaron porque el Estado venezolano los apoyo. Nada más lejos de la realidad