<iframe src="//www.googletagmanager.com/ns.html?id=GTM-K8BB9HX&l=dataLayer" height="0" width="0" style="display:none;visibility:hidden"></iframe>

Cárcel de Los Llanos es desalojada tras asesinato de 47 reos

La cárcel de Guanare, conocida como Centro Penitenciario de Los Llanos (Cepella) en el estado Portuguesa, fue desalojada este jueves, en respuesta la masacre ocurrida el 1 de mayo, cuando 47 presos y una guardia nacional murieron asesinados. Otros 67 reos heridos fueron trasladados al hospital de la ciudad, que colapsó por falta de medios para atender la emergencia.

En total 2.154 reclusos serán trasladados desde la cárcel de Guanare, estado Portuguesa, para otros centros de reclusión de Venezuela. Se trata de un «proceso de transformación», tras el asesinato de 47 presos y una guardia nacional durante un motín y posterior masacre ocurrida el 1 de mayo, dijeron medios locales y organizaciones de defensa de los derechos humanos.

En los sucesos otros 67 reos resultaron heridos.

El Centro Penitenciario de los Llanos (Cepella) será depurado para su posterior transformación hacia un nuevo régimen penitenciario. Así lo afirmó Iris Varela, la poderosa ministra de prisiones del régimen de Nicolás Maduro.

La evacuación se  inició en la madrugada de este jueves 14 de mayo en una operación que organiza Varela por orden del gobernante Nicolás Maduro. Tiene el apoyo del gobernador de Portuguesa, Rafael Calles, del Ministerio Público y de las autoridades militares de la Zona Operativa de Defensa Integral N° 33, (Zodi).

Varela, citada por la ONG «Una Ventana a la Libertad» dijo durante una alocución en Guanare que a las 6 de la mañana de este jueves comenzaría el traslado.

Hacinamiento y muerte

Todas las cárceles venezolanas están hacinadas, con una cantidad de internos muy superior a la capacidad de estas edificaciones. Los motines, reyertas, asesinatos son comunes. También es comunes que los propios presos controlen la vida  y la  muerte dentro de los penales, en un régimen de terror. Además los penales son sus sitios más seguros para dominar el crimen organizado en las ciudades adyacentes.

Al pasado 8 de mayo, las autoridades de la cárcel Cepella contabilizaron en el recinto 2.154 reclusos: 1.083 procesados y 1.071 penados.

El miércoles 13 mayo las adyacencias de la cárcel amanecieron tomadas por efectivos de la Guardia Nacional y personal del Ministerio de Servicio Penitenciario. Familiares de los reclusos esperaban a Varela.

Tras la masacre, la funcionaria del chavismo había prometido a los reclusos de esta cárcel un plan que se iniciaría ese mismo jueves 14 de mayo con la revisión de 500 causas.

Los reos serán beneficiados con un Régimen de Confianza Tutelado, figura establecida en el Código Orgánico Penitenciario. Mediante esta figura se conceden medidas de libertad a procesados por delitos cuyas penas no exceden los ocho años de condena, precisa la ONG.

Audiencias de imputación

La noche del miércoles 13 de mayo, la jueza del Tribunal de Control N° 2 de Guanare, Maireth Martínez, ordenó prisión a los cinco funcionarios de la Guardia Nacional adscritos a este penal.

Los militares quedaron presos bajo investigación por su presunta responsabilidad en el origen y desarrollo de la masacre del 1° mayo.

Pero, la diputada María Beatriz Martínez denunció impunidad en este caso porque el máximo representante de la seguridad del penal, el general de brigada Chacón Díaz  quedó libre de toda culpa.

Unos más culpables

La audiencia especial de imputación se inició a las 12 del medio día. Es decir, justo una hora después de que el fiscal general designado por la Asamblea Nacional Constituyente, Tarek William Saab, anunciara públicamente la imputación de 10 personas por los recientes sucesos del Cepella.

 


Para este mismo miércoles se esperaba la audiencia del director del Cepella, Carlos Toro, a quien el fiscal también responsabilizó por la reyerta. Toro fue llevado al tribunal, pero su comparecencia fue aplazada para este jueves 14 de mayo bajo el argumento que los autos del Ministerio Público estaban incompletos.

Cinco militares y cuatro reos

Saab anticipó que los responsables por el lado de los militares son los guardias nacionales primer teniente Castro Malaguera y sargento primero Manuel Torres Parada. También, el sargento mayor de tercera Rodríguez Escalona,  sargento primero Almeida Gudiño y el sargento primero Rodríguez García.

A todos les imputaron los delitos de «homicidio intencional en grado de complicidad correspectiva, homicidio intencional en grado de frustración y abuso de poder».

La fiscalía imputó a los reos jefes de la cárcel, Olivo Castillo Velázquez, Ronal Camacaro Angulo, Wilmer Romero Durán y Douglas Ramos Lucena.

«Organizaron los actos violentos y participaron del enfrentamiento», según el fiscal. Pero las autoridades no presentaron a estos reclusos ante el tribunal.

Fuentes cercanas a la investigación aseguraron que los propios pranes (reos jefes de la cárcel) impidieron los traslados.

Se prevé que el juzgado los impute el próximo viernes 15. Con la evacuación anunciada por Varela queda pendiente este acto judicial.

En el Cepella había 2.154 reclusos, luego de los sucesos del 1° de mayo | Foto Bianile Rivas/Una Ventana a la Libertad

Covid-19 enferma a otras 51 personas en Venezuela

Los estados Bolívar y Delta Amacuro, además de un organismo de seguridad del estado registran focos "ya controlados" de covid-19, informó este 31 de mayo Delcy Rodríguez. Se sumaron 51 nuevos casos para un total de 1.510 desde que la epidemia llegó en marzo a Venezuela.

Transgéneros sin prejuicios en TV y cine

Este lunes 1 de junio comienza el Mes del Orgullo Gay, y el periodista Aquilino José Mata aprovecha la oportunidad para abordar un tema solo recientemente ha sido asumido por el cine y la televisión dentro de ese amplio universo: el de la transexualidad. Un recorrido por grandes papeles de grandes actores.

Black is the new white

Son tiempos en donde impera la autodefinición ideológica para saber de cual lado estamos. Lamentablemente, la historia nos ha puesto nuevamente entre la espada y la pared. Y si. Es incómodo