El terror que parió a Dross

Antes que youtuber se considera escritor. Dross Rotzank el maestro del terror que rompió el internet con su sátira, no solo perturba el sueño de sus 18 millones de subscriptores en Youtube, sino también de miles de lectores. Con motivo de Halloween, el autor venezolano radicado en Argentina conversó con Clímax sobre su carrera

Freddy Krueger, Jason, Michael Myers, Pennywise. Aquellos grandes iconos del cine de terror que atormentaron la infancia de millones de personas, alguna vez cautivaron la niñez del youtuber venezolano Ángel David Revilla. Ahora es conocido popularmente en el amplio y oscuro mundo del internet como Dross Rotzank, pero cuando apenas contaba ocho años suplicaba a sus padres alquilar en algún Blockbuster cualquier clásico del cine de terror. La pasión precoz sobre un género oscuro sellaría su vocación literaria.

Los observaba una y otra vez, y sin importar la frecuencia, la sensación siempre era la misma: adrenalina. Las sagas de Pesadilla en la calle del infierno, Halloween y Chucky formaban parte de sus filmes favoritos. Y aunque no tomaba estos personajes como ídolos, se obsesionaba con sus historias, poco a poco se sumía en mayor afinidad, emoción y curiosidad.

Dross-foto1

La inquietud por lo oscuro temporalmente resultó un motivo de preocupación para sus padres. “Mi madre y mi padre en algún punto me prohibieron ver todas estas películas. Les hice caso, pero nunca dejé de insistir”. No obstante, eran los 90, una década transgresora, el género del terror estaba en la cúspide, relata el escritor, “los niños eran morbosos, mis padres entendieron que no me afectaba, que era mi hobbie y cedieron”, rememora.

 

Así, su afición por universos tétricos traspasó del séptimo arte a la literatura, el ahora youtuber se hallaba a sí mismo en escritos de Agatha Christie, Ann Rice, Stephen King, H. P. Lovecraft y Ramsey Campbel.

Creció en Caracas. Si bien rodeado de historias sombrías, Dross tuvo una infancia feliz, sin miedos, pesadillas ni fobias. Era un niño tranquilo e introvertido con una imaginación abismal, a la cual, en muchas oportunidades, prefería escapar. Lo que en algún momento de su vida le generó problemas, hoy le da de comer.

dross 6

Siempre se mantuvo creando. Desde el momento en que su madre le otorgó un lápiz y un papel, Dross escribió. Eran cuentos de horror cortos, de una página. Una máquina de escribir eléctrica en su hogar despertaría su sueño de convertirse en un literato reconocido.

“Era muy distraído. Tenía mis amiguitos, que quise mucho, pero me la pasaba metido en mi cabeza, pero metido en mis propias cosas. En vez de salir a jugar fútbol con los otros niños, prefería quedarme escribiendo o leyendo. Mi adolescencia fue más de lo mismo. Salía al cine, de paseo, a reuniones, pero nunca dejé de tener una imaginación hiperactiva”, asegura.

Dross

Como fiel seguidor del género del horror, y ahora autor, el youtuber procura respetar la inteligencia ajena con sus historias. “El terror es muy de su época. Siempre pienso en lo trillado y lo evito. Cuando Stephen King escribió su primera novela Carrie (1974) lo hizo pensando en los adolescentes con miedo al bullying, cuando escribió Christine (1983) pensaba en aquellas amas de casa cuyos maridos estaban obsesionados con carros”. Los miedos y fobias del inconsciente colectivo son su fuente de inspiración, así lo demuestra en su más reciente obra El libro negro (2019), en el cual aborda temas actuales, pero aterradores como la deep web.

De troll a autor

Youtube ni siquiera existía -nació en 2005-, y él no imaginaba que una plataforma así le permitiría tener éxito en aquel extraño mundo del internet. Su sed de escribir, si, lo llevó a estudiar Comunicación Social en la Universidad Santa María, y luego a abrir su propio blog: El diario de Dross. El personaje creado es transgresor, lleno de humor negro, y arrastró por su popularidad como troll en foros y comunidades gamers de la red. “Era solo un carajito”, confiesa ahora desde Argentina.Dross 1

Dross aún recuerda aquella transmisión de la WWE, a través de la señal de Radio Caracas Televisión, mediante la cual vio a Warren Drozz, un luchador de aspecto y actitud desagradable, cuyo apodo era perfecto para aquel alter ego sin filtros, dispuesto a generar polémicas, incomodidades y reflexiones, que quería mostrar ante mundo. Para la suerte de Ángel David, escribió mal aquel usuario.

Más adelante, con una Venezuela cada vez más deteriorada, en 2007 decide emigrar a Buenos Aires, queriendo ser formalmente un escritor. Su blog tenía hasta 300 mil visitas por artículo, pero no era suficiente. A sus 22 años, ya había escrito su ópera prima Luna de Plutón, que fue publicada once años después. Una historia de ciencia ficción basada en una batalla espacial.

Dross 4

Cansado de coleccionar cartas de rechazo de distintas editoriales, aprovechó el auge de Youtube, se puso un sombrero beige con una cinta de animal print, unos lentes oscuros, parodió su voz y le dio una imagen a Dross. “Me monté en algo completamente nuevo que era internet. Esto de ser creador de contenidos por internet y vivir de ello resultó ser un boom. Agradezco muchísimo haber estado ahí cuando comenzó porque ahorita todo el mundo quiere ser youtuber, pero casi nadie puede. Yo aprendí una máxima de la vida que es que cuando logras prever algo que va a suceder, la información es el poder. Es toda la ventaja del mundo poder haber empezado, y haber montado esa ola”, dice.

Durante sus primeros años en la plataforma de videos, cocinó bajo el disfraz de El Troll, habló con La Chica Pepsi, respondió preguntas estúpidas, analizó temas políticos así como culturales, hizo humor negro, humor absurdo y, por supuesto, contó historias de terror.

En Halloween de 2013 su canal dio un giro repentino. Dejó a un lado su imagen tradicional y abordó minidocumentales y reportajes -ficticios y reales- de horror y repulsión. “Yo quería cambiar el paradigma, quería cambiar la imagen porque me sentía quemadísimo”. Una nueva temática serviría como detonante para consolidarse como autor. No obstante, asegura que, de volver a hacer humor, desempolvaría su viejo sombrero y lentes.

dross3

Desde sus inicios como blogger, la intención del escritor era difundir sus obras. Su fama en Youtube lo impulsó a cumplir su sueño. Posterior a Luna de plutón, publicó El festival de la blasfemia (2016), un relato corto de terror, narrado desde el humor negro característico de Dross. Luna de Plutón II: Guerra de Ysaak (2017), esta vez con toques de horror, suspenso y acción y Valle de la calma (2018) un auténtico thriller inspirado en Lovecraft. Todos los libros han salido bajo el sello de Editorial Planeta.

La realidad vence a la ficción

Dross no le teme a demonios, fantasmas, magia ni ocultismo. Ni siquiera a la deep web. “Tengo miedo a ir al médico y que me digan: tenemos que hablar”, eso sí.

Perenne incrédulo, no ha sido testigo de algún hecho paranormal ni medianamente inexplicable, más allá de uno o que otro sueño premonitor. “Nada del otro mundo”. Ello nunca ha sido motivo suficiente para desligarse de lo sombrío.

No obstante, incluso Dross tiene límites. “Uno elige en qué creer. Espíritus, demonios o Dios, pero cuando tocas algún tema que es real se te eriza la piel. Como por ejemplo, el top de las llamadas al 911, es feo porque es verdad”.

dross 5

No hay ni un solo día en que no le llegue algún contenido realmente inquietante, algunos tan morbosos como accidentes sin sentido que sería incapaz de publicar, según sus palabras. Por otro lado, las anécdotas e historias no dejan de impresionarlo. “Me han escrito personas religiosas, curas, etc. No para reclamarme sino para contarme sucesos de iglesias y capillas”.

Aun así, el autor evita caer en lo ridículo. “Hay muchas personas que me piden que hable de los reptilianos, por ejemplo. Pero no, aquí trazo la línea. Siempre trato de conseguir contenido que la gente quiere ver, que guste. Siempre suelo hacer los videos que quiero hacer, y que quiero ver. Pero bueno hay personas que me piden y piden, y termino complaciendo, porque esto es un negocio”, señala.

Como amante del cine del terror, ¿consideras que esta industria ha evolucionado o involucionado?

-Ambas. Ha involucionado pues algunas películas de terror dan más risa que miedo. Incluso, ves íconos de terror que se han rebajado a eso. No obstante, estamos viviendo en una época de renacimiento donde los cineastas han aprendido muchísimo y están invocando bien el género del terror, y además, rescatando a estos personajes. Por ejemplo, las últimas películas de IT y Halloween. Creo que han aprendido mucho y ven que es un género millonario que nunca pasa de moda y lo han recuperado bien. Es importante entender que la sociedad ha avanzado, así como sus miedos. Hannibal Lecter es el Drácula del siglo XX. Hablas de un vampiro, que ahorita son símbolos sexuales. Ya no dan miedo. La época cambiará y pasaremos a otras cosas. El horror es así, de su época.

Dross2

-¿Te preocupa causarle al público más joven algún tipo de daño psicológico con tus videos?

-Yo en mi canal coloco una advertencia “Lo que lees aquí es netamente entretenimiento” y también lo digo a la gente. Mira, yo asumo cosas, pero cada padre se tiene que encargar de sus propios hijos. Ni mi mamá ni mi papá le mandaron cartas a Wes Craven pidiendo que no hiciera más películas de Freddy. Cada padre se tiene que hacer cargo de su hijo porque no me toca a mí cuidarlo ni criarlos. Cuando subo un video puedo poner una clasificación de edad, mi responsabilidad empieza y termina ahí. Estoy tranquilo en ese sentido.

-Haces el trabajo de investigación, elaboración de guion y edición solo. ¿Te afectan de alguna manera tus contenidos?

-No me afectan mis contenidos, algunos me pueden dar tristeza. Por ejemplo, el de las llamadas del 911. O un policía que una vez mataron. No me perturbó, pero sí me afectó porque me puso triste. Era un policía que detuvo a un veterano de guerra, un hombre mayor y muy entrenado, tenía 65 años, y era un peligro. Tenía un rifle de asalto en la camioneta y mató al policía de la peor manera en que te puedas imaginar. Eso me dio tristeza, porque el tipo era casado, tenía hijos. Eran los videos más perturbadores captados por patrullas de policía.Dross-foto2

-¿Volverías a Venezuela en busca de inspiración?

-Me encantaría, pero no puedo. No soy deseado allá. Nicolás Maduro, Diosdado Cabello y la Guardia Nacional me bloquearon de Twitter. Siempre los he criticado duramente y sin miedo, algo de lo que me siento orgulloso, pero me es imposible regresar. Desde luego, la situación de mi país me entristece, igualmente tengo fe.

Por último, no puedo dejar de mencionar a Mussolini, ¿cómo tu pez se convirtió en youtuber?

-Desde hace mucho tiempo quería tener una mascota. Más que nada un pez, me gustan mucho los peces. Entonces, un día estaba aburrido y dije: nada vamos a hacer algo con el pez. Le había comprado una comida carísima, de ahí salió un video y lo demás es historia. Fue totalmente improvisado.