Para ser fit, solo hay que tener Wi-Fi (I)

Parece que cada día está más de moda cuidar lo que llevamos a la boca. Y es que una persona, que decide montarle cachos a sus malos hábitos alimenticios con la siempre más joven y guapa “buena alimentación”, está a un “follow” de lograrlo. Esta era, gobernada por las redes sociales, hace que sea más fácil hacer scroll por una cuenta de Instagram que planificar y pagar una consulta médica

Venezuela es un país donde no siempre se puede elegir lo que comemos. No sólo no hay insumos e ingredientes en los automercados y abastos, sino que también las versiones saludables de algunos alimentos, por ejemplo, la harina de almendras, en sustitución a la de trigo, tienen precios que castigan quincenas. Sin embargo, no es la excepción a la hora de apuntarse en la lista del fitness. Numerosas cuentas de Instagram emergieron para comprobarlo: hombres y mujeres, entrenadores, nutricionistas, “papiados”, amateur y hasta uno que otro actor se colearon en la fiesta al ver en el tópico una oportunidad de mercado.

Cuentas como: @saschafitness, @soysaludable, @territoriofit, @verdeyrebelde, @janettsyc, @stephanedecrock suman miles de seguidores que certifican su sudor y lágrimas. Se han convertido en el huequito de la cerradura, a través del cual miles de espectadores echan una mirada a los hábitos de estas nuevas personalidades.

foto-ivan-nava-web-3

El lado verde de la historia

Rebecca Eisenmann —conocida en las redes sociales como @verdeyrebelde— es una valenciana graduada del Instituto de Nutrición Integrativa en Nueva York —que actualmente reside en Panamá. Comenzó a preocuparse por el funcionamiento y la salud de su cuerpo a raíz de su embarazo. A pesar de que el ejercicio siempre estuvo presente en su vida, le hacía falta una barajita muy importante: la de la alimentación. “No sabía comer y eso afectaba mi autoestima. Durante mi embarazo mi cuerpo se convirtió en la casa de mi bebé, por ende me volqué completamente hacía su cuidado físico. También hice un trabajo mental, emocional y espiritual. Dejé atrás muchísimos de mis malos hábitos y poco a poco fui adoptando nuevos y mejores”, recuerda.

Para ella las redes sociales fueron un medio perfecto y accesible para combinar pasiones: escritura y salud. Sabe que los alimentos son más que sabores, temperaturas y texturas. “Me motiva entender cuánto cambian las personas a través de lo que comen. Cada una de sus células es modificada. Su bienestar y emociones se ven afectados por la simple decisión de qué ponen sobre los platos. Lo que escoges, lo sepas o no, es una decisión que influirá en tu día y salud. Incluso en el futuro y en el subsistir de las próximas generaciones”, remata.

Puede parecer que esta nueva forma de comunicación por redes solo beneficia al follower que recibe innumerables tips. Sin embargo, funciona para Rebecca del modo más arcaico y natural.

“Al comunicarme me voy conociendo más a mí misma. Mis seguidores me dan apoyo y motivación para seguir creciendo”.

Niños más sanos

Rebecca no esconde que es mamá. Al contrario, la pequeña Selah, su hija, se lleva parte del protagonismo en sus publicaciones. Y es que la alimentación de los niños, por más pequeños que sean, no escapa a las reglas saludables. “Comemos en familia. No le hago comida ‘especial’ ni separada a ella. Me parece que es en la edad más temprana en donde se debe conocer el cuerpo y su funcionamiento. Estás formando la base de tu salud posterior, fortaleciendo huesos y músculos y creando un sistema inmune y digestivo”.

Combatiendo la escasez inteligentemente

Para esta bloggera la escasez se debe ver como una oportunidad. La clave para triunfar está en simplificarse: “Es la ocasión perfecta para comer simple, sin aditivos (…) En Venezuela hay una involución que está próxima a convertirse en una revolución real, y ahí evolucionaremos. Es hora de activar a nuestros productores locales, encontrarlos y darles ideas y posibilidades de negocio. Unirse como comunidad para combatir la escasez. Tenemos tierras y con ellas la oportunidad de producción”.

En la autenticidad está la clave

“No me considero una gurú. Solo soy una lectora ávida, curiosa, con ganas de cumplir mi propósito: servir y compartir. Mientras más vas eliminando capas protectoras, más vulnerable te muestras ante el mundo y menos miedos sientes. Creces. Pienso que mi cuenta se diferencia de otras por el hecho de que no estoy ahí para ganar seguidores ni popularidad, sino para comunicar un mensaje. Mis seguidores lo saben”.

foto-ivan-nava-web2

Un consejo Verde y Rebelde para los principiantes
Incorpora: vegetales de todos los tipos y colores.
Come: muchas hojas verdes oscuras (son las más nutritivas) y frutas en la mañana.
Ejercítate: al menos 30 minutos por día, el cuerpo necesita movimiento. “Así sea bailar es excelente”.
Cocina: vuélvete un curioso, aprende y prueba de todo. “Aproxímate a la experiencia sin nada en mente”
El lema: “Conócete, respétate y ámate”

Foto: Iván Nava

Maquillaje: Rocío de La Cruz y María José del Moral