<iframe src="//www.googletagmanager.com/ns.html?id=GTM-K8BB9HX&l=dataLayer" height="0" width="0" style="display:none;visibility:hidden"></iframe>

Comenzó la "fase dos" de Game of Thrones

El domingo fue todo para Game of Thrones. Desde temprano, cuando se filtraron en torrents los cuatro primeros episodios de la quinta temporada, hasta la noche cuando HBO emitió el primero de esos capítulos, "The wars to come" ("Las guerras venideras"), uno de los mejores comienzos de temporada de la serie hasta ahora, que deberías ver antes de leer este escrito.

Comenzó la "fase dos" de Game of Thrones

La inclusión de un flashback, a modo de prólogo, marcó un hito. Tal recurso, nunca antes usado en esta serie, se suma al arsenal filoso de los verdaderos reyes de los Siete Reinos, D.B. Weiss y David Benioff.

Lo importante de esa escena es que plantea el arco argumental de lo que puede venir: «una reina joven» se peleará con Cersei Lannister por el poder. En el presente de la historia, la reina madre ya enfrenta no pocos retos y obstáculos, como ya comienza a mostrarse en la premiere, y continuará en los capítulos por venir.

Sí vienen guerras, distintas a las que hemos visto. Con Littlefinger junto a Sansa Stark urdiendo un plan; con Varys y Tyrion queriendo conocer a Daenerys Targaryen, y ésta aprendiendo a gobernar mientras trata de recuperar el control sobre sus dragones. Eso, sin contar con lo que pasará en la capital, en King’s Landing; y las ofertas y elecciones que veamos en el Muro, donde Jon Snow despunta como nuevo líder.

Y con ese nombre viene otro detalle. La muerte piadosa de Mance Rayder a manos de Jon Snow sorprendió a tirios y troyanos. Ni siquiera los amantes de los libros, los que saben todo lo que va a pasar (al menos lo que ha sido publicado), lo vieron venir: Mance Rayder está aún vivo en los textos de George R.R. Martin. Por primera vez los guionistas se alejaron de la trama original.

Lo hicieron porque los libros cuatro y cinco de la saga original, que deben cubrir en esta temporada, poco aportan al arco narrativo de los protagonistas de la serie. Y en esta temporada la misión es «eficiencia», así que están editando en pantalla. Obviarán otras historias y se enfocarán en el lomito, tomando partes del libro más reciente, A Dance With Dragons. El propio Martin dijo en una entrevista en el show de Conan O’Brien que «gente va a morir sin que lo estén en los libros, así que hasta los lectores estarán molestos. David y D.B. son más sangrientos que yo».

Bryan Cogman, que empezó de asistente de Benioff y Weiss durante el capítulo piloto, es considerado ahora el mayor especialista de Game of Thrones. Por ser fanático de la saga, creó una suerte de glosario y de árboles genealógicos para que productores, guionistas, casting y directores supieran qué hacía falta para desarrollar la serie. Ello lo convirtió en un imprescindible del equipo y ahora no solo escribe capítulos completos (uno cada temporada, y dos en la quinta) sino que es uno de las cuatro únicas personas que saben cuál es el final de todo el Juego de Tronos.

En una entrevista, Cogman afirmó que este episodio «es la fase 2 de Game of Thrones. La serie como la conocen no es la misma. Se está definitivamente moviendo hacia el final, si eso significa algo. Pero es lo que estamos haciendo».

Así que pendientes, que esta temporada avanzará rápido (ya puso a correr a George R.R. Martin para publicar y escribir más libros, en ese orden), y tendrá muchos momentos geniales con los diálogos de lujo ente Varys y Tyrion. Además, según TeMillions.com, la serie mostrará cosas que aún no han sido publicadas en libros, adelantando arcos argumentales que los productores y Martin conocen pero los lectores no.

Por otra parte, deberemos confirmar las sospechas del primer (y segundo) capítulo: ¿las infaltables figurantes de esta serie -las tetas- pierden tal condición?

 

Apagones ponen en riesgo la vida de pacientes con coronavirus en Táchira

La deprimente situación en el Hospital Central de San Cristóbal, lo lleva al colapso. La falta de personal hace imposible que se puedan atender todos los pacientes. Algunas veces, solo hay 2 enfermeros para atender toda una planta de enfermos. También colapsan en los apagones que han provocado paros respiratorios en los pacientes. De 5 ventiladores que hay, solo 1 tiene baterías. Ni siquiera hay luces de emergencia