<iframe src="//www.googletagmanager.com/ns.html?id=GTM-K8BB9HX&l=dataLayer" height="0" width="0" style="display:none;visibility:hidden"></iframe>

¿Cómo es ser un trabajador funerario en tiempos de coronavirus?

Bradley Georges es asistente de la funeraria Van Orsdel en Miami, en el sur de Florida. Tiene 26 años y no ha visto a su mamá desde hace 5 meses. "Esta pandemia es más grande que yo, es más grande que todos nosotros", dice

¿Cómo es ser un trabajador funerario en tiempos de coronavirus?

Un asistente fúnebre en Florida ha puesto su vida en pausa: sólo se relaciona con los muertos de coronavirus que se acumulan en la funeraria donde trabaja. Pero no lamenta su aislamiento, porque esta pandemia «es más grande que nosotros».

«Es difícil, mentalmente. Créeme. Pero respecto a no ver a mis familiares y amigos, lo entiendo», dice Bradley Georges, asistente de la funeraria Van Orsdel en Miami, en el sur de Florida.

Con más de 5.000 muertos en total y acumulando cerca de 10.000 nuevos casos cada día, un cuarto de ellos en la ciudad de Miami, Florida es nuevo epicentro del coronavirus en Estados Unidos junto a Texas y Arizona.

El contacto de Georges con el virus es tan cercano que no se ha aproximado a su madre en cinco meses, se mudó a una especie de lavadero en la parte de atrás de la casa que comparte con su hermano y dejó de ver a todas las personas que conoce.

Lo hace para mantenerlos a salvo, dice el joven de 26 años.

«Es mi deber servir a otros y entiendo completamente los tiempos que estamos viviendo», insiste. «No se trata de mí. Esta pandemia es más grande que yo, es más grande que todos nosotros».

La situación en Florida es grave. Los hospitales están quedándose sin camas, el antiviral remdevisir escasea, las filas para los tests de COVID-19 son kilométricas y los resultados demoran hasta 10 días en conocerse, lo cual impide a las personas aislarse a tiempo para no contagiar a otros.

En consecuencia, se están registrando entre 25 y 30% más muertes de lo habitual en Miami, estima Donald Van Orsdel, presidente de la casa fúnebre que lleva su nombre, la mayor de la ciudad con cinco sucursales.

El estado más gris

A pesar de este aumento, las funerarias están oficiando menos funerales debido a los temores de contagio y los familiares suelen optar por la simple cremación.

«Hemos tenido algunos funerales tradicionales, pero nada parecido a lo que solían ser», dijo Van Orsdel.

Y debido a las demoras en los permisos para cremar a los fallecidos, el empresario está considerando «depósitos alternativos» porque sus unidades de refrigeración están conteniendo más cuerpos.

En Tampa, en la costa oeste de Florida, la morgue se equipó hace diez días con seis containers refrigerados para atender la acumulación de cadáveres. Miami había hecho algo similar en abril.

Florida, a veces apodado «el estado más gris» de Estados Unidos porque muchos ancianos vienen a retirarse aquí atraídos por el clima subtropical, tiene una alarmante concentración de personas en el grupo de mayor riesgo por el coronavirus.

El 20% de su población tiene más de 65 años, según un estudio del Population Reference Bureau de 2019.

La mayoría de los muertos de COVID-19 que está recibiendo en su casa funeraria, dijo Van Orsdel, son ancianos.

Alto ahí coronavirus: ya es Navidad en octubre

El presidente receta gotas mágicas, decreta la Navidad y se lanza una flexibilización casi total: ¿basado en qué? Puro voluntarismo y conveniencia política: empieza a sentirte "seguro", sueña con tu pernil y piensa en salir a votar. Parece que lo malo ya pasó. Ponte a creer