<iframe src="//www.googletagmanager.com/ns.html?id=GTM-K8BB9HX&l=dataLayer" height="0" width="0" style="display:none;visibility:hidden"></iframe>

Recientes prohibiciones a importaciones demoran nacionalización de mercancías

Para los expertos del sector aduanero, la nueva medida no solo retrasa la nacionalización de las mercancías que se están importando sino que además agudiza el desabastecimiento en Venezuela.

Recientes prohibiciones a importaciones demoran nacionalización de mercancías

El presidente de la Cámara de Comercio de La Guaira, Eduardo Quintana, dijo a El Estímulo que con la nueva restricción los funcionarios del Servicio Integrado de Administración Aduanera y Tributaria (Seniat) verifican toda la mercancía que llega a las aduanas del país, proceso que termina demorando la nacionalización de otras mercancías que no se encuentran en la lista de artículos prohibidos.
«Verifican lo que haya, agarran uno o varios contenedores que están enviando con ayuda humanitaria, decomisan (la mercancía) y la utilizan para su propio beneficio», denunció el dirigente empresarial del estado Vargas.
De hecho, la empresa de courier Liberty Express informó este miércoles a sus clientes, a través de un correo electrónico, que su sistema de entrega de mercancías ha presentado retrasos en las últimas tres semanas, coincidiendo con la fecha en la que se conoció la restricción del Seniat.
Liberty Express
Quintana señaló que las nuevas prohibiciones comenzaron en mayo a poco más de un mes de que iniciaran las protestas contra el gobierno de Nicolás Maduro, pues según el superintendente del Seniat, José David Cabello, la oposición estaba usando «las aduanas del país como puente para armar a sus grupos terroristas».
Se conoció que el Seniat ordenó a las aduanas así como a las empresas de courier que existen en el país no importar resorteras, metras, cascos, chalecos antibalas, bates y pelotas de béisbol y de golf, máscaras antigases, guantes y productos de primeros auxilios como antiácidos, gasa, cremas para quemaduras, vendas y colirios, entre otros artículos.
«Se decomisaron algunas mercancías que estaban en contenedores y otras que venían en cargas sueltas», puntualizó Quintana.
Informó además que las empresas de courier no están aceptando en sus oficinas en el exterior medicamentos para enfermedades crónicas, como cáncer por ejemplo, previendo que estos artículos no lleguen a su destino debido a todas las restricciones impuestas por el gobierno venezolano.
«Nosotros nos regimos por el arancel de aduana, el cual tipifica las mercancías que puedan ser importadas», además aplica regímenes legales a aquellas que considera que no pueden entrar al país, puntualizó. Detalló que los medicamentos y alimentos tienen unas notas restrictivas que deben ser cumplidas previamente, pues de lo contrario son decomisados.
También indicó que a las personas y empresas a las que se les ha decomisado mercancía no se les ha cancelado absolutamente nada por sus importaciones. «Si el importador llegase a presentar los documentos y pagase los impuestos respectivos va a perder mucho más, va a perder el valor de la mercancía más el costo de los impuestos», detalló.
A El Estímulo llegaron denuncias sobre decomiso de medicamentos para el tratamiento del cáncer enviados desde España por familiares de los enfermos.
De acuerdo con el presidente de la Cámara de Comerciantes, Industriales y Aduaneros del estado Vargas (Caduainco), Rusvel Gutiérrez, la restricción afectó a más de 30 empresas importadoras y a algunas personas naturales que perdieron los artículos que compraron.
Gutiérrez denunció que también fue prohibida la importación de megáfonos, radios portátiles, batas para médicos y guantes quirúrgicos porque según el gobierno pueden formar parte de «actos terroristas».
«Desde el sector aduanas hemos venido denunciando que donde no existe justicia es peligroso tener la razón. Cosas como estas nos llaman poderosamente la atención porque hay muchos productos de los que están ahora al asecho del gobierno, que según ellos serán utilizados para alterar la paz y el orden público, que dentro del arancel de aduana no tienen ningún tipo de restricción para el ingreso al territorio nacional», subrayó.
El líder de Caduainco recomienda a los importadores utilizar los recursos de ley correspondientes, aunque destacó que en el sector «hay miedo, terror, de cazar una pelea en defensa de sus derechos con el gobierno venezolano».
«Esto agudizará más el desabastecimiento de productos (incluidos en la lista) en el territorio nacional que, de una u otra forma, se estaban trayendo por esa vía (…) porque aquí no los hay. ¿A quién se está perjudicando? Al pueblo», enfatizó Gutiérrez.]]>