La reputación, un thriller sobre el poder y las relaciones públicas

Un banco boutique acosado en redes sociales. Un presidente agónico en búsqueda de la reelección. Un gurú de las comunicaciones a punto de perder su prestigio. Una mujer con el poder de salvarlos a todos… o no; así arranca la primera novela del venezolano Elías García Navas

La reputación, un thriller sobre el poder y las relaciones públicas

Cuentas anónimas y un medio local asedian a un banco boutique en Miami. Sus dueños deciden contratar a un gurú de las relaciones públicas y el blanqueo de historial: ese es el marco de La reputación.

No obstante, pronto descubren que los ataques poseen un trasfondo más turbio de lo imaginado, y la única solución a la crisis parece estar en Miraflores, el palacio presidencial de Caracas. Llegar hasta el presidente no será nada fácil: el mandatario sufre una enfermedad terminal y lucha desesperadamente por ser reelecto en las próximas semanas.

“Es la Venezuela del 2012, un país a punto de saltar -inadvertidamente- al vacío”, cuenta Elías García Navas, autor de La reputación, un thriller cargado de un ritmo vertiginoso, a la venta en la plataforma Amazon desde el 15 de julio.

García Navas (Caracas, 1966) es un periodista que ha trabajado con medios como El Nacional y El Universal y BBC Mundo (Reino Unido). Como consultor en gestión de crisis de reputación ha participado en proyectos en Colombia, España, Inglaterra, México, Panamá y Venezuela.

La reputación

La reputación es una fotografía de un país latinoamericano en pleno frenesí, donde se produce un cambio brutal de elites, sin tregua o anestesia. La historia es narrada desde el punto de vista nada transparente de lobistas, asesores de imagen, dueños de medios y spin doctors. En sus páginas hay situaciones con las que se puede identificar cualquier persona en Ciudad de México, Bogotá o Buenos Aires”, expresa el autor.

El protagonista de La reputación es Nerio Marco Paolo Pileggi Ricci cuyo oficio es anticiparse a las crisis de reputación de sus clientes. Para cumplir con ese objetivo, en su cerebro opera una fábrica de escenarios negativos, trabajando tres turnos al día. Esa habilidad lo convirtió en un reconocido spin doctor, maestro de las relaciones públicas y mercenario del marketing. También lo hizo adicto a los casos complejos, torcidos. Como este que le conduce a las puertas de Miraflores.

 

La reputación

Los juegos olímpicos más allá del deporte

Maduro, en medio de la ola de triunfos en los juegos olímpicos, presiona, chantajea e intenta controlar el discurso del triunfo de nuestros deportistas para hacerlo suyo; para tratar de vender la idea de que estos jóvenes triunfaron porque el Estado venezolano los apoyo. Nada más lejos de la realidad