<iframe src="//www.googletagmanager.com/ns.html?id=GTM-K8BB9HX&l=dataLayer" height="0" width="0" style="display:none;visibility:hidden"></iframe>

Caracas se queda sin tráfico: ¿percepción o milagro?

Está sucediendo. Los carros en Caracas ahora se desplazan más rápido. ¿Es un ave?, ¿es un avión?, ¿es El Troudi?, ¿es la falta de repuestos o la recesión económica? Nadie sabe a ciencia cierta, pero hay algunos que hasta se arriesgan a decir que se trata del éxodo masivo de venezolanos durante el último año. En busca de respuestas, el equipo de UB se movió - sin contratiempos - a lo largo y ancho de la “capital de la tranca”, para hablar con los verdaderos expertos en “ruleta” y recalentamiento: Jonathan Quantip y Cheo Carvajal

Caracas se queda sin tráfico: ¿percepción o milagro?

2015. Un año particularmente convulso que despierta muchas interrogantes respecto al comportamiento urbano de nuestra ciudad.

El desplazamiento que actualmente se ve, es relativamente rápido de Norte a Sur, revelando que los esfuerzos del gobierno central, a través del Ministerio del Poder Popular para el Transporte Terrestre y Obras Públicas (MPPTTOP), han conseguido –a pesar de su complicado nombre- cohesionar un poco más la ciudad, enlazando tramos anteriormente incomunicados.

Sin embargo, es indiscutible que en el Oeste todo permanece igual. Ni siquiera la ruta del Bus Caracas que cubre la Av. Nueva Granada y la Av. Fuerzas Armadas, logra la impresión de un alivio sobre las trancas. Tanto motorizados como policías, coinciden en que todo va – como ya estamos acostumbrados a escuchar los venezolanos – de mal en peor.

ccs2

Jonathan Quantip, reportero del tráfico del circuito FM Center, asegura que muchos de sus “escuchas”, han compartido la misma inquietud desde hace algunas semanas:

“Las ampliaciones de las vías tienen mucho que ver con el flujo libre. Tenemos las ampliaciones en `la Fajardo´, columna vertebral de la ciudad. Pero la recesión económica también es otro factor, ¿qué es lo que pasa?…oficinas cerradas». Asegura.

“Hay gente que no está saliendo a trabajar como antes pero las obras han ayudado. Desde Altamira hasta el Distribuidor Boyacá el tránsito fluye como nunca. El canal extra que bordea `Makro´, hizo desaparecer la cola perenne en el Este de la ciudad, las conexiones Sur-Norte en Las Mercedes y Bello Monte son clave, digan lo que digan.

quantip esti

“Bello Monte, ahora tiene una salida a la autopista, a pesar de los semáforos y las intersecciones complicadas”.

Quantip agrega que el fenómeno de “embotellamiento” permanece en el Oeste. Pero el reportero motociclista de las eternas colas caraqueñas, no se queda ahí:
“Otro fenómeno ineludible es la crisis exorbitante que tenemos.Si tú te fijas, el tránsito en la calle tiene una relación directa con `la plata´ que circula, como por ejemplo lo ves en los dos últimos meses del año, en vísperas de Navidades. Ahora como no hay flujo de dinero importante, aparece lo contrario. Además no hay repuestos, o son extremadamente costosos”

Pero agrega que “también hay mucho especulador que dice que no hay cola -y que- porque la gente se ha ido de Venezuela, lo cual es absurdo. No puede ser tan alto ese porcentaje” Concluye entre risas, Jonathan.

pupu 2

Del mismo modo, pudimos recoger las impresiones del periodista y activista peatonal José “Cheo” Carvajal:

“Por momentos y en ciertas zonas parece que sí pero en otras se ha exacerbado. Igual hay factores que parecen incidir: mucha gente está dejando el carro en casa porque tiene algún problema con los repuestos, o porque le está pegando en el bolsillo el pago de estacionamientos” Opina Cheo.

carva estimu

“En cuanto a infraestructura, hay nodos que parecen haberse descongestionado, como el de Plaza Venezuela, el asunto es ¿bajo qué premisas? Una incorporación a la autopista que no es otra cosa que “un salto de talanquera”, como la que está frente al `Bicentenario´.

«El asunto es que las ampliaciones de autopistas y las famosas “soluciones viales”, generan otros males. Tarde o temprano, se llenarán nuevamente, porque no están resolviendo el problema, sino que le están pasando, literalmente, por encima. Y es la teoría del `embudo´ al que le ponen una boca más grande, pero la salida sigue siendo la misma.”

Peatón no es gente

“Tomás de la Barra, especialista en medios de transporte, ya lo dijo bastante claro: muchas de estas `soluciones´se hacen en contra de los peatones y de otras formas de movilidad sustentables (caminar, bicicleta, etc). Los puentes que se van sumando sobre la Río de Janeiro de Las Mercedes y Colinas de Bello Monte ponen en entredicho, el potencial de `parque lineal´ al borde del Guaire -ese eje que va desde Las Mercedes (y antes, desde Chuao) hasta Los Chaguaramos -.

«Los nuevos elevados (Dos Caminos, La Yaguara, San Martín), quiebran el espacio, lo desconectan y generan problemas serios de conectividad peatonal debajo de ellos”. Y subraya Carvajal:

“El puente que va de Colinas de Bello Monte a la Francisco Fajardo sentido Oeste, genera ahora una congestión que antes no existía. Se llena el elevado de Las Mercedes y la avenida Miguel Ángel se `atapusa´ de vehículos.

pupu 3

“El asunto medular – continúa- que es transformar el transporte de superficie, haciendo operaciones tipo BusCaracas, parece que se hubiesen dejado a un lado, ante estas grandilocuentes infraestructuras que además impactan ambientalmente, reduciendo la masa verde e interviniendo el lecho del río Valle”.

pupu1

-Pero Cheo, ¿es o no verdad que ha bajado el tráfico en Caracas?

-Lo cierto es que, circunstancialmente, parece haber un alivio asociado a algunas de esas intervenciones, pero aderezadas por lo que comento antes. Todo lo contrario a lo que pasa en el resto del mundo: quitar espacio a los vehículos particulares, meter más `BRT´, integrar `metropolitanamente´ el transporte de superficie a las otras redes, ordenar rutas y paradas y darle mucho espacio a la bicicleta y los peatones…acá no estamos apuntando a eso y estamos invirtiendo un dineral”. Señala.

De cualquier manera, el tema “trae cola” y los primeros impactados somos los que vivimos el día a día de la capital venezolana.
Y aunque definitivamente, no se trata entonces de que “se fue la gente”, nos enfrentamos quizás a un problema de percepción localizada: mientras en el Este el tráfico fluye mucho mejor que antes, pasa lo contrario en el Oeste. Pero así parece ser siempre en ésta indescifrable ciudad, una sola marea donde transitan innumerables contradicciones.