David Fit López y la ética de entrenar

Uno de los mejores entrenadores personales del país - y amigo de la casa - revela su visión de negocio y de salud en un país en donde predominan la estética avasallante y otras obsesiones bien conocidas. Este es el mundo de David López

David Fit López y la ética de entrenar

 

La sencillez, la norma y la responsabilidad son dotes probadas en David Fit. Cuando habla de su ocupación puede extenderse largo tiempo en detalles que quizá muchos desconoceríamos y que, sin embargo, escuchamos con toda atención. Es una trayectoria larga. Un ejemplo de búsqueda vital muy bien orientada.

Nació en Barquisimeto y se crió en La Pastora. “Todo empezó cuando me dio por correr cuando estaba en el liceo. Aparte, todo lo que fuese actividad física me motivaba” . Corrí varios maratones anualmente, en los que cada vez alcanzaba puestos más altos. Hasta llegar a ganarlo.

«Empecé a hacer aeróbicos cuando estaba en la Universidad por allá por el 89. Conocí bastante gente que estaba metido en la onda. Hasta me hice novio de una campeona. Total que me becaron en el gimnasio Jazzy de Los Palos Grandes.»

«Fui campeón nacional de categoría a grupo en Gimnasia Aeróbica. Y así iba, progresando en mi actividad física, pero también seguía estudiando. A mi me gustaba más andar ‘pegando brincos’ como decía mi papá, que ir a la Universidad. Hasta semestres perdí.

«En el 95 fui a una convención de Fitness en San Diego y recuerdo algo que me marcó muchísimo. Me cambió la vida. 3000 personas tratando de aprender más sobre fitness. Workshops, workouts. ‘Esto es lo mio’, concluí. Además había un territorio de emprendimiento en esa área aquí. Ahí empezó a definirse mi vocación por ser personal trainer. Había que certificarse en E.E.U.U. Todos los estudios apuntaba a que en el campo del fitness lo que más iba a crecer iba ser el de personal trainer.»

David Listo UB 2

 

– ¿Cuál es el propósito exacto del personal training? ¿Qué busca?

 

– Pura genética y estilo de vida. Un personal trainer tiene que verte y conocerte. Enseñarte el camino a una vida saludable. Es lo que debería vender la industria. Lo que pasa es que la gente tiene muchos propósitos. Para muchos el objetivo es estar papeado, por ejemplo. Para mi, es llevar una vida saludable.  Es mi propia visión. Y estar saludable comienza desde adentro.

 

– ¿Cuando ves qué es lo que la gente quiere objetivamente qué les dices? Ponte que una chica te diga que lo que quiere es ponerse buena.

– Yo trato de enseñarle a la gente que el resultado no es necesariamente visible. La gente se opera, usa esteroides, se va por el camino corto. Yo a nadie le voy a recomendar que use esteroides porque va en contra de lo que yo vendo. No soy crítico, ya que eso es problema de cada quien, pero sí dejo clara mi manera de pensar. Sí la gente procede a los esteroides, a pesar de mi consejo, yo hasta ahí llego.

David Fit

David nos recuerda su paso por el Wellness Gym, en el Rosal, en donde atendía a una buena cantidad de personas. La infraestructura era la más armónica y adecuada para un oficio como este en toda la ciudad.

“Después me puse a entrenar a domicilio. Te hablo de clientes súper importantes” Ofertas de trabajo generosas se le aparecían a la orden a David.  Cabe resaltar también que David estuvo en un curso con Mark Verstegen, el presidente y fundador de la Athlete’s Performance and Core Performance: “El core performance es realmente increible. Cuando estuve haciendo el curso, tenía a metros a David Beckham cuando jugaba en LA Galaxy. Eva Longoria, el pelotero, también utiliza el Core Performance, por ejemplo. Es ideal para mejorar en tu deporte”

 –    ¿Cuál es tu especialidad en este momento?

– Mi especialidad, en este momento, es de coach atlético. Todo el mundo tiene capacidad y pontencialidad de ser atleta. Yo te voy a entrenar tal cual un atleta. Eso es lo que vamos a desarrollar para que te sientas bien y para que tengas una buena calidad de vida. Lo bueno del personal trainer es que uno va conociendo la anatomía de la persona y, tal como ocurre con los enfermeros, a veces hay transferencia. Eso implica discreción absoluta.  Además mi objetivo no es ser público.

 –       ¿La gente te compara con Richard Linares?

–       Sí. Me preguntan que por que él es famoso y yo no. Es sencillo. Yo tengo una cartera de clientes sensible, importante. Tengo que permanecer un poco anónimo porque esta gente no quiere que las cosas sean tan públicas. Menos que la gente sepa que yo los estoy entrenando. Estas son personas que tienen gimnasios en sus casas.

–       ¿Qué detalles en los que nadie se fija tú puedes decir que te afincas?

–       En la buena postura de la gente. Es clave a la hora del ejercicio. También estoy explorando el aspecto nutricional  y psicológico de los ejercicios. Hay nuevas formas de poner a la gente a hacer ejercicio de manera mental, digámoslo así. Rompe con todos los esquemas. Esta sociedad impone reglas estéticas muy duras. Veo muchas personas que en las redes sociales asumen que todo el mundo puede hacer las rutinas que ellos hacen. Y hay que tener responsabilidad. Además de lo superficial, tienen que tener en cuenta que están siendo seguidas, que la gente va a querer imitarlos. Entonces no puedes poner a la gente a comer esto o aquello o haz esta rutina o esta otra.  Yo soy alguien que piensa que la salud de la persona está mis manos y eso acarrea una responsabilidad total. Tengo una postura muy firme con el tema de las recomendaciones de personalidades del fitness. ¡Tiene que parar!