<iframe src="//www.googletagmanager.com/ns.html?id=GTM-K8BB9HX&l=dataLayer" height="0" width="0" style="display:none;visibility:hidden"></iframe>

Zoom se arrodilla ante China y cierra cuentas de opositores

La famosa aplicación estadounidense Zoom está restringida por orden de China. El gobierno comunista prohíbe su uso entre activistas que querían conmemorar la masacre de Tiananmen. La empresa basada en California suspendió cuentas de activistas chinos en Hong Kong y Estados Unidos.

Zoom se arrodilla ante China y cierra cuentas de opositores

La empresa estadounidense Zoom reconoció que se plegó a las exigencias del gobierno de China y cerró las cuentas de militantes en Estados Unidos y Hong Kong. De esta manera censura a opositores chinos que querían utilizar su aplicación de videoconferencia para conmemorar la brutal represión china de Tiananmen.

En un comunicado publicado el jueves por la noche, Zoom promete que en el futuro limitará al territorio del país respectivo las exigencias de los gobiernos autoritarios para que cesen las actividades que se consideren ilegales.

La aplicación, popularizada durante el confinamiento por la pandemia del coronavirus, está en el centro de críticas de activistas de la libertad de expresión.

El miércoles y jueves, militantes de derechos humanos en Estados Unidos y Hong Kong anunciaron que tres de sus cuentas habían suspendidas sin explicación. El bloqueo ocurrió antes de  reencuentros virtuales previstos para honrar la memoria de las víctimas de Tiananmen, un episodio tabú en China.

Sangre real, no virtual

En la noche del 3 al 4 de junio de 1989, una sangrienta intervención militar en la plaza de Tiananmen, en Pekín, puso un fin sangriento a siete semanas de manifestaciones a favor de la democracia en China.

Zoom reconoció que cerró temporalmente estas cuentas de quienes pretendían recordar estos hechos en teleconferencias.

Justificó la censura con este argumento: «como toda sociedad planetaria, debemos respetar las leyes en vigor en las jurisdicciones en las que operamos».

En el último comunicado, Zoom explica que el gobierno chino le alertó de que no podía albergar esas cuatro reuniones públicas en línea para conmemorar Tiananmen.

«El gobierno chino nos informó que esta actividad era ilegal en China. Solicitó a Zoom que cancelara las reuniones y las cuentas que las iban a realizar», explica la empresa californiana. Señala que actuó porque en los encuentros iban a participar usuarios de China continental.

Zoom agrega que como su tecnología actual no le permite «retirar a participantes específicos de un encuentro o bloquear a los participantes de un determinado país».

Insiste en que adoptó la decisión de «poner fin a tres de los cuatro encuentros y suspender o suprimir las cuentas huéspedes asociadas» a los mismos.

Cierres de cuentas

Fueron cerradas temporalmente las cuentas de dos supervivientes de Tiananmen instalados en Estados Unidos, Wang Dan y Zhou Fengsuo.

También la del organizador en Hong Kong de la vigilia anual que conmemora los acontecimientos de Tiananmen, Lee Cheuk-yan, según anunciaron los activistas.

Posteriormente, la empresa reactivó las tres cuentas y va a dotarse de herramientas que le permitan bloquear o retirar a participantes venidos de algunos países.

Como otras empresas tecnológicas occidentales, Zoom accede a demandas de gobiernos autoritarios en mercados de importancia.

En China, Apple reconoció en 2017 haber retirado de su App Store chino aplicaciones de VPN, los sistemas informáticos que permitir burlar el bloqueo del internet local. El grupo también construyó en China un centro de datos para almacenar las informaciones personales de los usuarios. Argumentó que lo hizo para respetar una legislación sobre ciberseguridad que exige que este almacenamiento se haga en territorio chino.

Los jubilados en Venezuela cobran una pensión que los mata de hambre

"Es mentira que con Bs. 400.000 voy a poder comprar carne, pollo, pescado o cualquier otra cosa para acompañar el arroz o la pasta. Si usted divide el monto de la pensión en los 30 días del mes, en promedio, son como Bs. 13.000 diarios y solo un pasaje mínimo en el transporte público cuesta Bs.20.000”, dice Félix Valdez. Y es solo uno de los testimonios de hambre que comparten los jubilados