Newsletter

Recibe nuestro Newsletter con lo mejor de El Estímulo en tu inbox a primera hora cada día.

SÍGUENOS

El kilo de pernil se vende en Bs 230.000 en Quinta Crespo

Mercado Municipal de Quinta Crespo
14/12/2017
|
FOTO: ARCHIVO / ANDREA HERNÁNDEZ / EL ESTÍMULO

Estas navidades tendrán una particularidad y es que por primera vez desaparecerán de la mesas de los venezolanos platos típicos de la fecha por lo caro que son. Una hallaca se puede conseguir en cualquier venta formal en al menos Bs 60.000, mientras que el kilo del pernil se consigue en Bs 230.000 el kilo.

El tradicional pernil navideño esta vez no será parte regular del menú.  Muchos apostaban a prepararlo ante la escasez de carne y pollo que ha dificultado incluso la elaboración de las populares hallacas.

En el recorrido semanal de El Estímulo por el mercado de Quinta Crespo, se encontró a muy pocas personas comprando pernil. Luisa Castillo, ama de casa, comentó que es imposible llevar pernil con ese precio ya que una pieza pesa unos cuantos kilos.

Los consumidores manifestaron su inconformidad por el aumento de precios del cartón de huevos y el kilo de queso blanco duro, que se consiguen en Bs 160.000

Productos que habían desaparecido en las últimas semanas volvieron a verse en el popular mercado el sábado 9 de diciembre, aunque con precios nuevos. La margarina Mavesa de 500 gramos reapareció en Bs 61.000 desde los Bs 22.000 que mostraba anteriormente. Igual ocurrió con la mayonesa de la misma presentación y marca, que de Bs 17.000 saltó a Bs 49.000.

El litro de vinagre pasó de Bs 15.000 a Bs 40.000 y la salsa de tomate de Bs 17.000, ahora se consigue en Bs 49.000.

En el establecimiento de Quinta Crespo siguen sin aparecer el azúcar, la pasta, el arroz, harina de trigo, harina de maíz, atún en lata y el aceite comestible.

En el supermercado Unicasa, de la avenida San Martín, al suroeste de Caracas la semana pasada se vendió un combo de alimentos por Bs 300.000 que incluía un litro de aceite, dos kilos de harina de maíz, dos envases de margarina pequeña, un paquete de pasta, una mayonesa y un kilo de arroz.

“Esto no es barato para las personas que ganamos un salario mínimo (en Bs 177.507 más el bono de alimentación de Bs 279.000). Solo en las dos margarinas se tenía que pagar Bs 122.000″, por lo que muchas personas no pudieron adquirirlo, señaló Guillermo Rojas, de profesión vigilante privado.

En este supermercado también se observaron algunas colas, pero no para comprar productos de primera necesidad, sino para adquirir dos botellas de refresco de dos litros, sin azúcar, en Bs 17.000. “Estoy en la cola pues los refrescos también desaparecieron, los voy a comprar para la reunión familiar en la noche de Navidad”, dijo Paola Aular.

 

error: