Newsletter

Recibe nuestro Newsletter con lo mejor de El Estímulo en tu inbox a primera hora cada día.

SÍGUENOS

Los enlatados dejaron de ser una opción en la dieta del venezolano

Enlatados
11/10/2017
|
FOTO: EL INTERÉS

La compra de productos enlatados se ha convertido prácticamente en un lujo que no todos los consumidores se pueden dar. El popular Diablitos, que resolvía la merienda de los niños, tiene un precio de Bs 10.960 en la presentación de 55 gramos.

Ana Maria García, secretaria, recorría los pasillos del supermercado Unicasa, ubicado en San Martín, al suroeste de Caracas, el sábado 7 de octubre.

García dijo a El Estímulo que anteriormente compraba latas de atún y sardinas como un sustituto de la carne para acompañar la pasta o del jamón junto a las arepas, “pero lamentablemente ahora no me puedo dar el lujo de gastar tanto dinero en los enlatados”.

En el supermercado Unicasa una lata de Diablitos de 55 gramos cuesta Bs 10.960; las pepitonas de 140 gramos tienen un precio de Bs 3607; una lata de guisantes de 425 gramos se vende en Bs 8.674 y la de vegetales en igual presentación en Bs 7.960.

Pagar Bs 10.960 por una lata pequeña de Diablitos representa un día de salario para cualquier trabajador que perciba un sueldo mínimo integral (incluye bono de alimentación) de Bs 325.544, por lo que muchas personas optan por escoger otros productos que resulten más rendidores a la hora de preparar la comida.

La lata de sardina de 170 gramos en salsa napolitana o mexicana cuenta Bs 2.893 y al natural Bs 2.890, entre tanto la lata de sardinas en aceite de 270 gramos tiene un valor de Bs 5.459. Entre los enlatados más costosos se encuentra el atún de 170 gramos que se puede comprar en poco más de Bs 12.000s y la lata más pequeña en Bs 7.000.

Para los consumidores las compras regulares de comida se hacen cada más más cuesta arriba en una economía hiperinflacionaria. La velocidad con la que avanzan los precios deja rezagado cualquier aumento salarial, aunque se ajusten cinco veces al año.

En los primeros nueve meses de 2017, la inflación acumulada en Venezuela se ubicó en 536% de acuerdo con la medición de la Asamblea Nacional. No obstante, los pronósticos de algunas consultoras privadas advierten de una inflación mensual de 40% para el último trimestre del año.

Los clientes de este supermercado señalaron que la primera semana de octubre fueron pocos los  productos de la canasta básica que se distribuyeron.

“Ya no vale la pena venir hacer cola, aquí hay que estar en la fila a partir de las 4:00 am, algunas veces son las 12:00 del mediodía y te avisa a esa hora que el camión no va a llegar. Otras veces traen poca mercancía que solo alcanza para los revendedores”, señaló Margarita Ribas, ama de casa de la parroquia San Juan.

En el mercado de Quinta Crespo el kilo de azúcar escaló a Bs 34.000, mientras que el de arroz subió a Bs 28.000.

En los puestos del popular mercado el cartón de huevos se vendía en Bs 44.000, el kilo de jamón de pierna en Bs 110.000 y el de queso duro en Bs 42.000.

Los mil gramos de carne alcanza los Bs 40.000, mientras que el kilo de pollo se vende en Bs 30.000 y la mantequilla desapareció de los anaqueles.

“Aquí en Venezuela lo que viene es más hambre”, sentenció Olga de Guédez, maestra jubilada y vecina de la parroquia 23 de Enero.

error: