<iframe src="//www.googletagmanager.com/ns.html?id=GTM-K8BB9HX&l=dataLayer" height="0" width="0" style="display:none;visibility:hidden"></iframe>

Escasez de productos alimenticios alcanza 75% en Venezuela

El desabastecimiento en el país continúa siendo uno de los principales problemas de los venezolanos agobiados también por el constante incremento en los precios. Tras una cierta mejora a mediados de 2017, nuevamente escala hasta 94% como en el caso del aceite comestible.La escasez de bienes y la hiperinflación en Venezuela han obligado a la población a cambiar sus patrones de consumo y a las empresas ha reinventarse y adaptarse a las nuevas realidades para mantener sus negocios.

Escasez de productos alimenticios alcanza 75% en Venezuela

Jean-Marc Francois, profesor del IESA, experto en marketing y socio fundador de la empresa Retail Audi, indicó que la tasa de escasez de bienes en el país alcanza 75%, incrementándose con respecto al mes de agosto de 2017 cuando llegó a 63%. Este resultado se obtuvo tras un seguimiento a 150 productos, que la empresa hace desde septiembre del año 2015 en varios establecimientos comerciales, farmacias y automercados.
Entre los productos que presentan mayores niveles de desabastecimiento en supermercados destacan el aceite comestible con 94% de escasez, el papel higiénico con 89%, la harina de maíz precocida con 92% y el azúcar con 79%.
«Debido a las fiscalizaciones y ordenanzas de la Sundde, la hiperinflación, la incertidumbre económica y los problemas de flujo de caja en los comercios, los empresarios ya no cuentan con inventarios y están comprando productos para una semana y no para dos semanas o un mes», indicó Francois durante su participación en el foro «2018: Retos y desafíos«, organizado por la consultora Econométrica.
Destaca que los patrones de consumo cambian forzosamente mes a mes en los hogares venezolanos, mientras que la industria alimenticia produce de acuerdo a los insumos que tenga en un momento determinado.
Al incremento en los precios -sostiene el profesor del IESA- también se observa un deterioro en la calidad de los productos y al tamaño de las presentaciones.
«Para mantener lo que he llamado la ‘dignidad operativa’, la industria comenzó un proceso de cambio al ofrecer al consumidor empaques con menos gramos o litros. Las empresas están adaptando sus empaques a nuevas realidades, en un futuro pueden vender a granel«, sostiene Francois.]]>