migrantes

Los migrantes venezolanos ante una encrucijada en la frontera colombiana

“Mi familia no sabe lo que yo estoy haciendo, imagínese lo que pensarían”, confiesa María. Es miércoles en la mañana y una brisa ligera ofrece una tregua para el calor de Tame. María llegó apenas hace 15 días buscando la salvación para su hija menor que, según sus palabras, estaba a punto de morir de desnutrición