<iframe src="//www.googletagmanager.com/ns.html?id=GTM-K8BB9HX&l=dataLayer" height="0" width="0" style="display:none;visibility:hidden"></iframe>

Pelau guayanés: un plato para resistir y recibir

Primo del arroz con pollo, gracias a tradiciones e ingredientes diversos, el pelau se transformó en plato de sabores complejos y espíritu de celebración. Rubén Darío Rojas indaga sobre su origen

Pelau guayanés: un plato para resistir y recibir

El pelau o pelao guayanés forma parte del recetario regional venezolano y ha sobrevivido desde el siglo XIX a las adversidades más variadas. Plato de resistencia para mineros y viajeros, se consolidó como la preparación por excelencia para recibir con abundancia a familiares y amigos.

La cocinera guayanesa Karla Herrera Wulff afirma, por referencias orales, que al parecer proviene de la India y se fusionó con la receta tradicional del arroz con pollo, cuyo origen debe ser español dada su similitud con la paella. En el caso del pelao o pelau, que se prepara en Guayana, ha encontrado similitudes en recetas indias y trinitarias, “con que me he topado en algunos libros donde se le denomina chicken pelau o pelao de pollo”.

Carmen Rodríguez, investigadora guayanesa, por su parte, hace referencia a los apuntes de un viajero francés en el Diario de Auguste Morrison 1886-1887 (Caracas, 2002). Allí se narra la preparación, en reiteradas oportunidades, de una mezcla de arroz con proteínas que los alimentó durante las duras jornadas del viaje desde San Fernando de Apure hasta Ciudad Bolívar.

El plato se popularizó en la región, comenta Karla, gracias a la herencia de costumbres indias enraizadas en Trinidad y otras islas antillanas, que llegan a Venezuela gracias al tráfico fluvial de productos y de inmigrantes venidos a través del Orinoco.

Pelau preparado en leña. Foto @kmadama

El pelau moderno

El popular pelau que originalmente se preparaba con gallina -que debía ser robada, según la creencia popular antigua- pasó con la modernidad a ser preparado con pollo, una proteína fácil de conseguir y de cocción más rápida, según refiere Karla.

Karla recuerda la primera vez que se enfrentó a la preparación por solicitud de un novio guayanés. Lo elaboró con las instrucciones de su mamá. El resultado fue tan exitoso que el joven afirmó que era el mejor que había comido en su vida, añadiendo que superaba al de su progenitora.

La cocinera explica que sigue elaborando esa receta materna: “pelao estilo callaoense en honor a El Callao, de donde era mi papá”. Esta versión incluye curry y cerveza como caldo de cocción. Unos minutos antes de estar listo, cuando aún falta por evaporarse el líquido, se añaden alcaparras, aceitunas y quinchonchos frescos cuya cocción es rápida.

Coordenadas

Karla Herrera Wulff / El Fogón de la Madama @kmadama
Carmen Rodríguez @soycarmenrodriguez