Caída del petróleo: un meteoro que impacta a Venezuela

La drástica caída mundial en los precios del petróleo se ha fortalecido en los últimos días y los problemas económicos para países como Venezuela apenas están comenzando, coincidieron hoy analistas y publicaciones especializadas. Este lunes los cierres de los crudos marcadores Brent y WTI marcaron sus niveles más bajos en cuatro años y hoy martes abrieron otra vez en baja, arrastrados por el anuncio de la Agencia Internacional de Energía –el club de grandes consumidores mundiales de energía- de que ha reducido sus previsiones de consumo global.

Caída del petróleo: un meteoro que impacta a Venezuela

La AIE revisó a la baja su previsión sobre la demanda global de petróleo para 2014, «ante la débil expectativa de crecimiento económico». Pero la elevó para 2015, con la esperanza de una mejora macroeconómica.
La organización rebajó en 200.000 barriles diarios su previsión de demanda global para 2014, hasta los 92,4 millones, y apuntó que el crecimiento anual se sitúa en los 700.000 barriles diarios, 250.000 barriles menos que en su previsión anterior.
El Brent y el WTI están más cerca de nuevos niveles de referencia, por debajo de los $90. No hay en el horizonte inmediato razones para creer que es un descenso puntual y que habrá una reversión a mediano plazo, al menos en las actuales condiciones del mercado.
Son valores muy lejos de los $147 de mediados de 2008, cuando los países del Medio Oriente coronaron una buena racha que les permitió acumular nada menos que 1,3 billones (1,3 millones de millones) en reservas en moneda dura con las que enfrentaron la posterior caída de 2009.
Pero en Venezuela…
Un reciente análisis del Deutch Bank señala que el precio de equilibrio del barril para Venezuela estaría en $120, igual para Nigeria, mientras que para Irán sería de $135.
Rusia y Arabia Saudí, dos de los tres grandes productores del mundo (el otro es Estados Unidos) no necesitan un barril taaan caro. A los árabes les basta con un precio en torno a $92, y a los rusos con $100. A Kuwait le basta con $70 y a Omán con $75.
Esta diferencia de rangos está jugando un papel clave en el mercado, pues hay señales claras de que Arabia Saudí, el jugador centro delantero en el equipo de la Opep, no tiene mayores problemas con la situación actual de los precios.
La abundante oferta en los centros de consumo y el enfriamiento de la economía global están entre las razones citadas por el Ministerio de Petróleo y Minería de Venezuela para explicar la tendencia bajista.
Otras fuentes citan el debilitamiento de la demanda energética de China, que parece haber encontrado un pico para sus altas tasas de crecimiento económico y copiosas importaciones de materias primas.
“Cuando el precio del oro negro cae, hombres de negocio e individuos celebran, pero los países exportadores de crudo sufren”, señala la publicación especializada The Economist.
De acuerdo con los investigadores del Deutsche Bank, siete de los 12 miembros de la Opep tienen fallas para balancear sus presupuestos cuando los precios caen por debajo de los $100 por barril.
“El mes pasado Venezuela, un particularmente ineficiente miembro del cartel (Opep) vio como degradaban sus bonos», recordó The Economist.
Este lunes 13 el índice de riesgo país medido por el JP Morgan cerró en 1.535 puntos y se mantienen en los niveles más altos en lo que va de año.
Pero un gran productor no Opep en particular tiene problemas: Rusia, cuyo crecimiento económico ya es pobre.
«Futuras caídas en el precio del petróleo pueden ser muy dolorosas. Después de todo, las exportaciones de petróleo y gas contribuyen con la mitad de las exportaciones rusas y el 40% del presupuesto federal”, señala The Economist.
Para Venezuela, que clama por un recorte fuerte en la producción de sus socios Opep, esa dependencia es mucho mayor: el petróleo aporta 96 de cada 100 dólares que ingresan al país y más de la mitad de los ingresos fiscales.
«¿Vendrá Arabia Saudí al rescate? Este es el mayor exportador mundial de petróleo y si corta el suministro los precios podrían subir de nuevo. Pero esto parece improbable», señala por su parte The Economist.
Observa que el reino está en medio de un boom fiscal y trata de diversificar su economía y mejorar sus estándares de vida. Para todo 2014, el gobierno saudí gasta $228.000 millones, un 4,3% más que el año pasado.
Sobre Venezuela, un análisis de los economistas Guillermo Quiroga y Hernnan Yellati, del banco de inversiones BancTrust, señala que crecen las preocupaciones del gobierno venezolano, mientras los precios del petróleo siguen cayendo en medio de varios eventos externos.
El aumento en Estados Unidos de la producción de crudo extraído de lutitas está teniendo un impacto relevante en los mercados, junto con la desaceleración de China.
La cesta venezolana promedia un precio de $82,72 el barril entre el 6 y el 10 de octubre, el nivel más bajo en cuatro años. ¿Entonces, cuál es el nivel de equilibrio presupuestario y qué se puede esperar de la dinámica del mercado en el mediano plazo? se preguntan.
El centro de análisis COENER, señalan los especialistas, calcula en $121 el precio de equilibrio para Venezuela en 2014.
“Si esto es verdad, ello podría significar una situación catastrófica para Venezuela, aún más dura que en la situación actual. Nosotros pensamos que COENER ha ido muy lejos en sus cifras, dado que los niveles de producción tendrían que estar por debajo de 2,0 millones de barriles por día para un punto de equilibrio de $120 por barril tuviera sentido», señalan.
“Nuestras estimaciones sugieren un nivel de equilibrio de $80 por barril, el cual seguramente traería más tranquilidad…si no has visto los precios recientes, las cifras del déficit fiscal o la legislación local”, señala BancTrust.
El nivel de precio marca la diferencia de lo que el gobierno clasifica como “precios extraordinarios” (entre $55 y $80) y precios exorbitantes (sobre $80) para determinar las contribuciones al Fonden. Además de ser el nivel máximo sobre el cual el gobierno calcula regalías e impuestos de las actividades vinculadas al petróleo.
Actualmente, el Banco Central tiene que transferir a Fonden 80% de los dólares provenientes de la diferencia de precios entre $80 y los precios del promedio mensuales del mercado.
Si el precio del mercado está entre $55 y $80, esta contribución cae a 20% de la diferencia entre el precio del mercado y el calculado en el presupuesto nacional.
No solamente el gobierno va a tener menos fondos cuasi fiscales disponibles en caja para sus gastos discrecionales, sino que además estará cobrando regalías por debajo del nivel máximo.
«Si los precios del petróleo se mantienen por debajo de los $80 por barril, esto definitivamente va a significar malas noticias para la próxima campaña electoral del gobierno», afirman.
Sin embargo, con un precio alrededor del punto de equilibrio el gobierno todavía mantiene maniobrabilidad financiera para mantener sus pagos de deuda, como ha sido en los últimos años, agregan.
«Por otra parte, con un nivel alrededor o por debajo de $70 puede ser crítico. No obstante, nosotros no consideramos este escenario como el más plausible. De acuerdo con nuestras estimaciones, hay entre 15% y 20% de posibilidades de que el precio del petróleo caiga a niveles alrededor de $70 el año que viene”, señalan los expertos.
“Lo que consideramos plausible es un incremento de precios (aunque discreto) a finales del último trimestre de 2014 y el primero de 2015, dados los efectos estacionales causados por una mayor demanda”, señalan los expertos en aparente alusión al invierno boreal y su mayor demanda de combustibles de calefacción. OL]]>