<iframe src="//www.googletagmanager.com/ns.html?id=GTM-K8BB9HX&l=dataLayer" height="0" width="0" style="display:none;visibility:hidden"></iframe>

Inflación de alimentos en 2015 triplicó la cifra de 2014

De acuerdo con las estadísticas del Banco Central de Venezuela, actualizadas hasta diciembre de 2015, la variación del índice de precios en el sector alimentos y bebidas no alcohólicas fue de 315%.

Inflación de alimentos en 2015 triplicó la cifra de 2014

Esto implica que durante el último trimestre de 2015 el aumento de los precios en este grupo registró una aceleración de 42,2%, solo superado por otro sector afín, el de restaurantes y hoteles, con 46,6%.

El detalle de las cifras del BCV muestra que la inflación de los alimentos en 2015 fue de 315%, triplicando el registrado en 2014 (102,2%).

Le sigue el sector hotelero y de restaurantes, con un índice de 294,1%; lo cual encuentra explicación no solo en el aumento de los alimentos, sino en el de las bebidas alcohólicas y tabaco que cerró con una inflación de 273,3%.

Los precios en el grupo vestido y calzado también registraron un importante incremento en 2015, con un índice de 146,5%.  Transporte es el cuarto sector con mayor aumento: 129,8%; mientras que el rubro de servicios y educación subió 121,3%.

Equipamiento del hogar, salud, esparcimiento y cultura, y bienes y servicios diversos registraron índices anuales superiores a 100%, lo que implica que el ritmo de incremento de los precios en la mayor parte de los sectores, como mínimo, se duplicaron.

Solo tres agrupaciones cerraron el año con una inflación de dos dígitos: alquiler de vivienda (27,8%); servicios de vivienda, excepto teléfono (22,4%); y comunicaciones (49,7%).

Estos rubros tienen en común que están regulados por el gobierno o gozan de algún subsidio.

-El peligro de los dos dígitos-

Los analistas consideran que una inflación de más de 20% intermensual pone al país a las puertas de una hiperinflación. Aunque el pico más alto del índice nacional fue de 12,4%, registrado en el mes de agosto, el caso de los alimentos y bebidas no alcohólicas es más preocupante y se acerca más a las cifras temidas por los economistas.

Solo en 3 meses del año (febrero, marzo y abril) la inflación en este grupo fue de un solo dígito.

A partir de abril, el índice se mantuvo firme sobre 10%, siendo los meses más altos junio, julio y agosto, con 16%, 16,8% y 17,4%, respectivamente. En enero, registró 15,6%.