<iframe src="//www.googletagmanager.com/ns.html?id=GTM-K8BB9HX&l=dataLayer" height="0" width="0" style="display:none;visibility:hidden"></iframe>

Dólares

Controles de precios entierran sueños de una China tropical chavista

El regreso de los controles de precios a Venezuela llega en medio de la cuarentena y de la parálisis total de la economía. La intervención de grandes empresas de alimentos echa un baño de agua fría a los optimistas del pragmatismo. Se marchitan las apuestas a que Nicolás Maduro abriría el mercado venezolano al estilo de una China tropical, de férreos controles políticos con liberación económica

Ecoanalítica: 64% de las transacciones en Venezuela son en divisas

Una encuesta realizada en 10 ciudades del país, tomando como muestra 258 establecimientos comerciales, reveló que el volumen de las transacciones en dólares sigue creciendo y además se observa un mayor uso de las divisas en ciudades con estados fronterizos como San Cristobal y Maracaibo donde el 93 y 91% de las operaciones comerciales son con monedas distintas al bolívar

55% de los caraqueños tienen acceso a divisas ¿Cómo lo logran?

En Venezuela ya se habla de una dolarización informal de la economía. Con una moneda pulverizada por la hiperinflación, la respuesta de los comercios es colocar precios en divisas. Sin embargo, lo que muchos se preguntan es ¿de dónde salen los dólares para pagar estos productos? Lo que inició como una forma de pago en tiendas y bodegones que vendían productos importados que no se encontraban en el país, ya se ha extrapolado a todas las esferas del comercio. Fijar los precios en divisas es una medida que los comerciantes adoptan como un intento por controlar sus ingresos en medio de una hiperinflación intermensual que, según datos de Ecoanalítica, se ubica en 50%.

La costosa renuncia a una educación en la UCAB

Por los pasillos de la Universidad Católica Andrés Bello se piensa en dólares, como en todo el país. Con cada inscripción resurge la inquietud por los montos a pagar. Se escucha en esa casa de estudios, y se evidencia en redes sociales. A los estudiantes de la UCAB les preocupa que las fluctuaciones del dólar abulten el costo de la matrícula. La moneda nacional, la única que acepta la casa de estudios, hace de los cálculos un constante devaneo debido a la devaluación, mientras algunos padres sienten frustración al no poder formar a sus hijos en ese prestigioso campus

La Venezuela paralela de los bodegones

Se multiplican como ningún otro negocio en Venezuela. Ofrecen productos que desaparecieron de los anaqueles y de la capacidad de compra de la mayoría de los venezolanos. Exhiben mercancía proudly made in USA en un país con un supuesto "bloqueo" económico, según la narrativa oficial. Son el aliviadero de quienes tienen dólares para comprar, aunque la operación les salga bastante más cara