Newsletter

Recibe nuestro Newsletter con lo mejor de El Estímulo en tu inbox a primera hora cada día.

SÍGUENOS

Mini Ccs: Un carro de comida al más puro estilo inglés

miniccs
21/09/2018
|
FOTOS: CORTESÍA DE MINI CCS

 Mini Ccs ofrece auténtica cómida rápida inglesa despachada desde un Mini Cord.

El fenómeno de los carros de comida se encuentra en boga, y es un hecho que llegaron para quedarse.

Ahora en Caracas podemos degustar de una pizca de la comida inglesa callejera despachada directamente desde un Mini Cord con un pequeño tráiler.

Mini Ccs es un carro de comida que surge a través del proceso creativo gastronómico de Frank Torres, unida con su pasión por los carros clásicos.

Su foco es dar a conocer la comida inglesa callejera con el toque de emoción que solo un venezolano le puede agregar.

cono12

Chef de profesión, egresado del Instituto Gastronómico de Cocina, pero emprendedor de corazón, a Frank Torres le gusta hacer las cosas a su manera.

Ha sido dueño de diversos locales nocturnos y desde joven trabaja en proyectos relacionados con la producción de eventos, la música y la cocina, que lo han dado a conocer en la movida caraqueña.

Ahora Frank ha comenzando una nueva aventura la cual ha llamado la atención de todos los paladares caraqueños.

 

 

mini1

El objetivo de Mini CCS es capturar la auténtica esencia del fish and chips (pescado frito y papas) que es la comida rápida por excelencia de Inglaterra, en este caso servida en un Mini Cord, marca de vehículos originaria también de Gran Bretaña.

Para eso tuvo que investigar y recurrir a los contactos que hizo cuando realizó sus pasantías de chef en el exterior.

“Quería ser fiel al sabor, a la tradición del fish and chips, para eso tuvimos que investigar mucho”, comenta Frank.

La historia de Mini Ccs comienza cuando el Mini Cord de uso personal de Frank se daña.

“El  Mini que tenía lo partí a la mitad y cuando traje los repuestos de la carrocería de afuera me llegaron con una revista donde aparecía un Mini con un tráiler. Me gustó esa idea”. 

Desde ese momento, la visión de Frank por los negocios y su amor por la cocina empezarían a esquematizar los bosquejos de lo que pronto sería la nueva sensación de los carros de comida en Caracas.

A pesar de esto, no fue sino hasta que asistió al  primer festival de foodtrucks en Venezuela, hace algunos meses cuando se decidió en dar el paso definitivo.

Ahí Frank vio un carro clásico acoplado para la venta, tenía estilo, tenía personalidad, cualidades que describen muy bien a Frank Torres.

“Yo tenía ya las ganas, y al ver lo bien que se veía le dije a mi esposa que yo me iba a hacer mi propio foodtruck” 

mini13

Decidió acondicionar su propio Mini para la labor, no obstante pasó por algunas adversidades para llegar a a donde está hoy.

“Cuando comencé a acondicionar el Mini, me robaron el equipo de sonido, las cornetas, la planta, el bajo, me estafaron”.

Luego de este episodio Frank conoció a un mecánico, que él describe como un amigo fundamental para lograr que el negocio floreciera.

“Fuimos poco a poco, mientras el carro quedaba listo e iba buscando los utensilios, las freidoras y todo lo que fuese a necesitar”.

con34

“Lo que me gusta de este tipo de emprendimiento es la vibra que se respira. Me llena hacer lo que me gusta mientras comparto con mi familia y veo a mis hijos jugar en el parque”.

El gran sueño de Frank va de la mano con su amor por la cocina. Para él,  “los fogones lo son todo”.

“Si no estoy trabajando, estoy cocinando”, comenta Frank entre risas, y agrega jocosamente que cuando están de vacaciones en familia, puede hacer de todo pero no el desayuno”.

Para Frank no hay nada más inglés que un Mini Cord. Era lógico que la comida ofrecida proviniese también de Inglaterra.

Filet de merluza tempurizado con cerveza y harina con papas fritas, salsa tártara y miel mostaza de la casa es el menú ofrecido por Mini Ccs.

Todos los ingredientes son seleccionados personalmente por Frank para asegurar que sean de la mejor calidad, y luego él mismo atiende a sus clientes.

fishcono

“Creo que somos los primeros en Venezuela que hacemos esto, un Mini Cord vendiendo fish and chips, fusionamos todas las situaciones que nos acontecen y nos va excelente”

Frank quiere para el futuro inmediato de su emprendimiento buscar un permiso para estar en una locación fija en Caracas y seguir participando en los festivales de comida.

La experiencia ha sido “genial” y Frank lo ha disfrutado, pero asegura que la labor de la cocina es demandante y para que quede bien debe haber mucho esmero y dedicación.

Hasta los momentos, Mini Ccs ha participado en dos eventos gastronómicos y el feedback de los comensales ha sido favorable.

“Si por nosotros fuera, haríamos eventos de aquí hasta diciembre. Todo el mundo tiene que ver con Mini Ccs”.

Mini Ccs estará este fin de semana del 22 y 23 de septiembre en el centro comercial Expreso de Baruta para el evento Salir en Caracas Fest, donde el domingo Frank celebrará su cumpleaños en familia y haciendo lo que más le gusta.