<iframe src="//www.googletagmanager.com/ns.html?id=GTM-K8BB9HX&l=dataLayer" height="0" width="0" style="display:none;visibility:hidden"></iframe>

El Alambique Ranch: quesos de cabra con rellenos impactantes

Este emprendimiento ofrece quesos de cabra con rellenos en capas y sabores fuera de lo común, como pesto, funghi, guayaba, chicharrón, piña, entre otros

El Alambique Ranch es un emprendimiento que expresa la imaginación de Oscar Ramallo, creador de la marca y de los quesos de cabra más originales del país.

Los quesos de El Alambique exponen los mejores atributos de la leche de cabra. Se trata de una innovación de quesos rellenos llamados reed, de 450 o de 550 gramos, dependiendo de los rellenos, de singulaares ingredientes, tanto dulces como salados. También dispone de untables de queso de cabra con tropezones.

El Alambique tiene 2 años produciendo quesos de forma artesanal y ha expandido paulatinamente sus opciones de sabores. En la actualidad ofrecen 70 tipos de relleno a su clientela.

Alambique Ranch

Reed de bacon sweet. Contiene chorizo, tocineta y cebolla caramelizada.

Los quesos de cabra más pedidos de El Alambique Ranch son los de pesto funghi, de tomate y de guayaba.

Pueden durar entre 15 y 20 días conservados en la nevera, dependiendo del ingrediente de relleno.

Según el emprendedor, cada queso lleva 5 litros de leche de cabra y todos los que hace son únicos, sin presevantes ni químicos. Él los hace ninguna ayuda, en la cocina de su hogar, con sus propias manos.

«Cuando hago los quesos, estoy pensando en la expresión de la persona que se lo comerá», afirma.

alambique ranch

¿Cómo nace El Alambique Ranch?

Comenzó dándole a probar a amigos sus creaciones. Compartiendo, como él dice, el amor por los quesos.

El emprendedor compraba leche de cabra porque tenía mejor efecto digestivo  que la leche de vaca. Un dia le dijo a su esposa que comenzaría a hacer quesos para su casa.

Se inició con el quesito fresco, la ricota y con los untables naturales. Luego, comenzó a hacer un queso semicurado, que llamaron pirineo.

La constancia y dedicación del emprendedor hicieron posible la propuesta. También contribuyó una mata de mango.

«En mi casa hay una mata de mango. Un día estaba haciendo quesos para mi casa y mis muchachos estaban comiendo mango. Les dije: ´Denme un pedacito´, y lo introduje en el queso; al día siguiente, lo probe y pensé: ¡Qué divino!», recuerda Ramallo.

alambique ranch

Reed de brownie con fresas

Tres meses de pruebas sin descanso produjeron una nueva técnica para hacer quesos. No paró hasta ver la rebanada de queso salir con el ingrediente en perfectas condiciones.

«Comencé con los casquitos de guayaba, ahí creamos la línea dulce. Después vinieron los de piña, mango, fresa y melocotón. Luego se me ocurrió introducir los alimentos salados», comenta Oscar.

Son ideales para personas con intolerancia a la lactosa. Además, la leche de cabra tiene muchas propiedades, ya que posee un alto grado de digestibilidad y se le considera la más parecida a la leche materna.

alambique ranch

Oscar Ramallo representa la tercera generación de quseros tradicionales en su familia, si bien su papá y su abuelo solo los hacían para consumir en casa y con leche de vaca.

Hace aproximadamente 100 años su abuelo tenía la vaquera más grande de Los Teques, que hacía el reparto de leche al pueblo. También llegó a vender quesos, pero en pequeña escala, ya que nunca lo visualizó como una industria.

Ramallo es un apasionado de los quesos y, sobre todo, de su emprendimiento. Trabajó en televisión por 20 años, se graduó de publicista y también inició los estudios de cocina pero no los concluyó; sin embargo, todo lo condujo a recuperar y transcender la tradición familiar.

En la redacción de El Estímulo y Bienmesabe probamos los quesos de El Alambique Ranch durante una celebración, constatando su calidad.

Coordenadas

Instagram. @elalambiqueranch