Newsletter

Recibe nuestro Newsletter con lo mejor de El Estímulo en tu inbox a primera hora cada día.

SÍGUENOS

Joany León: “Quise rescatar los sabores de las regiones de mi familia”

Fusión20181
14/08/2018
|
FOTOGRAFÍAS: CORTESÍA FUSIÓN A LA CARTA

La ganadora de la quinta edición del concurso Fusión a la Carta asegura que de ahora en adelante el camino será más largo. Para León, el logro no ha sido el reconocimiento sino demostrarse que su pasión es la cocina

Durante un diplomado de cocina que Joany León realizaba en la academia Cocina Mística, sus profesores la incentivaron a postularse en la quinta edición de Fusión a la Carta. La amateur aceptó la invitación y tomó la oportunidad para asumir un nuevo reto dentro del oficio que comenzaría a emprender.

Así pues, León, oriunda de La Guaira, con padres orientales y un esposo zuliano, postuló cuatro platos con los que enaltecía los sabores de las regiones de las que proviene su familia.

“Quise rescatar los sabores de las regiones de mi familia. Hubo un grado de sentimentalismo en los platos, quería tener presente el sentimiento de los míos”, explicó.

La receta con la que fue seleccionada entre los 20 finalistas del concurso, y obtuvo el primer lugar, fue la Gallina con aires zulianos. Este plato es una variante de la receta original de pollo en coco, un plato típico de la gastronomía zuliana donde el ave se prepara en pieza y no en pisillo como León lo presentó en la final de Fusión a la carta.

“Los sabores zulianos vienen porque mi esposo es oriundo del estado Zulia. Aprendí a comer siempre con coco. No todo el mundo los conoce, creo que es una comida excelente y por qué no dar a conocer los sabores del Zulia. Dar a conocer en todos lados, no solo en Zulia, la comida en coco”, alegó.

Portada-fusión2018

Joany consideró en todo momento que estar entre los 20 finalistas ya era un triunfo. No obstante, admite que el día de la final, estando en la cocina, trabajó lo más cómoda posible, una manera en la que sintió que podría lograr la victoria. Además, días antes de la final, su hija le repetía constantemente que ella sería la ganadora, palabras que sirvieron de incentivo.

León dice sentirse satisfecha con el resultado. Alega que el reto de participar en Fusión a la Carta le “demuestra que la cocina es mi pasión”. Para ella el verdadero triunfo no se resume en un diploma o en unos cuchillos, sino en el aprendizaje que se lleva y en alcanzar una meta apenas siendo “una estudiante de cocina” frente a un grupo de profesionales con mayor experiencia. Asume que este paso significa que ahora tiene un “camino muy largo por transitar”.

La cocinera se plantea como próxima meta continuar su formación académica en otras aristas de la cocina, como por ejemplo perfeccionar técnicas de pastelería, un área en la que no tiene mucha experiencia.

Joany, ahora más que nunca, sueña con seguir en Venezuela, apostándole a su tierra. Aspira poder emprender un negocio en el que pueda compartir con los comensales su pasión por la buena comida.