Newsletter

Recibe nuestro Newsletter con lo mejor de El Estímulo en tu inbox a primera hora cada día.

SÍGUENOS

Llegan nuevos vinos desde Castilla y La Rioja

askar-sirviendo
16/05/2018
|
FOTOS: GIULIANA CHIAPPE Y CORTESÍA DE ASKAR VINOS

Vinos recién llegados de España renuevan el mercado de blancos y tintos en Venezuela

Por el esfuerzo continuo de los distribuidores locales, la bodega venezolana sigue dinámica, atrayendo novedades de distintas partes del mundo. Recientemente, se sumaron propuestas de dos bodegas españolas, Félix Solís, de Castilla y Luis Alegre, de La Rioja, ambas representadas por Corporación Askar.

De la tierra de Castilla llegó Consigna Chardonnay, con la etiqueta de Bodegas Félix Solís.

El diferenciador de los viñedos castellanos es el intenso aprovechamiento  frutal que se logra de la uva. Algo que un paladar experto sabe apreciar como bien resumió Adriana Gibbs, periodista y docente especializada en vinos: “El catador no huye de las diferencias, más bien las busca”.

Consigna Chardonnay es calificado por los conocedores como un vino tranquilo. Su aspecto es amarillo pálido con reflejos dorados. Las frutas como la manzana, el melocotón y las frutas tropicales dominan los aromas, que continúan en boca, completando con matices minerales. Es fresco e ideal para combinar con pastas, mariscos y quesos frescos o para ser aperitivo. Su temperatura perfecta es entre 10 y 12° C.

Criado sobre lías 

Los vinos de Luis Alegre provienen de La Rioja. Esta bodega cumple 50 años este noviembre. Sus viñedos se expanden en 54 hectáreas y están enfocados en elaborar vinos de terroir, de finca. Desde 1926, los vinos de La Rioja cuentan con su Denominación de Origen Controlado (D.O.C.) y en 1999 logró su primera Denominación de Origen Calificada.

askar-luis-alegre

“Los vinos de La Rioja Alavesa expresan muy bien la fruta”, expresa Gibbs. Esta frase calza perfecto en el vino blanco Luis Alegre Viura sobre Lías 2017, cuya frescura se anuncia desde la etiqueta, llena de flores dibujadas. El que ha llegado a Venezuela es un vino joven pero con potencial de 14 meses de crianza, un plus que rara vez se encuentra en un blanco joven.

El blanco Lías es de persistencia  media, acidez ligera y un pronunciado acento de frutas y miel que queda en el retrogusto.

Su frescura y cuerpo ligero tiene que ver con su todo proceso de elaboración pues, desde el principio, el prensado de las uvas se hace muy suavemente para evitar que se rompan las semillas. La fermentación es a temperatura controlada.

Las lías, que son las levaduras inactivas, toman particular importancia en este vino. Se procesan con golpes suaves para romper sus paredes celulares para que sus azúcares y proteías fluyan por el caldo. El resultado es un vino más estructurado y complejo en aromas, con un impacto olfativo alto, límpido, floral y frutal.

Visualmente es amarillo con ribetes verdosos. En las papilas, es fresco pero con volumen debido a su crianza sobre lías.

askar-dos-vinos

 

Un rubí de La Rioja

También de Luis Alegre y de La Rioja es la tercera novedad que Askar trae a Venezuela. Es su tinto basado casi todo en Tempranillo, más un 5% de Garnacha  y 5% de Viura. La selección de sus uvas se hace manualmente, en viñedos consolidados de 35 años.

Este tinto es un rubí con ribetes violetas. En su sabor dominan frutas rojas, violetas y notas cítricas. En boca aparecen frutas del bosque y un retrogusto de regaliz.

Como su maceración es carbónica se recomienda beberlo frío. Ha ganado varios reconocimientos en las competencias españolas de vinos jóvenes.

La cata de presentación de los vinos en Venezuela estuvo acompañado del catering de Carolina Chacón Cocina, quien propuso sabores con carácter como croqueta y montadito de atún Euskal (hecho a la manera vasca), tortilla española, jamón serrano y queso manchego, con panes artesanales de La Miga Artisan Bakery.

askar tablas

 

 

Con personalidad de autor

askar-alejandro-simo

Alejandro Simó, director técnico de Luis Alegre, ha expresado una frase que resume su filosofía: “El carácter del vino reside en la personalidad de su autor” y destaca que la bodega, de origen familiar fundada en 1967, está abierta a los cambios del vino con varios proyectos en viticultura, tonelería, enología de precisión y enoturismo.

Bajo el concepto de “vinos de finca”, sus premisas fundamentales son poner unas instalaciones modernas para sus 54 hectáreas de viñedo que dispone la bodega, de manera de combinarlo con su larga tradición y vocación viticultora.

Además de estas innovaciones, Corporación Askar prepara la pronta llegada de un vino de carácter: Finca La Reñana Reserva Selección Especial 2012, que se encuentra en proceso de registro.

Es un tinto elaborado con 95% Tempranillo y 5% entre Graciano y Mazuelo, uvas de La Reñana, cuyos suelos calizos aportan elegancia, alta mineralidad y profundidad lo que le confiere un elevado potencial de guarda. Fue criado 16 meses en barricas nuevas de roble francés y americano y luego 18 meses en botellero. Todo eso le da complejidad y estructura en aromas y gusto.

Este vino considerado de alta gama presenta un intenso color cereza con toques rubí. En nariz están muy presentes las especies con fruta roja, vainilla y fondo canela. El uso de la madera lo hace complejo y a la vez elegante. En boca es fresco con taninos bien integrados y de retrogusto largo.