Newsletter

Recibe nuestro Newsletter con lo mejor de El Estímulo en tu inbox a primera hora cada día.

SÍGUENOS

27 de mayo cierre de RCTV y cumpleaños de Ángel Lozano

angel lozano_BMS
27/05/2017
|
FOTO Y SALUDO BMS: SHAKIRA DI MARZO

Español, decidido y amante del buen comer, así es Ángel Lozano, quien desde muy joven escogió a Venezuela como país de residencia y la cocina como profesión. Hoy, nos cuenta sus inicios en el mundo gastronómico y cómo llegó a RCTV, también conocido como el canal 2, que lo convirtió en referencia para las amas de casa de Venezuela 

Ángel Lozano, recibió al TeamBMS con un abrazo caluroso y, entre risas, lo vimos compartir junto a su equipo actual: los camarógrafos y el talento del programa Portada´s de Venevision. No es celoso con sus recetas y las comparte desde hace 30 años aproximadamente, cuando inició en RCTV. Tampoco es egoísta con sus preparaciones, las que todos prueban y deleitan. Todos le tienen mucha estima, no porque les cocina ¡y rico! sino porque se hace querer. Su humor y pasión por cocinar traspasa las pantallas, por eso muchos venezolanos quisieran a un “Ángel en su cocina”.

Como buen cocinero, no falla en sus platos pero sí se declaró con mala memoria para recordar fechas. Calcula que fue en el año 1985 cuando Eladio Lárez junto a Eduardo Sapene y Marieta Santana, le dieron la oportunidad de ser parte del canal Radio Caracas Televisión.

“Empecé con una sección sabatina en el noticiero meridiano El Observador. Pocas personas lo sintonizaban. Además, María y yo, a quien extraño porque siempre fue mi compañera, hacíamos una pareja un poco dispareja. Nadie nos conocía hasta que un día, Nora Suárez, comediante de Radio Rochela retó a Laureano Marquez a imitarme. Lo que él hizo, inmediatamente, fue colocarse unos almohadones en el área de la barriga. El chiste se convirtió en un sketch del programa. Lo chistoso es que la gente lo disfrutaba sin saber quiénes éramos y con el tiempo y gracias a ellos fue que “Un Ángel en su cocina” se popularizó en los hogares venezolanos y se empezó a transmitir diariamente”, comparte.

De ahí en adelante, Lozano y María pasaron a formar parte de nuevos proyectos televisivos como Gente de la Mañana y Aló RCTV.

Ángel siempre supo que quería trabajar con la cocina así como en la televisión y eso hizo hasta que cerraron el canal 2. Después de ahí se tomó dos años para trabajar en proyectos personales hasta que volvió a las pantallas, esta vez con Venevisión.

Ese 27 de mayo, cuando se fue la señal, fueron muchos sentimientos encontrados porque ese día también era su cumpleaños. “Hoy, que se cumplen 10 años del cierre, recuerdo a los compañeros, amigos, algunos me los he reencontrado en Venevisión, otros se fueron al exterior, algunos han fallecido como mi director y querido Dioni López, algunos están en otros proyectos. El personal era muy entrañable. Muchas personas no lo entienden pero dentro de un canal hay mucha solidaridad entre el equipo. Siempre me viene a la mente que era el día de mi cumpleaños y al mismo tiempo estaban cerrando. Todos lloramos cuando se fue la señal y la pantalla se puso en negro”.

Cuando le preguntamos qué es lo que más extraña de su primera etapa, respondió: “Yo recuerdo mucho las cuñas navideñas, era algo tan bonito, tan entrañable. Estaban todos los grandes artistas reunidos ahí conmigo. Era como una gran familia, a mi y a María nos trataban excelentemente bien. Yo espero que algún día vuelva la señal del canal, no sé si nosotros volveremos porque me imagino que querrán gente nueva, más joven. Pero nosotros los que trabajamos en RCTV siempre seguiremos queriendo a Radio Caracas”.

La silenciosa María

Cuando uno “googlea” el nombre “Ángel Lozano”, el primer resultado que arroja el buscador es la noticia del fallecimiento de la Sra. María. Por eso, le preguntamos al chef  que qué representó ella para él. “María era un personaje extraordinario, yo la admiré siempre porque era una gran cocinera. La gente pensaba que era una actriz y que parte de su papel era no hablar”, confiesa.

“No nos poníamos de acuerdo, yo decía cebolla y ella pimentón pero siempre estábamos conectados y sabíamos cuándo le faltaba algo a un plato. Ella era de Mochima, de un pueblo llamado Santa Cruz del Este y no tuvo una vida fácil. También fue madre de seis hijos. Por mi fue muy querida, lo que recuerdo de ella eran momentos muy bonitos y alegres. A pesar de todo, ella era muy divertida”, comentó al equipo de Bienmesabe.

“Recuerdo un día que estábamos en el programa gente de la mañana, llegábamos muy temprano -yo nunca he sido de madrugar pero nos tocaba. Y entre lo adormilado, me dice mi gran amigo Nelson Bustamente: “¿Qué tenemos para hoy?” ¡Estábamos al aire! de inmediato yo agarro la sartén que María había puesto al fuego y suelto una grosería tras la quemada. Yo no sabía qué decir, él me ayudó a salir del paquete. Pero lo más curioso fue que cuando volteo, veo que mi ayudante María está en un rincón muerta de la risa”, agregó el chef

Víctima de las bromas de María y Loco Video Loco

Otra anécdota que comparte Lozano fue con el programa de cámara escondida llamado Loco Video Loco, animado por Mónica Pasqualotto. Un día, el cocinero llegó al estudio y se encontró con todo desordenado. Por lo general, María siempre organizaba todo antes que él y molesto le preguntó “¿Pero qué pasa aquí?” y ella, como siempre muda, respondió con una cara larga. En es0, el Director Dioni López anunciaba que en breve saldrían al aire y Ángel atacado le dijo “Pero, ¿cómo vamos a arrancar así? ¡María por favor!” y ella, molesta se desató el pañuelo que los cocineros llevan en el cuello, llamado pico y lo lanzó mientras le decía, “Aquí tiene, búsquese a otra”. Ángel comenta que las lágrimas le empezaron a brotar mientras se cuestionaba qué había hecho porque todo el equipo lo veía como el culpable de la situación. Hasta que María lo abrazó y le dijo que enviara un saludo a la cámara de Loco Video Loco. A lo que respondió ¡Loco quedé yo!

La sazón se lleva en la sangre

Ángel Lozano se declara autodidacta, aprendió de su madre y su hermana que eran muy buenas cocineras. Con el tiempo y la oportunidad que le dio RCTV de recorrer Venezuela, pudo recopilar esos sabores y técnicas que lo ayudaban a pulir su experiencia.

De sus seis hijos, solo Ángel Lozano Jr. heredó esa vocación por los fogones y comparte su sabor en las tierras colombianas, exactamente en un hotel ubicado en Valledupar.

¿Qué se come en la casa de Ángel Lozano?

Mucha gente se extraña porque creen que en mi casa siempre se come súper gastronómico. Gracias a mis hijos conozco muchos sitios modernos, de comida rápida o sándwiches. Yo no soy demasiado exigente, aunque sí me gusta comer bien pero, como en toda casa, se prepara el clásico pollo guisado, una sopa y los fines de semana cocino yo.

¿Cuál es su plato preferido? 

“Aunque te parezca mentira, unas buenas papas fritas con huevos fritos arriba. También me encantan los callos”.

Todavía siento el cosquilleo cuando se enciende la luz de “al aire”. Es una sensación bonita, porque en cada programa, durante mis años detrás de la pantalla, he tratado de brindarle herramientas a las amas de casa. Ahora con las redes sociales me escriben y me comparten sus anécdotas con mis recetas. 

Ángel Lozano cierra la entrevista aclarando que aunque no quiere que su opinión se politice, ciertamente la situación con los alimentos le ha dificultado los procesos en su restaurante ubicado en San Bernardino y que a pesar de todo, ha traído algo positivo para la sociedad venezolana que ha acudido a los vegetales para sus comidas diarias por ser de menor costo y que además ha despertado el ingenio en la cocina para crear nuevos platos o sustituir algunos ingredientes de difícil acceso.