Newsletter

Recibe nuestro Newsletter con lo mejor de El Estímulo en tu inbox a primera hora cada día.

SÍGUENOS

Tanques de flotación: una experiencia única y sanadora

flotar-6
02/12/2017
|
FOTOS: PEXELS

Hace más de cuatro años, Luis Alberto Cuenca, director de Acqua Chi, trajo a Venezuela la técnica de los tanques de flotación que retomaban su fama en otros lugares del mundo. Aunque esta terapia se conoce desde los años 50, hoy reaparece con respaldo de la ciencia y con procedimientos más modernos para que los usuarios se sumerjan en la búsqueda de su salud y bienestar. Conoce de qué se trata y descubre sus asombrosos beneficios

Tal vez creemos que tenemos momentos de serenidad cuando nos tomamos el café de la mañana viendo por la ventana y nos da chance de hacer la lista de las diligencias del día o cuando tomamos un baño tibio, pensando en que debemos apurarnos para acostarnos a dormir pronto porque hay que madrugar, o cuando luego de la práctica de yoga, nos tumbamos en el mat a “meditar” sobre si de verdad valdrá la pena ponerse la vacuna de la difteria.

Aunque algunas personas sienten que en esos momentos ponen en orden su mente, la noticia que les traigo hoy es que se puede ir más allá. Hay una técnica de relajación que realmente sí pone la mente en blanco y proporciona un bienestar que habíamos olvidado que existía: los tanques de flotación.

¿Floto y ya?

flotar-1

Sí. ¿Y entonces, no es aburrido? No. ¿No da miedo? Un poco, al principio por la novedad, pero te sientes tan bien flotando que a los pocos minutos se te pasa. ¿Y si me hundo? No se puede, el agua tiene sales que te hacen flotar como un corcho. ¿Y si me quedo dormido? Te felicito. ¿Y si no me gusta? Te puedes salir cuando quieras. ¿Y no es lo mismo que flotar en la piscina, el mar o en mi bañera? Supongo que si logras tener una deprivación sensorial significativa y cuentas con una técnica de flotación avanzada que te permita no estar pendiente de tu cuerpo, sí, pero es un poco difícil. Entonces, ¿cómo es la cosa?

Una sesión de flotación paso a paso

flotar-3

“No hay nada que yo te diga que sirva para describir lo que se siente, lo tienes que probar”, fue la primera frase que me dijo Luis Alberto Cuenca, director de Acqua Chi, cuando hice el primer contacto para entrevistarlo.

Dos días después me sumergí en una piscina mínima a la temperatura más agradable que he sentido jamás. “Es la temperatura de tu cuerpo”, dijo él. Y comencé a flotar. Primero subieron las piernas, luego el torso y cuando me di cuenta, ya tenía hundida gran parte de mi cabeza. El agua había tapado mis oídos, mis ojos y mi boca, pero la nariz, inexplicablemente, permaneció a flote durante los 45 minutos que duró la sesión.

Previamente me hicieron un diagnóstico de las zonas energéticas de mi cuerpo que estaban en desequilibrio, ya que de ahí partiría el programa de frecuencias que me aplicarían en el tanque mediante la activación de propulsores de agua. “Hay otra versión, que es completamente pasiva y en la que se cuenta con una supresión total de los estímulos externos, la idea es que la experiencia sea entre nuestro ser material, nuestra alma y el agua”, explica Cuenca.

flotar-5

Tanto si se realiza al aire libre como si se hace en completa privación sensorial (cuarto cerrado, sin luces, sonidos y olores) lo que se siente es una profunda relajación como la que se siente el instante antes en que te quedas dormido pero por 45 minutos. Esta sensación se debe a la estimulación de las ondas Theta del cerebro, que se mueven de cuatro a siete ciclos por segundo. Eso es lo suficientemente lento como para tener acceso a una perfecta calma, pero no tanto como para perder la consciencia. En este estado, surgen contenidos del subconsciente, cargados de memorias y sentimientos, al tiempo que se activa la creatividad, la inspiración y la espiritualidad.

En mi caso, viajé en el tiempo hasta ubicarme en el vientre de mi mamá. Escuché su voz diciendo “este embarazo ha sido divino”, visualicé a mis hermanos mayores revoloteando alrededor de mí e incluso oí a mi papá consolando a mi mamá: “todo va a estar bien”, en lo que supuse que era una conversación sobre asuntos económicos. Al salir, llamé a mi mamá por teléfono para comprobar la información y ella me dijo “es probable que yo haya dicho esa frase varias veces, tu embarazo fue divino” y también me asaltó con la pregunta: “¿y a todo el mundo le pasará igual?, ¿y si no todo el mundo fue tan deseada y amada como tú?”

De hecho, hay tantas anécdotas como personas que han flotado en estos tanques. Muchos deportistas de alta capacidad usan esta técnica para visualizar su rendimiento, en la NASA la usan como entrenamiento para la sensación ingravidez en el espacio, artistas se conectan con la creatividad y muchas personas relatan la sensación de soñar despiertos y entrar en estados de conciencia parecidos a los que experimentan los meditadores expertos.

Preguntas lógicas

flotar-4

  • ¿Cómo es el lugar, cómo es el tanque?

En la versión al aire libre, el tanque es como un jacuzzi de forma alargada con chorros de propulsión que ayudan a flotar. Y la versión pasiva es un cuarto con una bañera más amplia que las convencionales donde al cerrar la puerta, se puede quedar completamente a oscuras o si así lo desea el usuario, se puede encender una luz tenue.

El agua, en la versión pasiva, está mezclada con sulfato de magnesio, lo que hace que la densidad aumente a tal punto que flotar es muy fácil. Ambos tanques tienen una profundidad aproximada de 25 centímetros pero si aún así hay problemas para flotar, el sitio cuenta con cojines para mantener la cabeza ligeramente levantada.

  • ¿Cómo se cuida la higiene del tanque?

La alta concentración de sales crea un ambiente estéril que no es favorable para la reproducción de bacterias. Además, el agua es purificada después de cada sesión por una potente unidad de filtración. Algunos centros, como medida adicional, usan un aparato de ozono para asegurarse más de la purificación del agua.

  • ¿Cualquier persona puede flotar?

Sí, no existen grandes prohibiciones. Pero sí deben tener cuidado las personas que sufren epilepsia y no están medicadas correctamente. Los tanques de flotación son seguros para todos los grupos etarios (aunque con niños pequeños, recomiendan el acompañamiento de un adulto) y para mujeres embarazadas que no tengan restricción médica. Es preferible no entrar en el tanque de flotación si existe una herida abierta.

Efectos esperados y hallazgos en curso

flotar-2

  • El efecto de ingravidez permite observar mejor los pensamientos y el silencio ayuda a desconectarse del mundo exterior, liberando el estrés acumulado en el cuerpo.
  • Una sesión de 45 minutos de flotación equivale a cuatro horas de masaje y cerca de ocho horas de sueño reparador.
  • La flotación hace que el cerebro detecte que no está sujeto a la ley de gravedad, por lo que la dirección de la energía cerebral se destina a la autosanación física y mental. De hecho se ha reportado disminución de inflamaciones articulares y desaparición de ácido láctico de los músculos, lo que ayuda aún más a conseguir un estado meditativo profundo.
  • La relajación corporal permite que la columna se estire, se alinee y se distribuya el espacio intervertebral.
  • Al alcanzar la frecuencia de ondas Theta, disminuyen la sustancias, neurotransmisores y hormonas relacionados con el estrés, como la adrenalina y el cortisol, mientras que se elevan los relacionados con el bienestar, como la serotonina, dopamina, endorfinas y se equilibren los niveles de la melatonina, que es la hormona encargada de regular los ciclos de sueño.
  • La mente logra ponerse en equilibrio porque se reduce la actividad del hemisferio izquierdo (lógico) y se incrementa la del derecho (creativo).
  • De igual forma ya se reportan casos de curación exitosos de diversas enfermedades y padecimientos como la parálisis facial parcial, afecciones hepáticas y cardíacas, además de coadyuvar al tratamiento del cáncer.

Luis Alberto Cuenca confía en que los tanques de flotación sean utilizados como terapia para múltiples enfermedades que hoy, o no tienen cura o su sanación implica años de tratamiento químico invasivo. En su experiencia, hay casos asombrosos y explica que al sumergirse en el tanque, el cuerpo entra en contacto y se contagia de las frecuencias de ser sano y concluye, como si se tratara del asunto más obvio del mundo: “el agua es vida”.

Para hacer citas y probar esta maravillosa experiencia:

  • Aqcua Chi en La California Norte, en Caracas. Teléfono: +58 212 235 5315