<iframe src="//www.googletagmanager.com/ns.html?id=GTM-K8BB9HX&l=dataLayer" height="0" width="0" style="display:none;visibility:hidden"></iframe>

4 señales de que estamos comiendo mucha azúcar

El cuerpo se resiente cuando consumimos mucha azúcar y envía señales como piel reseca, mucha sed y fatiga constante

A veces el azúcar aparece sin antifaz. En los dulces o en la que le ponemos al café y a los jugos, sabemos que la estamos consumiendo. Pero, en otras ocasiones, se camufla en otros alimentos. Y el cuerpo se resiente cuando consumimos mucha azúcar.

Muchas salsas de uso común, como el kétchup o la barbecue, panes y galletas, alimentos enlatados o congelados, entre otros, contienen azúcar en su composición. Y como muchas veces no nos detenemos a leer las etiquetas, pues ni nos enteramos.

azucar

Foto: K.C. Hohensee de Freeimages

La revista GQ enumeró algunas señales de alerta que da el organismo cuando nos estamos excediendo en el consumo de azúcar.  Y van más allá del sobrepeso e, incluso, se ven más rápidamente. Léelos, que te vas a sorprender.

Mucha sed. Una cosa es tomar agua porque sabes que hidratarte es bueno para la salud y otra es que tomes agua todo el tiempo porque te estás muriendo de sed. El cuerpo pide agua porque, de esa manera, busca eliminar el exceso de azúcar que puede estar sufriendo. De hecho, la sed excesiva es también una de las principales señales tempranas de diabetes.

Piel reseca. Grandes cantidades de azúcar en el cuerpo lo deshidratan. Y eso se nota de inmediato en la piel que se reseca, pierde lozanía, y hasta puede tener pequeñas lesiones.

piel reseca por mucha azucar

Enfermarse. Por lo general, quien consume mucha azúcar deja de lado las vitaminas y los minerales de alimentos más saludables. Por eso suele enfermarse con frecuencia.

Fatiga constante. Los picos de azúcar en el organismo generan también cambios bruscos de energía y reducción de la hormona orexina, que ayuda a mantenerse despiertos.

Toma en cuenta estas señales para saber si estás consumiendo demasiado dulce, que te está haciendo daño.