Gastronomía venezolana cautiva Le Cordon Bleu de Madrid

Recientemente, el chef venezolano Carlos García, del restaurante Alto en Caracas, Venezuela, estuvo de visita en los espacios de la escuela Le Cordon Bleu Madrid donde compartió con los asistentes sobre la cocina venezolana,sus productos y dejando a más de uno con ganas de probar más de la propuesta criolla

Actualmente la escuela de cocina cerrará este año con casi 800 matrículas de alumnos provenientes de todas partes del mundo. Erwan Poudelec, director técnico de esta casa de estudios comenta: «Desde que esta casa de estudios abrió las puertas en 2011 hemos tenido un gran volumen de alumnos venezolanos interesados en nuestros programas. Hoy por hoy Venezuela sigue siendo el segundo país del que más alumnos hemos recibido desde que abrimos».

Erwan
¿Cuántos de ellos son venezolanos?
En la actualidad podemos decir que casi un 3% de los alumnos que han elegido Le Cordon Bleu Madrid para formarse en alta cocina son venezolanos.

¿Cuál es su opinión sobre la gastronomía venezolana?
He tenido la oportunidad de descubrir una muestra de la gastronomía Venezolana durante la pasada edición del Festival Gourmet International de Caracas. Para nosotros, los chefs, siempre es un placer conocer nuevos productos y maravillarnos con la variedad y peculiaridad de las materias primas; eso lo hace la experiencia aun más interesante.

A través de platos tradicionales y de la innovación del chef Carlos García en Alto, descubrí una gastronomía en evolución, o casi revolución y una positiva necesidad de hacerse notar. Creo sinceramente que Venezuela, como buena parte de América del Sur, tendrá mucho que ofrecer a la gastronomía mundial en los próximos años. Su identidad gastronómica es innegable y los venezolanos, que lo saben, muestran pasión y orgullo por ella. Es importante conservar, cultivar y seguir desarrollando este patrimonio. Pero para ello es imprescindible que detrás haya una formación profesional adecuada para poder desarollar y elevar esta gastronomía en el ámbito internacional, como ya hacen cocineros como Carlos García o Nelson Méndez.

CordonBleu2

¿Tiene algún plato venezolano que sea su favorito?
Diría que el pabellón, tanto en su versión tradicional, como en la moderna de Carlos García, pero todavía conozco poco para poder hablar de un favorito. La gastronomía venezolana tiene mucho más que ofrecer. Me quedo también con las frutas del Amazonas, con el carácter de su cacao, el pan de yuca y las hormigas de Nelson Méndez.

¿Cree que esta propuesta podría tener una proyección importante a escala internacional? ¿Por qué?
Sí, estoy convencido. El simple hecho de que vengan venezolanos a formarse a nuestra escuela es una demostración clara de que hay un gran interés en la gastronomía. Son estos conocimientos y las nuevas técnicas las que ayudarán a reinterpretar la gastronomía local y lograrán posicionarla internacionalmente. Un país que tiene tantos productos y tan variados sólo puede llamar atención y conquistar paladares.

 

CordonBleu1

 

Respecto a la visita del chef Carlos García: ¿qué tal fue la convocatoria?, ¿cuál fue la opinión de los asistentes?
Fue una colaboración estupenda. Conocimos a Carlos durante nuestra estancia en el festival y, desde entonces, tuvimos claro que queríamos compartir su talento con nuestros estudiantes.

Carlos es un cocinero muy completo en muchos aspectos. Además, es una persona humilde y ofrece una verdadera cocina de autor. Para mí Alto representa, no sólo la cocina venezolana, sino también parte de su historia.

Los asistentes se mostraron encantados de descubrir la originalidad y versatilidad del cacao en algunas de sus recetas, la riqueza de los platos, etc. Pero al final, el éxito no sorprende, si consideramos la trayectoria de Carlos y su gran ambición.

¿Tienen contemplado invitar más cocineros venezolanos a su escuela y qué tipo de perfil o propuesta buscarían?
Sí, sin duda queremos repetir la experiencia. Estas colaboraciones son esenciales y muy enriquecedoras. No buscamos a un cierto “perfil” de chef, pues se trata de propuestas de autor que nos ofrezcan precisamente por lo personal, perspectivas distintas e interesantes para nuestros alumnos.

 

A continuación compartimos algunas de las experiencias del cocinero en Madrid: