Newsletter

Recibe nuestro Newsletter con lo mejor de El Estímulo en tu inbox a primera hora cada día.

SÍGUENOS

Antes de ser humanos, ya nos emborrachábamos: Un nuevo libro de Miro Popic destila conocimiento y anécdotas

Miro popic
17/09/2018
|
FOTOS: GIULIANA CHIAPPE

El investigador Miro Popic comparte una mirada completamente distinta sobre la bebida, histórica, científica, a ratos irònica y graciosa

 

Miro Popic ve la bebida como nadie la ha visto nunca antes. Y en su nuevo libro, Venezuela on the rocks!, comparte esa visión curiosa, histórica y científica, en ocasiones graciosa, otras veces impactantes y capaz de arrancar un ¡oh! espontáneo ante lo inesperado de un descubrimiento.

Nadie queda exento de beber el elixir de este libro pues el ser humano bebe -y nos estamos refiriendo al alcohol, no al agua- desde antes de ser Homo sapiens. Eso queda claro en los inicios del texto de Miro, cuando descubrieron la “magia” de la fruta fermentada.

De hecho, se mencionan estudios que aseguran que fueron esos primeros alcoholes los que aceleraron el desarrollo del cerebro y, posteriormente, agruparon a los primeros humanos en manada. Conscientes de alguna forma de la vulnerabilidad en que los dejaba el líquido fermentado, bebían en grupo para cuidarse mutuamente.

En el prólogo del libro, la académica Ivanova Decán Gambús nos recuerda que Séneca llamó “locura voluntaria” a ese disfrute que ha acompañado siempre al hombre, y lo vincula con la manera como Popic quien, como ella, es también miembro de la Academia Venezolana de Gastronomía, desgrana contenidos con un estilo directo, humor e ironía.

miro popic

Los indígenas ya bebían chicha de maíz y yuca fermentada con saliva del ancianas antes de la llegada de Cristóbal Colón. Y, al llegar a América, en las carabelas venían vinos de los cuales cada marinero bebía 3/4 de litros al día, lo mismo que contiene una botella común de vino hoy en día. En ese encuentro, los jefes de ambos mundos intercambiaron bebidas y a ninguno le gustó la del otro.

En la época de la Colonia, sólo podía beberse legalmente lo que pagaba impuestos a la Corona pero fue entonces cuando surgió el ron como polizón de la embriaguez. Popic rebusca en documentos de la época para descubrir qué bebía Bolívar en medio de sus campañas y con qué brindaba la incipiente República. Como era de esperarse, el ron siguió hilando fino a través de toda la historia de Venezuela, e incluso en periódicos de época asoman marcas que aún encontramos en los anaqueles actualmente.

La curiosidad del investigador lo lleva también a decirnos por qué sólo los venezolanos bebemos whisky con hielo y, encima, muchos lo remueven con el dedo. Habla de la hegemonía de ese destilado, de cómo la cerveza llegó para quedarse, del cocuy que aunque ahora lo relacionamos con Falcón y Lara realmente es oriundo de Araya y de la compañía, a veces tímida, del vino en nuestra mesa. También, en un ejercicio de osadía, cuenta algunas anécdotas vergonzosas de los nuevos ricos de esta V República relacionadas con finas botellas.

Este nuevo libro de Popic se suma a la trilogía publicada desde 2010 donde el investigador y periodista explora lo que hemos comido y que, a su vez, nos ha definido como nación. Venezuela on the rocks! ha sido editado en dos versiones: una de tapa blanda y una edición de lujo, que sólo puede encontrarse en Licoteca, en La Castellana en cuyo restaurante, La Oficina, fue la presentación a la prensa con acompañamiento de vinos Montes Alpha Syrah, cosechas 2007 y 2011.

miro-vinos

la oficina licoteca

Coordenadas

Dónde comprarlo: La edición de lujo sólo se vende en Licoteca y en el restaurante La oficina, ubicado en la misma tienda de licores, en la calle Mohedano de La Castellana. La edición de tapa blanda puede comprarse en las principales librerías del país y a través de la librería virtual @saboresdeaca

Más información: @miropopiceditor