Newsletter

Recibe nuestro Newsletter con lo mejor de El Estímulo en tu inbox a primera hora cada día.

SÍGUENOS

La Parada del Dulce Criollo: 18 años endulzando a Guarenas

Laparadadeldulceportada
27/09/2018
|
FOTOS: ALEJANDRO ROMERO

Con mucho esfuerzo y dedicación La Parada del Dulce Criollo hace las tortas más frescas de Guarenas con un sello de calidad inigualable

“Sabor a hogar” es la máxima a través de la cual vive una pastelería muy singular que es reconocida por la frescura de sus tortas y la atención familiar a sus clientes.

La Parada del dulce Criollo, mejor conocida como para “La parada dulce”, es una pastelería construida durante casi dos décadas con esfuerzo y dedicación por la misma familia, los Tineo.

La parada del dulce puerta

Su objetivo es hacer que los clientes se sientan como en casa cuando disfrutan de una fresca porción de las muchas tortas que ofrecen.

Muchos de sus sabores conectan con la memoria gustativa, con los antojos de la infancia: Oreo, Cocosette, Dandy, Pingüino, son parte de los sabores. Luego, los tradicionales chocolate, vainilla, torta mármol, arequipe y Nutella. Esos son algunas opciones porque el menú es mucho más amplio.

El primer registro de este dulce emprendimiento fue en el 2002, hace 18 años, cuando la familia Tineo comenzó a hacer tortas por encargo, todo desde su casa.

“A la gente le gustó, nos pedían más y más tortas y vimos en esto una buena oportunidad de negocios”, comenta Alfonso Tineo, fundador de la Parada del Dulce Criollo que, aunque es experto haciendo tortas, hoy funge como administrador de la empresa.

Alfonso Tineo La Parada del Dulce

En el 2004, la familia con planes de llevar su negocio al próximo nivel, consiguió instalarse en un local de 90 metros cuadrados ubicado en C.C. Miranda, en Guarenas, arreglándoselas para ofrecer 45 metros de servicio al público y 45 metros de cocina.

mjm

 

Hasta el día de hoy, La Parada del Dulce Criollo sigue en ese mismo local que es ya reconocido entre los vecinos como una institución del sabor en la ciudad. Además, también se mueven ocasionalmente a Caracas para participar en eventos especiales como Expogastronomía.  

El local tiene un ambiente ameno y acogedor, hay música, aire acondicionado y reciben a los comensales con familiaridad.

La Parada del dulce atencion al cliente LA PARADA DEL DULCE TIENDA

En la familia Tineo hay publicistas, cocineros, ingenieros, diseñadores, amas de casa, pero la pasión por contribuir con la sonrisa de los comensales, hizo que todos dejaran sus profesiones progresivamente para dedicarse a la pastelería.

En la Parada del Dulce Criollo se ofrecen dos tipos de tortas: de bizcocho y de ponqué. Las líneas de sabores son Kids, Tropical y Clásica.

En la Clásica encontramos la torta de chocolate, arequipe y Nutella, las infaltables en cualquier merienda.

torta de chocolate parada del dulce

En la línea Kids tienen torta de Cocosette, Oreo, Dandy y Pingüino. Son las chucherías de siempre hechas torta.

Torta topping cocosette

La línea Tropical tiene tortas inspiradas en el colorido Caribe, con coco, piña, fresa y limón. Frescas, cromáticas y ligeras.

torta de fresa biscocho

pie de limon torta la parada pie de limon torta la parada2

El sabor de todas las tortas se describe con una palabra: frescura. No empalagan y solo verlas generan antojo.

Anteriormente La Parada Dulce Criollo vendía tortas de jojoto, pan, cambur, auyama y zanahoria, sin embargo debido a las condiciones económicas del país, ahora se enfocan en las preferidas del público para poder vender todas y cada una de las 20 tortas que sacan al día con la calidad de siempre. Es decir: En la mañana preparan las tortas y durante ese día las venden todas. No se guardan para el día siguiente.

“Nos mantenemos fieles a nuestras recetas originales. Aún dentro de la situación actual, hemos mantenido la calidad que siempre nos ha caracterizado”.

Ellos conocen el sabor que le gusta a sus clientes. La mayoría son comensales de años, por ende, para La Parada del Dulce Criollo es una cuestión de fidelidad continuar con los mejores ingredientes y, a la vez, tratar de mantener precios accesibles.

Una torta completa cuesta alrededor de 1200 y la porción, 60 bolívares (estos precios son al día 20 de septiembre).

“Lo que más se utiliza en la pastelería es el azúcar y los huevos. La harina nos rinde, y la leche, aunque es difícil de conseguir, gracias a un proveedor confiable nos hemos mantenido”.

 

Carlos Tineo es decorador de vitrinas de profesión y papá de Alfonso. Él, junto a su esposa, fueron los que comenzaron este negocio hace casi dos décadas.

Carlos Tineo

” Para mí, la torta es un trabajo fuerte pero simpático, al cual yo le pongo todo mi ánimo y esfuerzo. Es nuestra vida”.

Cada día que pasa, la familia Tineo se reinventa, sigue trabajando duro para perfeccionar su técnica y seguir complaciendo a los clientes.

carlos tineo 2

“La torta siempre será la torta. Es la favorita de los venezolanos, tenemos que poner todos nuestros esfuerzos para que quede un producto de auténtica calidad”.

carlos tieneo 3

“Para nosotros es un orgullo cuando entran clientes nuevos y preguntan a otros comensales qué torta escoger y la respuesta es `la que quieras, todas son buenas´.  Eso es lo que llena, nuestro motor, es todo”.

La Parada del Dulce Criollo tiene la meta de seguir creciendo más allá de su espacio de sabor en Guarenas

“La idea es expandirse, aprovechar estos 18 años de experiencia y salir a darnos a conocer”, comenta Alfonso

Actualmente La Parada del Dulce Criollo ha participado en tres ferias gastronómicas, con miras de seguir dando a conocer a sus productos en Caracas y propagar el amor que sienten por hacer tortas.