Newsletter

Recibe nuestro Newsletter con lo mejor de El Estímulo en tu inbox a primera hora cada día.

SÍGUENOS

Postres del mundo en la mesa caraqueña

dulces-ale-panna-cota
27/02/2018
|
TEXTO: ALEJANDRO CELEDÓN MENDOZA FOTOS: CORTESÍA DE VÍCTOR GUILLÉN Y LA DOLCE VITA

Los pasteleros de Caracas se inspiran en los sabores del mundo para crear postres que deleitan a sus comensales. Japón, Francia, Italia y dulces típicos venezolanos inspiran la dulce mesaEl gusto por el dulce es de vieja data. Frutos frescos y secos y también la miel se disfrutaban desde la antigüedad. En Francia, nación de grandes pasteleros, en la Edad Media ya se acostumbraba a servir dulces entre plato y plato de carne, pero es en el siglo XVI cuando se dejan para el final de la comida.

A España le debemos no solo el nombre de “postre”, justamente porque se dejaban para la postre, para el final, sino además ese deleite, desmedido y apasionado, por el azúcar. Colón, en su segundo viaje a las Indias, trajo la caña de azúcar que rápidamente prosperó en nuestros suelos.

Con los conquistadores llegaron curas y también monjas, expertas ellas en la elaboración de pasteles y dulces. Por cierto, en su libro Los alimentos del deseo, la periodista Maruja Dagnino afirma que ese talento de las monjas en el arte de la pastelería se debía a que “sustituían el sexo por comida”. ¡Qué mejor manera de procurarse placer y compartirlo con otros!

A nadie le amarga un dulce, reza el dicho popular. Los postres tienen presencia en todas las mesas del planeta, unas con más gusto por el azúcar que otras. Para la muestra, reseñamos las propuestas de cuatro fogones del mundo asentados en Caracas.

Japón: Espresso de té verde

dulces-ale-espresso-te-verde

La propuesta de Hanami Restaurant, ubicado en el hotel Euorbuilding de Caracas, es de comida asiática fusión. De la variada y deliciosa carta de postres diseñada por la chef pastelera Maryorie Youssif, el más pedido es el Macarons gigante de chocolate, una galleta a base de brownie rellena con caramelo y sal; y el más exótico para el paladar criollo es el Espresso de té verde.

Compuesto por un helado de macha, tipo de té verde empleado en la ceremonia japonesa de la famosa bebida, es acompañado con lichi, fruta de pulpa blanquecina que recuerda a las uvas, y una galletica de ajonjolí que pone el toque crujiente. Hermosamente servido, es un postre bajo en azúcar, de alta astringencia, con un tenue toque ácido, recomendado para paladares atrevidos.

@hanami.restaurant

Italia: Panna Cotta

Una acertada combinación de texturas y sabores disfrutan quienes prueban la versión de la Panna cotta de La Dolce Vita Ristorante en Altamira (la foto puede apreciarse en la parte superior de esta nota).

Considerado un postre infaltable cuando de gastronomía italiana se trata, es un dulce típico de la región del Piamonte. La chef pastelera Marjhochris Franco lo prepara tomando como base una cremosa mezcla de crema de leche, vainilla y canela, aderezada con licor de naranja. El toque de color y acidez lo aporta un coulis de frambuesa, mora y fresa. Para decorar, elabora un crujiente caramelo en forma de coral que remata con fresas en rodajas y una hojita de menta. Un éxtasis garantizado para las pupilas gustativas.

Destacan también los canoli sicilianos servidos con tres rellenos: crema pastelera de café, crema pastelera tradicional, y crema de ricota y avellana. Se sirven dos y el comensal escoge el relleno. ¿El más vendido? El de ricota.

@ladolcevitacaracas

Francia: Crepes Confiture

dulces-ale-crepese

Hablar de la cocina francesa es hablar de crepes. Preparadas con trigo, huevos y leche, conocedores sitúan su origen en los fogones de los celtas. Es un plato versátil que admite una gran variedad de rellenos. En Caracas son muy famosas las de Café Noisette, ubicado en la avenida principal de La Carlota. Este local abrió sus puertas hace casi 9 años de la mano de François Roux y Marc Manceau.

Entre saladas y dulces ofrecen unas 24 crepes, las primeras muy solicitadas al mediodía y las segundas por la noche acompañadas de un buen café o un rico chocolate caliente. De las dulces las más pedidas son las de Nutella, chocolate, avellanas y dulce de leche. Las Confitures, rellenas con mermelada, también gozan de gran aceptación, ellos mismos preparan el relleno con moras, fresas y duraznos, al momento de servirlas les dejan caer una lluvia de azúcar glass. Un Dos Crepes es su servicio a domicilio disponible en Caracas y Ciudad de Panamá.

@cafenoisettecaracas / @un.dos.crepes

Venezuela: Bienmesabe y Quesillízate

No es uno sino son dos los postres criollos a destacar. La mesa escogida es la de Moreno Restaurante con su propuesta de cocina venezolana con platos dulces concebidos por el cocinero Fersen Izaguirre, formado en el Cega y pastelero autodidacta.

El Bienmesabe es considerado por el gastrónomo Miro Popic como el “más dulce de los dulces venezolanos”, y es el postre insignia de Moreno. De laboriosa elaboración y suave textura, está compuesto por 10 elementos. Su base, como en la receta original, parte de un ponqué embebido en Ron Santa Teresa, engrandecido con coco en distintas versiones: crema, merengue y nieve. Servido en un vaso de whisky, llega a la mesa cubierto por una teja, que al momento de ser degustado debe romperse, coronada por un coquito como esos que todavía venden en las carreteras de esta Venezuela nuestra.

dulces-ale-bmesaebs

Inspirado en un postre de Massimo Botura y exitoso desde su lanzamiento, el Quesillízate es una versión muy particular de otro de nuestros dulces emblemáticos, en la que se juega con las texturas y la presentación: a la mesa llega una barquilla invertida posada sobre una bola de helado de quesillo, servida en una base también de quesillo acompañada con chocolate, granola y una gelatina de jugo y concha de limón. El infaltable caramelo le da un toque ahumado que marca la diferencia.

dulces-ale-quesillizate

@morenocaracas