Hermanos Moya: las mejores arepas en Margarita

La carretera 31 de julio es una larga vía sembrada de árboles centenarios. Una de las playas a la que conduce es a la famosa Playa El Agua y ahora la celebrada y juvenil Playa Parguito. La carretera de por sí es un factor económico de esa parte de la isla. Hay negocios de todo tipo, automercados, ventas de artesanías, de legumbres, frutas y negocios de comida. Uno de ellos es Arepas Hermanos Moya

Nunca he sido arepólogo, a veces siento desgano por esas crónicas de viaje que insisten mucho en arepas y empanadas pero en el caso de este establecimiento que honra los preparados con los ingredientes locales, hay que visitarlo como quien se detiene para ser testigo de una muy poco común revelación gustativa.

Los filósofos orientales dan al hecho de la copa la importancia de lo que es en sí: porque sirve para incluir un contenido. Pero también el receptor tiene una importancia definitivo. Es el caso de la arepa. Con la arepa nos sirve el ejemplo oriental: la importancia de la arepa es su relleno pero también lo es la arepa en sí por muchos elementos: el tipo de maíz, la textura de su masa, la delgadez o grosor de la misma, el grado de asamiento de la concha y de la masa, el modo de prepararla y lo que contendrá así como su dimensión.

El filósofo budista que pensó en la copa habría tenido inconvenientes de haber utilizado la arepa como ejemplo. Si en esa relación complementaria o suplementaria, entre arepa y relleno, invocamos la eventualidad de un proceso alquímico donde en lugar de oro se produzcan los mejores sabores, tenemos entonces como resultado el probablemente mejor comedero de arepas del país: Hermanos Moya en Margarita.

El negocio es familiar, comenzó en Conejeros y ahora está en El Salado en la carretera que conduce a Playa El Agua. La virtud del establecimiento es su especialidad: se preparan arepas, pero sólo arepas. No hay empanadas ni cachapas o cualquier otro platillo concomitante. Usted podrá pedir café y jugos y también el picante de la casa que se hace con mangos.

Pero a Hermanos Moya se va a comer arepas y ello hace que sean auténticas y únicas. ¿Cómo ha de ser la fenomenología de una arepa para considerarla suprema? Que la concha, la masa y lo que trae dentro estén en una armonía equilibrada. La concha es delgada, perfectamente crujiente y la masa es un cómodo domicilio gustativo para alojar a sus sabores invitados. Y es aquí donde Moya no se convierte en un punto para complacer el gusto adocenado de los bañistas de Playa El Agua o Parguito que pasan por allí. Su autenticidad lo señala como un destino gastronómico de gran originalidad.

Los contenidos de las arepas son de la localidad, también son importados y magníficamente preparados con la alianza de la gastronomía margariteña. Tengamos en cuenta que se pueden ordenar arepas de un solo relleno, digamos una clásica de carne mechada, o de chucho, o de raya, pero también se pueden concertar maridajes como la arepa de chicharrón con queso telita (una prueba irrefutable de la existencia de Dios), o la de pecorino, raya y tomate margariteño, entre muchas combinaciones. Los Moya tienen muy en cuenta que parte de su éxito, en términos de los sabores son los elementos autóctonos de la isla. Lo digo bajo fe de juramento: no he probado mejores arepas en mi vida.

Una de las virtudes que ha hecho del sitio lo que es, es su disciplina y espíritu de trabajo. Abren todos los días entre las seis de la mañana y las once y media de la mañana. La plaza aledaña al local ha sido rescata por los Hermanos y es sinónimo de limpieza, agrado y respeto por lo ecológico. No aceptan sino efectivo. La primera vez que fui no tenía billetes conmigo y les dije que iría a un cajero. Me dijeron que no: que comiera y pagara luego. La simpatía y la amabilidad de sus dueños, porque aquí sí se cumple aquello de atendido por sus propios dueños, son sobre todo la cortesía y el emprendimiento de la familia Moya y sus empleados. Acérquese al sitio, pregunte por Oscar Moya y se dará cuenta de que el mundo a partir de ese momento puede ser explicado gozosamente a través de una arepa.

COORDENADAS:
Arepas Hermanos Moya, Carretera 31 de julio, El Salado, Isla de Margarita.