¡Shaná Tová! El nuevo año judío se celebra con manzanas y miel

El nuevo año judío da inicio el 29 de septiembre hasta el 1 de octubre, la celebración la hacen con distintos rituales que hacen de está fecha muy especial.

El Rosh Hashaná se llama al nuevo año judío. Se celebra entre miel y manzanas. Este año se realiza entre el 29 de septiembre y el 1 de octubre. Empieza con la salida de la primera estrella del primer día de la festividad.

El nuevo año judío es, para sus fieles, la oportunidad de arrepentimiento, de encaminar nuevos comienzos y alabar a Dios.  Entre ellos se desean que tengan un año bueno y dulce, y para eso usan la frase Shaná Tová Humetuká.

Ese deseo también lo expresan a través del festín, en el que cada alimento tiene un significado. La miel simboliza esa dulzura esperada para el nuevo año.

El Shofar inicia la festividad, y es un instrumento que también se toca en la mañana de esos dos días, para asemejar el llanto de Dios por los seres humanos que se alejan de su camino. Es un cuerno de carnero, que hace memoria a Abraham que sacrificó a este animal, en vez de a su hijo Isaac como se lo había pedido primero Dios como una prueba.

Para celebrar se ingieren distintos tipos de alimentos y cada uno tiene un significado.

Manzana con miel. Un año nuevo dulce.

manzana

Cabeza de pescado. Para ser como la cabeza y no como la cola.

pescado

Granada. Para que los méritos sean numerosos como las semillas de la granada. Hay otra teoría que dice que es por los 613 mandamientos del Torá.

valeria_aksakova / Freepik

Ajoporro, remolacha y dátiles. Para alejar el mal.

Calabaza. Para eliminar los malos decretos.

También se consume el Jalá, es un pan trenzado típico de los judíos.

Como tradición, se regalan, entre ellos, tarritos de miel y/o manzanas.

Fuentes.

Infobae

Recetas judías